unbreathPrimer disco de la banda vasca Unbreath, comandada por Álex de Benito, que llega arrasando con su melodic death metal y con la voz femenina de Neska `Rdkore. Influencias del death sueco de los 90’, aunque también muchos ramalazos técnicos en uno de los álbumes más sorprendentes de este 2013.
Paris González
Nota: 8’5/10 

Cuando escucho “debut”, lo primero que hago es echarme a temblar, aún más viniendo de un grupo español y el miedo crece exponencialmente cuando hacen death metal melódico. Pienso en esos cientos de bandas que dan entre grima y vergüenza desde la primera nota que escuchas. Con esos complejos me presenté justo antes de entrar en materia con este “My faith against me”. Pero Unbreath saben cómo conquistar al oyente y les aseguro que si les dan una oportunidad, no les van a fallar.

La banda es un proyecto del exbatería de grupos como Vhäldemar o Waldheim, Álex de Benito, quien, en esta ocasión ha decidido tomar el mando de las composiciones y de la guitarra. Le acompañan Neska´Rdkore, cantante francesa con enormes parecidos a Angela Gossow (Arch Enemy), aunque con un registro vocal amplio y personal; al bajo, Siro Bayón, y en la batería, Javilo, miembro de Exquisite Pus, una de las bandas de brutal death metal más conocidas de nuestro país, junto a Wormed.

Quizás, la primera influencia que se hace notar en el grupo vasco es la de Arch Enemy por aquello de la vocalista femenina. Pero los influjos van mucho más allá, y es que Unbreath no se quedan varados en el canónico death metal melódico de los suecos, sino que encontramos ciertos toques técnicos que recuerdan a los Carcass del “Necroticism…”. Además, los recursos vocales de Neska son más amplios que los de Gossow, lo que permite mayor versatilidad a la banda. El uso de teclados en algunos temas les da cierto toque atmosférico.

Los teclados y la batería abren el disco con Reborn en una intro que sirve de entrante perfecto para Silent witness que llega sin respiro para el oyente. Tema directo y contundente en su riff principal pero mucho más calmado en su estribillo. La banda también empieza a mostrarnos los primeros elementos técnicos.

Con el tema que da título al disco, My faith against me, el grupo nos muestra su faceta más brutal y técnica. Con unos sorprendentes blastbeats comienza el corte aunque lo más llamativo es el “sólo”, que parece sacado de cualquier banda de death técnico como Obscura o Necrophagist.

También en esa tendencia “técnica” tenemos Price of lies que, pese a mostrarse más técnico en su inicio y en el “sólo”, tiene un estribillo exageradamente melódico, conformando un tema que ejemplifica perfectamente las dos caras que tiene el grupo. Del mismo estilo que este Price of lies parece The third eye, con otro pegadizo estribillo.

Más calmado en tempo parece Stolen emotions en la intro pero un cambio radical devuelve al oyente a la realida. El death melódico más clásico está presente en un buen número de temas como Beneath the truth, The end is near que suena muy parecido a los grandes del género de los 90’ como At the Gates o Hypocrisy, o We are disease.

En resumen, un debut espectacular y sobre todo sorprendente. Buen death melódico desde tierras vascas que hará las delicias de los amantes del género y que puede ser una buena opción para aquellos que todavía no lo conozcan y quieran tener una primera aproximación al estilo.

Paris González

Web: http://www.reverbnation.com/unbreath

Temas:

  1. Reborn

  2. Silent witness

  3. My faith against me

  4. Beneath the truth

  5. Prince of lies

  6. Stolen emotions

  7. Lost in shadows

  8. The third eye

  9. My promise

  10. The end is near

  11. We are the disease

  12. Follow the path