Gracias a ZERO Produccions tuvimos la oportunidad de ver rock de calidad en grandes recintos con la visita del incansable Rosendo en Tarragona, que iniciaba los últimos conciertos de su última gira “Mentira me parece”, con la que llevaba ya 2 años, y como decimos era los últimos conciertos además de las fechas en Sevilla, Barcelona, Galdakao (Bizkaia) y Madrid. Así, a pesar de que su último disco, “Vergüenza Torera”, date del 2013, lo cierto es que este hombre sigue siendo rentable allá por donde pasa y lo demuestra el hecho de atreverse con una plaza de toros en una modesta capital que dista mucho de la potencial cifra de público que puede albergar Barcelona o Madrid.

Texto: Vicente Ramírez/ Marcel·lí Dreamevil
Fotos: Susana Manzanares

De teloneros no vamos a comentar nada puesto que cuando uno no presencia el show poca cosa puede comentarse. Mencionar el subidón que supongo le supuso a DESBANDADA, banda local del Vendrell, que con un solo disco en el mercado, pudo disfrutar de la ocasión de tocar ante tanto público y calentar motores para Rosendo. Por otra parte, es de suponer que la banda de tributo a Leño, MANERAS DE VIVIR, debió alucinar lo suyo al tener la posibilidad de telonear a su gran ROSENDO y aunque, a priori, podría resultar algo raro eso de poner a una banda de tributo antes de ROSENDO, una vez pudimos ver el actual set list del madrileño, notamos que tocando solamente dos temas de Leño seguramente no pasara eso de “pisarse” repertorios.

cronica-rosendo-tarragona2cronica-rosendo-tarragona3

Retomando, ahora si, la crónica de este concierto de Rosendo Mercado, cabe señalar que su austeridad sigue estando presente y es por ello que no hay que esperar grandes sorpresas en este directo (más bien ninguna). Si bien es cierto que el año pasado montó un gran concierto en la plaza de Las Ventas de Madrid, agotando 17.000 entradas y ofreciendo al respetable un show con un indudable esfuerzo técnico, sonoro, visual y repleto de colaboraciones como Fito, El Drogas, Kutxi Romero, Miguel Ríos o Luz Casal y rematando la jugada con un doble CD con DVD incluído titulado “Directo en Las Ventas 27-09-14”, no menos cierto es que, operaciones discográficas al margen, por lo demás un concierto de Rosendo es, fundamentalmente, igual que siempre. Rosendo llena él solo el escenario, ha sido capaz de crear su propio personaje de roquero humilde y cercano y, siempre acompañado de dos músicos más, dando así continuidad al formato de trío que en su día tuvo con Leño, mantiene una estética clásica, sobria en la que, sencillamente, brilla el rock and roll con luz propia. Así, con su mítica Fender Stratocaster colgada de los hombros y acompañado por Mariano Montero Arce a la batería (miembro de la banda desde 1996) y, como no, por su casi eterno bajista, Rafa J. Vegas, que recordemos comenzó a colaborar con el de Carabanchel por aquel 1987, a la tierna edad de 21 años, para publicar el tercer lanzamiento de Rosendo, “A las lombrices”, el tío con más narices del rock nacional salió a escena para arrancar con el tema “Mala vida” de aquel “Deja que les diga que no” (1991).

Tras un telón negro, con un juego de luces básico, el bueno de Montero situado con su kit de batería en un lateral del escenario y con Rafa caminando incansablemente de un lado al otro del escenario para ocuparse de contactar de manera algo más “personalizada” con el público, Mercado fue llevando a cabo lo que viene siendo su repertorio habitual que se basa, fundamentalmente, en una primera parte del show algo más contenida, con temas más estáticos, para ir dando rienda suelta a su colección de clásicos a partir de la segunda parte del referido set. No queriendo desmerecer los temas de esa primera parte, entre los cuales destacan buenos singles como puedan ser “Date por disimulao”, de aquel “El Endémico Embustero Y El Incauto Pertinaz” (2007) o “Muela la muela”, a saber, uno de los dos temas que tocó de su último “Vergüenza torera” (2013). Creo que es inevitable valorar que fue a partir del tema “El Tren” cuando el show empezó a levantar el vuelo. Un tema, por cierto, extraído del primer disco de Leño del año 1979 y que, para los curiosos, gustaran saber que lo compuso conjuntamente con José Carlos Molina, es decir, el cantante de Ñu, banda de la cual Rosendo formó parte en el período 1974 – 1978. Un tema, además, que supuso el 50% del recuerdo que hoy en día Rosendo ofrece para Leño junto al inevitable “Maneras de Vivir” de aquel “En Directo” de 1981. Cabe comentar, que Rosendo tuvo un momento de recuerdo para el gran Tony Urbano, fallecido en Agosto del año pasado. Y no podía ser de otra manera, estando en la ciudad natal del que fuera bajista de Leño. Por lo demás, olvídense ustedes de ver interpretar más temas de Leño. Rosendo tiene discografía de sobras como para ir viviendo de rentas. Un aplauso por ello y por la longeva y aparentemente inacabable carrera de este humilde músico que en su día tuvo la valentía de cerrar la etapa de Leño para apostar por sí mismo y que hoy en día ya está pensando en tomarse un año sabático para poder encerrarse a componer un nuevo disco que, como siempre, espera que sea el mejor de su carrera.

