Tremonti: All I was // Fret12 Tener dos bandas de fama mundial, con disco y gira cada poco tiempo y que además te de tiempo a progresar como músico como lo ha hecho el señor Mark Tremonti en los últimos años es digno de elogio. El salto cualitativo de este hombre está fuera de toda duda. Y no queda la cosa en su progreso como guitarrista, sino que ahora va un paso o dos más allá en su trayectoria y, aprovechando que Myles Kennedy está de gira con el señor Slash, saca un trabajo bajo su propio nombre, donde no solo se encarga de manera magistral de la guitarra, sino que se atreve a ponerse al frente de la banda, uniendo su labor como guitarrista como la de cantante.
Belch
Nota:9/10  

El resultado es un trabajo muy personal donde destaca por su capacidad compositiva dentro del metal, su imaginación para darle un toque interesante a sus melodías, ya sea con la voz o con la guitarra, lo que hace que las canciones se te graben en la memoria y sea de esos discos que te entran y no te sueltan en mucho tiempo., dándole infinitas escuchas.

No hay que engañarse, no es cantante, Tremonti no es Myles Kennedy, en algunos momentos se le ve forzado y habría que ver como afronta los directos (cosa que a un servidor le preocupa bastante porque es probable que se haya apoyado en las tecnologías en cierta medida y que en directo no hay, o no debería haber nada de eso) pero para el objetivo que busca con este trabajo no es ni necesario. Su voz no es un prodigio como digo, pero su timbre es lo suficientemente agradable, y las melodías están tan cuidadas para que le sean cómodas que no se echa de menos un cantante de mayor envergadura. De echo, este disco suena a él, suena a propio, a diferente. Y eso a pesar de que el sello de Alter Bridge y Creed es inconfundible allá por donde mires, pero consigue canalizar esas influencias de tal manera que no suene a refrito de sus bandas matriz.

La gran diferencia con sus bandas es la caña, la fuerza que tienen los temas. Si en Alter Bridge mezclan riffs matadores con estrofas más suaves, aquí la velocidad y las guitarras potentes no se pierden en casi ningún momento, cosa que los amantes del metal lo agradecerán enormemente. Pese a que una estrofa cualquiera tenga una melodía más o menos comercial, las guitarras te aplastan con riffs directos a la yugular. Para llegar a eso, cuenta con otro guitarrista (nada menos que Eric Friedman que también se encarga del bajo) como apoyo para sonar aún más compactos, cosa que le honra ya que no quiere hacer un disco donde demuestre que es el mejor con la guitarra, sino que intenta hacer música, hacer canciones, divertir a la gente.

Curiosamente, tanto que destaco los riffs matadores, pero una de las canciones que más me han llamado la atención ha sido “New Way Out” un medio tiempo con la guitarra limpia y Tremonti cantando emulando a su compañero y amigo de Creed, Scott Stapp, y un estribillo emocional con guitarras desgarradoras, que ganan en intensidad según pasa la canción para un último estribillo que incita a saltar en directo. El solo también es de destacar porque si normalmente realiza solos más técnicos, aquí le da un toque más blusero a la par que agresivo más que interesante.

Junto a este tema, destacaría, por decir algunos, “All I Was” con un riff bestial gracias a la presencia de la batería a cargo de Garrett Whitlock o” Doesn’t Matter”, el mejor y más adictivo estribillo en cuanto a metal que he escuchado últimamente, además de “You Wasted Your Time”, single del cual ha grabado disco y cuyo solo destaca por su complejidad y recursos diferentes de lo habitual, lo cual gustará a muchos amantes de la guitarra.

“Proo”f por su parte nos devuelve al mundo Creed con guitarras mucho menos distorsionadas, con rítmicas más melódica y un estribillo de guitarras oscuras marca de la casa de su banda de origen. “Wish You Well” es el trallazo por excelencia, tres minutos sin descanso ni oxígeno que hará que todos en directo suelten sus melenas.

Si “Proof” nos acerca a Creed, “The Things I’ve Seen” suena a Alter Bridge al 100%, con estrofas limpias y melódicas, donde las guitarras van ganando protagonismo con el paso del tema (al estilo del disco “Blackbird” de dicha banda) para acabar con un estribillo matador y coreable de cara al directo. En fin, no porque el resto no hayan sido destacadas son malas canciones, pero sí son las que más han sorprendido a un servidor, pero estoy convencido que a cualquier otro oyente le gustarán otras.

Dejo para lo último, lo que más me ha sorprendido, y es que este disco no decae en ningún momento, doce grandes temas donde no sobra ninguno y que termina curiosamente con un tema llamado “Decay”, con un estribillo y un rollo, que hace que el disco acabe en todo lo alto, y con ganas de mucho más. Es más, consigue que no sea capaz de distinguir el inicio del final del disco sin mirar al reproductor debido a que todos los temas mantienen un nivel muy alto y una línea muy homogénea.

En fin, un disco directo, cañero, con infinidad de grandes riffs y sobre todo divertido y muy adictivo, que engancha, te da energía positiva y de activa para el día a día. Este hombre es digno de alabar y, para muchos, entre los que me encuentro, Tremonti es la revolución del metal, el hombre más en forma de la actualidad. Esperemos que siga componiendo grandes temas y que no cese su imaginación de cara a futuros trabajos de Alter Bride, Creed y, por qué no, bajo su propia banda.

Belch

http://www.marktremonti.com/

Temas:

1. Leave It Alone
2. So You’re Afraid
3. Wish You Well
4. Brains
5. The Things I’ve Seen
6. You Waste Your Time
7. New Way Out
8. Giving Up
9. Proof
10. All I Was
11.
Doesn’t Matter
12. Decay

[youtube]http://youtu.be/NA9QXtZiGuU[/youtube]

[youtube]http://youtu.be/BVfbosghkTg[/youtube]