smoon Estamos ante un trabajo de una textura muy madura, de la mano de dos músicos, el cantante y productor Larry King , y el teclista John Blasucci. Se trata de una mezcla entre AOR/Westcoast con las demás raíces de estos dos fenómenos, como el Jazz, Blues, Pop, etc. Aunque Larry King comenzó a finales de los 80´s haciendo Glam Rock, su paso por el mundo de las orquestas a finales de los 90´s ha producido un giro en su concepción de la música, estamos realmente ante un músico acostumbrado a hacer composiciones para un público más selecto y que, bajo mi opinión, está ajeno a lo que exige el mercado actual del AOR. Quizá porque se lo pueda permitir o por un designio propio, este trabajo está muy lejos de todo lo que se está destilando en el género melódico.
Casto Mschenker
Nota:6/10  

Presentar a John Blasucci, es casi una ofensa, es de los mejores teclistas del mundo, solo que su nombre, está más valorado entre los estudios de grabación que en los grandes focos, su trayectoria es bastante densa: Josh Groban, Richard Marx, Jennifer Hudson, the London Symphony Orchestra, New York Philharmonic, Soleil Moon, Larry Carlton, Michael Thompson Band, Lenny Kravitz, Michael Bolton, Taio Cruz, etc. Los miembros permanentes son ellos, desde su fundación en 1999, y van incorporando invitados como hicieron a mediados de los 90´s cuando la banda era un proyecto, con gente de la talla de Michael Thompson, Peter Hennes y Tim Morey a las guitarras , Richard Patterson y Mark Beringer al bajo, y el gran batería y percusionista Lenny Castro conocido por sus colaboraciones con TOTO. Por este proyecto, ha pasado gente como Kenny Aronoff de Lynyrd Skynyrd o Todd Sucherman de Styx, hasta músicos de Jazz como Paul Jackson Junior.

Estamos ante su tercer álbum oficial, tras Worlds Apart (2000) y On The Way to Everything (2011). Y como apuntábamos, se trata de un disco que hay que escuchar sin efusividad, está completamente ajeno a lo que está marcando el mercado actual de AOR, son músicos que, no les afecta los designios del mercado. Es Westcoast puro, con matices orquestales muy trabajados. "History Repeats its pages" es, de hecho, además del tema de inicio es también uno de los singles, las primeras notas son las teclas de Blasucci que junto a la voz de King serán los protagonistas omnipresentes, ganan mucho en la segunda escucha, es música con mayúsculas, reconozco que mi decepción inicial se disipa cuando aprecio los registros de la voz, en el punto más dramático del corte, y los compases son de pura orquesta. Aquellos que además de gustarnos la música, hemos estado muchas horas en una sala de conciertos, viendo ensayos, conociendo músicos, y sobre todo, hemos ido a conciertos de estilos ajenos al nuestro, escuchado Orquestas Filarmónicas…al oir esto, nos alegramos profundamente, porque este tipo de discos son los que demuestran que en la cultura Rock tiene cabida todo, y precisamente todo lo mejor.

"Love the Way You Love" abre con una acústica y un tema muy íntimo, es una lección, una clase magistral a aquellos artistas de piscifactoria. Y de paso, le da una lección a todos esos rockeros que, de repente quieren conquistar a las quinceañeras de ahora, porque realmente se puede hacer un tema comercial, melódico y auténtico. Éste lo es, y King, siempre gana en las segundas voces, cuando llega a los Chorus, su voz está completamente desmarcada de los prejuicios. "On the way of Everyrinth" retoma un cariz más animado, en los compases de piano y voz, sugiere a que el mismísimo Robbie Williams se preocupase un poco, en escuchar cosas así, repito el razonamiento de antes, incluso gente como ex Take That, son músicos que pasan por otros derroteros. "Blackbird" le vuelve a dar el protagonismo a la guitarra acústica, a las letras íntimas, tiene un aire muy Texano, muy Yankee con esa harmónica acompañando a la acústica y las notas de la voz de King.

"Goodnight Irene" es una forma de enseñar el tamaño de pie que calza, el teclista de este grupo, a mí me llega al alma nada más abrir el comienzo de este tema, y el sentimiento de King. He podido asistir, a conciertos de piano en teatros, y he tenido a un pianista tocando en mi casa y, nada más escuchar este tema, he podido sentir lo mismo, si está lluviendo y tienes una ventana a tu lado, es el tema más adecuado. Cuidado, si os coge demasiado sensibles. Es de una factura muy esquisita.

Consiguen romper sensaciones, con "Freedom", porque tras un corte de piano y melancolía, nos llevan a otras sendas, quizás uno de los temas más AOR y menos Wescoast. Las partes de guitarras, y coros, insisto, son AOR sin paliativos. "Burn" es un tema instrumental de 2 minutos, con unas percusiones muy atmósfericas que dan paso a unos riffs de guitarra muy cañeros, sorprendente este inciso en el álbum que, hasta el momento, es realmente relajado, demostrando que los cortes pueden llegar a hacer un guiño al rock progresivo más propio de Dream Theater, si no os digo que estamos con Soleil Moon, el final de este corte, es John Petrucci y Jordan Rudess. Y es que, parece que a partir, de aquí comienza otro disco porque los matices de "Down" son más oscuros, y más progresivos, no es de extrañar ya que King por su dilatada experiencia en Orquestas ha experimentado con el Rock sinfónico y el Jazz Fusion. Realmente, tras el ecuador establecido en "Burn", estamos ante un disco diferente aunque "Colorado" recupera el Westcoast, desde un prisma más pausado y, sin embargo "Move On" es, de nuevo, un tema que combina matices experimentales entre el Jazz Fusion y el AOR que, es más o menos, el catalizador de todo el disco.

El resumen de lo que podemos encontrar en este cajón desastre de tendencias es el último tema "Here I am". Es menester, comentar las 3 bonus track de esta edición, "Ohio" cumple la misma estructura de "Goodnight Irene" aunque no tan épica, es más sosegada. "Calling on the world" se centra más en el juego de voces, entre King y sus coristas, es pura orquesta, y en fin y a la postre, es una de las demarcaciones que más presta atención Larry King a lo largo de todo este trabajo y así lo deja claro con el corte que cierra el álbum "I´d Die for You" con una orquesta practicando la intro del tema para dejar paso al intimista cantante y productor. Los estribillos son una pasada, recuerda a los mejores momentos de Meat Loaf y Survivor, porque mezcla el mejor AOR con la orquesta, es la fórmula ganadora que se repite hasta la saciedad, en este caso, sobresaliente. Una manera de acabar dejando, una sensación muy buena aunque para mi apreación, bastante irregular.

Casto Mschenker

Temas:

01. History Repeats It’s Pages
02. Love the Way You Love
03. On the Way To Everything
04. Blackbird
05. Goodnight Irene
06. Freedom
07. Burn
08. Down
09. Colorado
10. Move On
11. Here I Am
12. Ohio
13. Calling on the World
14. I’d Die For You

[youtube]http://youtu.be/RovZiCPRLKo[/youtube]