Editor's Rating

8.5

Mucho tiempo ha pasado para poder disfrutar de las nuevas composiciones de los hard roqueros madrileños Terminal 6 y es que desde aquel lejano “Súbete”, con el interludio del EP “Buscando otro camino”, nada habíamos oído de la banda. En estas fechas ponen en circulación su tercer larga duración “Un nuevo sol”, un gran trabajo que respira ese aire hard rock clásico que tan bien se ha realizado en este país.

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

Como afirmamos, el último plástico de la banda se trataba de un EP que llevaba por nombre “Buscando otro camino”, título que, a modo de metáfora, mostraba las intenciones de la banda ya que servía para presentar a su nuevo cantante. Pues bien, “Un nuevo sol” no quería ser menos y, amén del título del disco, nos anticipa un nuevo amanecer de la banda con la incorporación del cantante Sito Ábalos a los mandos de la nave, así como la remodelación de la mitad de la base rítmica con Carlos Sánchez Moreno al bajo. El grupo se completa con los veteranos Álvaro de Prado a la guitarra rítmica, David Martín a la guitarra solista y Ernest de Prado a la batería.

El cd ha sido producido al alimón por Ángel muñoz y la propia banda, siendo grabado, mezclado y masterizado en Anhell Studios de Madrid, el sonido obtenido es impecable, fresco, claro y potente. Perfecto. El trabajo tiene multitud de colaboraciones que le dan un aire ecléctico al disco, destacaría la intervención del anterior cantante de la banda, Frank Menotti, que nos permite intuir que la salida de este de la banda no ha sido traumática sino al contrario. El art work ha sido elaborado por el prolijo Fernando Nanderas, lo que es sinónimo de calidad. Vamos al ataque.

Arrancamos con la bonita intro “Introspectiva” en la que tiran del bueno de José Bartra (Goliath, Ñu, Júpiter) para darle un aire entre melancólico y moderno que mola un huevo. Sin concesiones estalla en nuestros oídos “Fanatismo”. Un tema rápido, ágil y cañero, directo al mentón. La puesta en escena de Sito no puede ser más esperanzadora, está fenomenal. Se completa con un pegadizo estribillo y un interludio de punteos de guitarra de lujo. ¡Así se empieza, qué coño!

Ansía de poder” entra de escándalo. Una canción musicalmente elegante, veloz, con continuos cambios de ritmo y estrofas muy pegadizas, todo ello aderezado de una irónica letra socialmente comprometida. Un clásico. Billy” nos acredita ese eclecticismo adquirido por la banda añadiendo al estilo propio ciertos toques de rock sureño que, ni que decir tiene, le quedan fenomenal a un tema que nos cuenta (muy ilustrativa la letra, por cierto) la historia de Billy el Niño, su banda, y otros personajes como Pat Garrett. A mí ya me tenéis entregado, la verdad. A sus pies. “Regálame esta noche” es un bonito medio tiempo de puro hard rock en la onda de los jefes Beethoven R.

Arde” es el abecé el estilo. Melancolía, pausa, velocidad, belleza, elegancia y, sobre todo, actitud, mucha actitud. Temazo redondo que queda todavía más chulo con la ayuda de Chimo (Sinestress) a la voz. “Sarajevo” es otra de las curradas de la banda y es que, desde el primer segundo, se aprecia el cariño y el trabajo con el que ha sido elaborado, contando, además, con un maestro de ceremonias de lujo como es el periodista Boban Minic. Se trata de un tema ecléctico, de apreciable complejidad y un regusto funky bastante original. Una canción brillante, sin ningún género de dudas, en mi humilde opinión, la mejor del disco.

Ángel blanco” es una balada cuasi pop que pone la pausa en el disco. Recuperamos las sensaciones con “Sueños”; apretando las clavijas desde el segundo uno se desarrolla un tema agresivo a medio tiempo que te va absorbiendo sin remisión. Ojo al estribillo que es épico. Llega el turno de la canción que da título al disco, es decir, “Un nuevo sol”. Se trata de un tema de aura macarra, con mucha actitud. Es un tema de mayor minutaje y con multitud de variables y variantes a lo largo y ancho del mismo, una de esas geniales odas al rock que tanto nos flipan… o por lo menos a mí sí.

Vamos llegando al final con “Corrupción in Spain”; obsta decir la temática de la canción. Me ha gustado el toque garajero y psychobilly del riff inicial y la diversidad de estilos que han introducido, es el tema más raruno, si se me permite el término, de la obra. Pone punto y final al plástico “El rey de la ría” en el que la banda recupera su esencia y donde echa -más que- una mano Fernando Ponce de León (Amigoz). Nos encontramos con un genial medio tiempo en el que se mimetizan la propia banda con los elementos folclóricos que aporta el bueno de Fernando. De nuevo destaca el fenomenal estribillo, muy buenos en todas las canciones del disco. Un lujazo para cerrar el disco. Cojonudo.

Nueva vuelta de tuerca en Terminal 6 y solo podemos decir una palabra, mejor, bueno, dos palabras, mucho mejor. Muy buen trabajo de los madrileños Terminal 6 que esperemos que mantengan la estabilidad necesaria para dar continuidad a este proyecto que, sin duda, parece el ganador. Muchas gracias y enhorabuena.

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

TEMAS:

Introspectiva (Intro).
Fanatismo.
Ansia de poder.
Billy.
Regálame esta noche.
Arde.
Sarajevo.
Ángel blanco.
Sueños.
Un nuevo sol.
Corrupción in Spain.
El rey de la ría.

Comparte esto: