7.0
Score

El proyecto del que fuera el guitarrista principal de Stratovarius, además de estar claramente consolidado después de esta cuarta entrega, es uno de los más interesantes que podemos encontrar dentro del power metal sinfónico. Tal y como nos tiene acostumbrados, para esta ocasión ha contado también con un buen elenco de cantantes invitados que se suman a los excelentes músicos con los que ha trabajado.

Sara J. Trigueros

A una nómina de vocalistas que va desde James LaBrie (Dream Theater) hasta Fabio Lione (Angra, Rhapsody), y que representa lo más granado del género, se suman las guitarras de Federico Maraucci y Aldo Lonobile (a este último le debemos también parte de la producción y la composición de algunos temas), los teclados de Antonio Agate, el bajo de Andrea Arcangeli y las baquetas de Marco Lazzarini. Un plantel nada desdeñable con el que volveremos durante algunos instantes a la época dorada de un estilo musical que, si bien no siempre ha estado en su mejor forma, está lejos de haber entrado en decadencia.

El disco se abre con una declaración de intenciones y una descarga de adrenalina apuntalada por las voces del youtuber Pellek, que muestra un registro vocal amplio y con gran facilidad para moverse en sus extremos. Para rebajar un poco el subidón están los dos temas siguientes, «I Just Collapse» y «Memories», dos medios tiempos cantados por Caterina Nix (Chaos Magic) junto a Brittney Slayes (Unleash the Archers) en el último de ellos. Aquí predominarán los elementos atmosféricos y alguna sección instrumental para lucimiento de Tolkki.

Timo Tolkki’s Avalon – Master of Hell

Con «Master of Hell» volvemos a pisar un terreno más cercano a las expectativas con las que nos acercamos a este álbum. Lo más destacable son los pegadizos estribillos en los que Raphael Mendes (Icon of Sin) se nos introducirá en el hipocampo para no salir de nuestra cabeza en bastante tiempo. Y más o menos lo mismo puede decirse del papel de James LaBrie en «Beautiful Lie», corte dinámico y pegadizo a partes iguales. Con un carácter marcadamente melódico encontramos también «Truth», un corte que gana fuerza con las sucesivas escuchas.

Hacia la mitad del álbum se produce, de nuevo, un leve descanso en el tempo con la balada «Another Day». Se trata de uno de los momentos más intensos, con una más que correcta Marina La Torraca (Phantom Elite) a las voces y un solo estremecedor. No obstante, la calma dura lo justo para dar paso a «Beauty and War», donde Raphael Mendes vuelve a lucirse, especialmente en el estribillo, si bien aquí la instrumentación del tema es algo más floja que en otros momentos power metaleros, aunque para compensar estará «Dreaming», con un sobradísimo y épico Fabio Lione y unos pasajes sinfónicos muy inspirados.

Timo Tolkki’s Avalon – The Fire and the Sinner

La balada de la recta final es «The Fire and the Sinner», cantada entre Jake E. (Amaranthe) y, de nuevo, Brittney Slayes. Aunque los mejores momentos de este trabajo están en las partes más rápidas, aquí encontramos grandes dosis de emoción que, sin destacar por su originalidad, cumplen a la perfección con la función de conmover al que está al otro lado escuchando.

Finalmente, «Time» y «Without Fear» vuelven a crear las mismas sensaciones que los primeros temas del disco, explorando las posibilidades del power y cerrando por todo lo alto un trabajo que, si bien no descubre nada nuevo, nos devuelve al pasado sin recrearse en la nostalgia.

Sara J. Trigueros

Temas:

1. The Enigma Birth
2. I Just Collapse
3. Memories
4. Master of Hell
5. Beautiful Lie
6. Truth
7. Another Day
8. Beauty and War
9. Dreaming
10. The Fire and the Sinner
11. Time
12. Without Fear