Editor's Rating

7

La banda Aces & Jokers fundada en 2011, irrumpe en la escena nacional con su segundo disco que cuando menos es curioso y atípico, un disco que hay que trabajarse y donde podemos encontrar multitud de matices y elementos dispares que los madrileños han sabido concentrar en un álbum cantado en inglés que podrá gustar más o menos pero lo que es innegable es la dosis de originalidad y creatividad que atesora.

Toni Marchante

La banda formada por Art Ace a la voz y piano, Felipe Arroyave y Manu Puerta a las guitarras y Mateo Arroyave a la batería ha compuesto un disco muy diversificado, consiguiendo que dentro de la sobriedad hayan conseguido, ayudados por su potencial creativo, darnos a conocer su particular visión de la música. El cd se ha editado en formato digipack con un libreto de diseño, con tipografías, ilustraciones, fotos y por supuesto las letras.

El disco abre con “Here…” con un comienzo interesante, un buen solo de guitarra introductorio y donde pasada la mitad del corte nos muestra la cara de lo que Aces & Jokers nos ofrece. “Masked Ball” es un corte rockero, con la voz tratada con efecto megáfono y coros que la dan aspecto macarrero tipo sleaze conteniendo un solo muy Slash. “The right train” es un corte acústico de referencia a The Beatles aunque adquiere ciertos matices cercanos al sinfonismo de Jethro Tull por el uso de los coros y teclados; un tema con el que retrocedemos al menos cuarenta y cinco años atrás.

“Wild hand Jack” es un ecléctico tema misterioso en su comienzo con Art Face al piano y a la voz que tras el arranque adquiere cierto espíritu blues también muy setentero, con elementos muy curiosos y originales como el coro de voces femeninas; un tema que alcanza casi los catorce minutos y que tiene buenos pasajes instrumentales simples pero efectivos, donde el piano tiene mucho que decir, interludios con conversaciones y por supuesto también un poco de caña. Para este tema la banda realizó un excelente videoclip que es más un corto de casi 20 minutos dirigido por Laura Fernández. “Wax dance” podríamos decir que es un medio tiempo más convencional que se acerca al progresivo Canterbury, con ciertas inserciones que le dotan de mayor interés, así por ejemplo destaca el uso de la Bossa Nova.

“Blond Young Lady” es otro momento rockerillo a medio tiempo , hardrockero americano , con uso de armónica y con buen solo de guitarra. Llegando al final nos llega “Echoes of delusion”, un corte que se acerca más a lo sicodélico, con muchas arista en el sentido creativo y que deja una buena imagen de lo que es esta banda. “…and beyond” es otra gran curiosidad del álbum con un uso protagonista de los coros, ciertos matices de Queen y un final de percusiones como aporte diferencial final.

En la escucha del disco se transparentan muchas de la diversidad de influencias de esta banda, influencias que son muy diferenciales y eso es lo que les ha llevado a mostrar en este disco toda su capacidad musical, sin importarles ir de un extremo a otro, quizás por ello el disco pudiera considerarse algo inconsistente, cosa que va desapareciendo con las escuchas, pero está claro que resulta al menos curioso. Hay trabajos de grupos que son monótonos y aburridos porque todos los temas son iguales o suenan igual, este para nada es el caso, este es la oposición a todo eso. Centrándonos en los temas, la banda transmite buenas sensaciones en la utilización de recursos, si bien carece de claros estribillos o a algunos se les nota falta de chispa, lo que pudiera suponer menos anzuelos para atrapar a más fans. No obstante, mirando hacia el futuro, hablamos de una banda que se le ve un alto potencial de futuro, que tiene recorrido para crecer y mejorar y que a buen seguro nos irá deleitando con sus nuevos trabajos. De momento toca disfrutar de este “Beyond Reflection”.

Toni Marchante

Temas:

1.Here…
2.Masked Ball
3.The Right Train
4.Wild Hand Jack
5.Wax Dance
6.Blond Young Lady
7.Echoes of Delusion
8.…And Beyond

Página web: https://www.facebook.com/acesandjokers