The Aristocrats: The Aristocrats // BOING! Music Uno de los guitarristas más en forma y de mayor calidad de la actualidad, Guthrie Govan (Asia), se ha unido al batería Marco Minneman (Mike Keneally) y al bajista Bryan Beller (Steve Vai) para formar un supergrupo donde la guitarra y la libertad de estilos, es la base fundamental en el que puede sonar, rock, jazz, gipsy, blues, fusión con la maestría del señor Govan.
Belch
Nota:9/10  

Tras grabar el excelso trabajo “Erotic Cakes”, con el que más de uno decidimos dejar la guitarra y dedicarnos a otra cosa por la insultante calidad del mismo, Govan ha estado en el más alto escalafón de la guitarra por su calidad, su gran toque, su conocimiento del instrumento y de los estilos, siempre desde un punto de vista simpático, realizando clinics y mostrando sus conocimientos de manera abierta. Junto al señor Bonamassa es probablemente el guitarrista más en forma de la actualidad.

Pese a todo, no ha tenido el reconocimiento del público en general, no solo del público más especializado. Con esta unión con Minnemann intuyo pretendan ganar esta popularidad. El “desconocido” de la banda es el señor Beller, y lo pongo entre comillas porque ha trabajado con el señor Steve Vai y demuestra una calidad y una sobriedad fuera de lo común y es que no es fácil llenar tanto en un power trío, donde la guitarra está un 90% del tiempo haciendo solos y melodías imposibles. El disco suena con fuerza y mucha culpa la tiene Beller.

El disco en sí es una auténtica pasada de principio a fin, muy orientado a músicos pero que también es altamente disfrutable por el público en general. De hecho, el gran plato fuerte es la gran calidad de las melodías, que hace que el disco sea muy escuchable y muy apetecible para todos pese a tener aires progresivos y enredos armónicos constantes. En comparación con el Erotic Cakes, quizás el nivel guitarrístico se reduce (dentro del nivel estratosférico del señor Govan) para crecer el nivel de la canción como conjunto. Quizás a los seguidores del guitarrista inglés les haya sonado menos fresco y espectacular, pero la apuesta como producto global es inmejorable.

Los más guitarreros recelarán del disco, porque Govan reduce, en cierto modo, la cantidad de solos ultrasónicos. Esto ya es cuestión de gustos, pero no me parece una apuesta para nada decepcionante, todo lo contrario.

El disco abre con “Boing!… I’m in the Black” nombre curioso para un tema que versa en torno a una melodía simpaticona y que la rodea, altera, y mejora desde diferentes estilos, empezando por sonido sesentero, hasta rock cañero o sonidos más “guitar-hero” ochenteno o con cortes y contratiempos muy progresivos e incluso agresivos y exageradamente rudos.

“Sweaty Knockers”, sin embargo, es un corte más habitual en su riffs de los guitar-heros y es un tema que a más de uno le recordará a la etapa actual de Andy Timmons. De hecho, el sonido de la guitarra del inglés ha cambiado desde el Erotic Cakes y cada vez se parece más a la del exguitarrista de Danger Danger. Tema largo y bastante emocional donde Govan saca su feeling y donde se olvida del jazz casi por completo.

“Bad Asteroid” saca la vena más fusionera, con una batería de aires swing, con guitarra muy Satriani por momentos y otro riffs de estos que se adhieren a la mente. Destacan el tapping tan estratosférico que mete como si nada a modo de melodía. Es escandaloso este tipo y la calidad que tiene.

Los siguientes tres cortes son los más progresivos, entendiendo progresivos desde el punto de vista de Pink Floyd. Temas largos, enrevesados, con cambios constantes y que pasan por todos los palos. Introducen al oyente en un letargo y una tranquilidad, solo alterada por momentos de locura de Minnemann con la batería, especialmente en el tema Get It Like That. Bizarro es que escuches un tema jazz y al cabo de 6 minutos te plante guitarras metaleras y te obligue a mover la cabeza al ritmo y Minnemann aporreando al boble bombo como si se tratase de un grupo de Death Metal.

Furtive Jack lleva un toque de swing/funk/ska muy divertido y vacilón con un govan sacando una melodía muy divertida con aires casi mafiosos con aires incluso de tango, si se me permite.
I Want a Parrot es quizás lo más semejante que hay en este disco al Erotic Cakes, muy guitarrero, con riffs muy técnicos y con una compenetración guitarra/batería aplastante y muy complicada.

See You Next Thuesday es la ida de olla por excelencia donde todos sacan su arsenal, pasando por diferentes estilos sin un orden claro y establecido. Una locura sonora de 4 minutos y medio que encima suena bien. Al principio suena muy extraño y no entra, porque no tenemos una melodía o una frase definitiva, amén de un riff metalero y poco más. Pero luego tiene su aquel este tema, por su eclecticismo y la sorpresa continua.

“Blues Fuckers” es la única referencia a los sonidos blues y country de todo el disco. Se echa de menos una telecaster en vez de su suhr ya que la canción rememora a los telecasteros de country y swing de los años 60.Para finalizar tenemos Flatlands que baja la intensidad en un medio tiempo con guitarra limpia realmente emocional y espectacular. Aquí los experimentos pasan a un segundo plano, y vuelve a destacar la expresividad. Muchos guiños a Hendrix o Steve Ray Vaughan. Canción llena de clase y toque, de uno de los maestros sobre los maestros.

En fin, para mí discazo de principio a fin. De obligada escucha para los guitarreros, pero no solo para ellos, sino para el público en general. Cada canción tiene su aquel, y, pese a ser largo, no aburre para nada. En breve espacio de tiempo estarán por España y muchos nos comemos las uñas para poder disfrutar de esta superbanda. Si te gusta la música sin ataduras, sin etiquetas, este es tu disco y esta es tu gira.

Belch

Temas:

1. Boing!… I’m In The Back
2. Sweaty Knockers
3. Bad Asteroid
4. Get It Like That
5. Furtive Jack
6. I Want A Parrot
7. See You Next Tuesday
8. Blues Fuckers
9. Flatlands

http://the-aristocrats-band.com/
http://twitter.com/#!/acratsband
https://www.facebook.com/aristocratsband
https://www.youtube.com/aristocratsbandboing