rosendo1rosendo2rosendo3

Como apuntaba antes, con la llegada de “El Tren” a las tablas de este tosco escenario tarraconense, los miles de fans multigeneracionales allí presentes empezaron a despertar de una especie de letargo que supongo venía determinado por la moderada selección de temas que hasta entonces iban cayendo. Con “Vergüenza Torera”, single de presentación de su más reciente disco, la cosa levantó el vuelo y aprovecho estas líneas para aplaudir el especial mérito que supone conseguir un single tan pegadizo como este después de más de cuarenta años metido en esto de la composición musical. Del mismo modo, el cañero “Sufrido” del disco “Veo veo mamoneo” (2002) ayudó y mucho a subir la temperatura del recinto, con un público ya dueño de los saltos y las manos en alto ayudando a la ovación que pide la letra de “El ganador”, de su segundo disco “Fuera de lugar” (1986).

Con un sonido excelente y una pureza absoluta en la ejecución técnica llevada a cabo por este trío de músicos, Rosendo y los suyos consideraron llegado ya el momento del regalo final con la mítica “Flojos de Pantalón” del disco “Jugar al gua” (1988), posiblemente uno de los temas con el registro más alto del cantante y que sirvió para demostrar que Rosendo, a sus 61 años, mantiene intacta su capacidad vocal. Le siguieron “Pan de Higo” y “Agradecido”, ambos de su debut en solitario “Loco por incordiar” (1985) para hacer ese amago de despedida que continuaría con un bis compuesto por “…Y dale!”, del referido debut para culminar con el segundo guiño a Leño de la noche, es decir, la eterna “Maneras de Vivir”, coreada por un público ya entregado al completo y cerrando la sesión con uno de los temas más agresivos de su carrera, a saber, “Navegando” de su segundo trabajo “Fuera de Lugar” (1986).

cronica-rosendo-tarragona4cronica-rosendo-tarragona5

En una reciente entrevista Rosendo explicaba que cuando le propusieron un concierto en Las Ventas para septiembre de 2014 él mismo no lo tenía claro ante la posibilidad de fracaso ya que él está acostumbrado a tener audiencias de unas 3.000 personas y no 17.000 como las que consiguió en el referido evento. Por tanto, y a tenor de lo que se congregó en el Tarraco Arena solamente me queda felicitar al gran Rosendo por ser capaz de mantener ese poder de convocatoria después de tantos años de carrera y, por la parte que le toca al público, felicitar también que en los tiempos que corren aún haya tanta gente dispuesta a hacer un esfuerzo económico a cambio de disfrutar de una buena noche de rock and roll. Tomen nota señores gobernantes que en la que fue capital romana todavía quedan gentes sedientas de un género musical y cultural que, con un poquito de cariño, podemos seguir manteniendo perfectamente vivo. Y SI DUELE QUE DUELA, ¡VIVA LA REVOLUCIÓN!

Texto: Vicente Ramírez/ Marcel·lí Dreamevil
Fotos ( directo Rock Fest BCN’15): Susana Manzanares

rosendo4Set list:

Mala vida
Atajo de cobayas
¿De qué vas?
Quincalla, o no!
Corazón
Date por disimulao
Cuando
Amaina tempestad
Muela la muela
Menú de la cuneta
El tren (Leño)
Hasta de perfil
Vergüenza torera
Por meter entre mis cosas la nariz
Sufrido
El ganador
Masculino singular
Flojos de pantalón
Pan de higo
Agradecido
Bis:
Y Dale!
Maneras de vivir (Leño)
Navegando