Trallery + Skeletal Remains + Angelus Apatrida – Domingo 20 de mayo, Razzmatazz 2, Barcelona

Después de un mayo intenso presentando su nuevo Cabaret de la Guillotine por toda Europa, llegaba el final de la gira de Angelus Apatrida, acompañados por dos grupazos como Skeletal Remains y Trallery. Sin embargo, el cartel era demasiado bonito, algo tenía que pasar, y nos tocó en Barcelona.

Texto y fotos: Quim Torres

Eran las 7 y poco de la tarde cuando esperábamos a que Razzmatazz 2 abriera sus puertas, cuando, en lugar de eso, se colocó un cartel en la puerta que nos daba la mala noticia de que Angelus Apatrida no iba a actuar esa noche por problemas médicos de Víctor Valera. Sin embargo, sí que lo harían Trallery y Skeletal Remains, y se ofreció la posibilidad de devolver la entrada, o bién, pese al bajón que provocó la noticia, disfrutar de estos dos grupos y guardarse la entrada para un próximo concierto de Angelus Apatrida en la ciudad.

Angelus_bcn_

La multitud en la puerta esperaba decepcionada, nos llegaba un comunicado de los de Albacete por las redes sociales explicando el suceso e incluso salieron a charlar con el público, con la humildad que tanto los caracteriza, y contaron que Víctor Valera había ingresado de urgencias, hacía escasas horas, en un hospital de Barcelona a consecuencia de un problema renal que tendrían que operar.

Aun así, la gran mayoría del público decidió guardarse la entrada y ver los dos conciertos que nos tenían preparados. Antes de que empezaran Trallery, subieron al escenario los hermanos Izquierdo, para dar explicaciones y agradecer a todos aquellos que se habían quedado, pero, sobre todo, para darle ánimos a Víctor, el nombre del cual el público empezó a aclamar, mientras Guillermo grababa un vídeo para él. Lo mejor de la charla, fue que animó muchísimo al público, que ya no estaba tan decaído y tenía ganas de disfrutar de los intensos thrashers mallorquines.

Trallery_bcn-04154 Trallery_bcn-04080 Trallery_bcn-04155 Trallery_bcn-DSC04104

Y así lo demostraron en nada más empezar, con el tema que titula su nuevo disco, Spiritless, pues allí teníamos el primero de los innumerables mosh de la noche. Trallery nos muestran un Thrash técnico e incluso progresivo en algunas partes, un estilo totalmente personal que no se queda, para nada, en lo típico.

Continuaron “Unknown Confusion” y “Evil Pride”, y entre canción y canción, se encargaban de transmitir muy buen rollo entre el público. En “White Shadow” me di cuenta de la bestia que es Humberto Pol encima del escenario, además de su frenética puesta en escena, es un gran cantante y, seguramente, uno de los mejores bajistas del panorama Thrasher nacional. El sonido de su bajo le da la contundencia que hace distintivo el sonido de esta banda, aunque, por desgracia, en esta ocasión no acabaron de sonar del todo perfectos.

Trallery_bcn-04063 Trallery_bcn-04088 Trallery_bcn-04150

Con un público muy entregado, continuaron regalándonos nuevas sensaciones con el temazo de “Scavenger Crow”. Pero la cosa llegó a uno de sus puntos más álgidos con una acelerada versión de “Creeping Death”, con la que los asistentes cantaron y movieron aún más sus cabezas.

Los mallorquines saludaron a algunas de las bandas de Thrash barcelonesas que había entre el público y se dispusieron a acabar su setlist con la única canción de su primer trabajo, “Collateral Damage”; un tema de corte más directo que hubiera ido muy bien para acabar, pero entonces se nos iluminaron los ojos al ver subir al escenario a Guillermo, Jose y David de Angelus junto a Juli y Busi de Crisix. Mientras se preparaban en silencio, yo y muchos de los asistentes, ya intuíamos lo que eso significaba: “Domination”.

Trallery_bcn-04095 Trallery_bcn-04143 Trallery_bcn-4112

Y así fue, empezó Sebastià de Trallery a hacer el ritmo de la mítica canción de Pantera y nos volvimos automáticamente locos. El desafortunado incidente de Víctor al menos nos regaló este momento de super-grupo, y a mi me trajo a la mente el recuerdo de la primera vez que vi a Angelus, en la Sala Zero de Tarragona en 2009, junto a Crisix (entonces todavía Crysys) y Aggression, un concierto en el que acabaron los tres grupos encima del escenario tocando esta misma versión. Desde entonces que Angelus Apatrida son mi grupo nacional preferido y lo seguirán siendo mientras conserven su intachable actitud, la que los hace tan grandes y tan cercanos a la vez.

Después de semejante espectáculo, era la hora de los californianos Skeletal Remains, que repartieron sin descanso su denso Thrash Death. Esta vez sí que los acompañó un mejor sonido, que hizo justicia a sus afiladas guitarras y a la gran potencia de la batería de Johnny Valles. Sin embargo, la voz del ex-guitarra de Fueled By Fire, Chris Monroy, sonaba algo forzada, pero quizás solo me preocupó a mí, que, como gran fan de Obituary, me encanta el rollo a lo John Tardy que tiene en el disco. Aunque también tengo que decir que -al contrario de lo que suele pasar- la voz me iba gustando más a medida que avanzaba el concierto.

SkeletalRemains_Bcn-04286 SkeletalRemains_Bcn-04275 SkeletalRemains_Bcn-04201

Lo de Skeletal Remains es pura tralla, uno de los conciertos más bestias a los que he asistido últimamente. De tanto en cuanto incorporan melodías decadentes y pesadas, que te producen diversas sensaciones mientras los ritmos te trituran el cerebro. No hay tiempo para descansar, ni demasiados contrastes, y eso hizo que el concierto se hiciera algo monótono. Pero en las últimas canciones, Humberto y Biel de Trallery y, luego, Guillermo y David de Angelus, se tiraron a surfear el público, haciendo, finalmente, una fiesta de un concierto que empezó con malas noticias.

Así pues, pese a todo, muchos quedamos contentos, habiendo disfrutado de dos buenas actuaciones y con el pensamiento de que, en muy poco tiempo, Angelus Apatrida iban a volver a pasar por aquí y, quien sabe, si con otros teloneros de esta calidad; así que desde aquí mandamos fuerzas a Víctor para que se recupere totalmente y nos pueda deleitar pronto con la apisonadora que tiene por batería.

SkeletalRemains_Bcn-04193 SkeletalRemains_Bcn-04159 SkeletalRemains_Bcn-04290

Texto y fotos: Quim Torres