Judith Mateo + Chuse Joven – 16 de Febrero’19 – Sala Joy Eslava (Madrid)

Después de mucho tiempo sin volver a pisar la Joy Eslava, la presentación del nuevo disco de Judith Mateo fue el motivo para asistir a un concierto en la céntrica sala.

Texto: David Aresté
Fotos: Susana Manzanares

Después de su exitoso Rock is my life que le llevó por varias partes del mundo, la violinista rockera vuelve a la palestra con su último “Radiestesia” que edita Warner para mostrar su propuesta personal de como su violín puede incorporarse dentro de una banda de rock. Al igual que hizo con el mencionado “Rock is my life”, este último disco contiene una mezcla de versiones con temas propios para comprobar la mezcla que decíamos… así que podemos ver una versión del The Trooper de Iron Maiden, el “Always with me, always with you” de Satriani, o el “Sound of Silence” de Simon & Garfunkel junto a “Negro Corazón” o “Soda Stereo” de la propia Judith.

46758045944_f74fcede54_z 46758045874_8049f6951d_z 46758045794_0f326636b2_z 46758045664_fe9187d64d_z

Abriendo la noche tenía su inseparable compañero de batallas Chuse Joven, que también presentaba su debut discográfico en solitario, editado el año pasado. Para este concierto se produjo algo que ya vimos con Geoff Tate pero que normalmente no se produce, que es el hecho de compartir banda… El maestro Tate no la compartió entera con la banda de su hija pero aquí Chuse y Judith compartieron la misma banda: Tony Waka y Guillermo Guerrero a las guitarras, Sergio Pascual al bajo y Jorge Santana a la batería (además del propio Chuse como cantante para Judith).

Como era de esperar Chuse tocó su disco entero en los 40 minutos de su actuación con temas como las primeras “Álzate” o “Tiempos de libertad”, “La otra mitad”, “Saltemos al vacío” o “La hora ya llegó”. Un Rock bastante accesible con gran aporte de la banda, sobretodo de Guillermo y Tony, Chuse que fue de menos a más se fue amoldando al escenario para templar su ímpetu y poder seguir con el concierto que tenía después.Le acompañó una gran banda para presentar ese debut discográfico, esperemos que esa base se desarrolle en algo más concreto y personal y controle su vitalidad para rematar su técnica vocal.

46758045504_2985d1afc7_z 46758045344_6212f7dcea_z 40515359673_83cd878580_z 

“Soda Stereo” fue el último tema para Chuse donde ya salió Judith y comenzaron el suyo. Más temas para la violinista como era normal ya que nos esperaba un repaso a ese último disco y a sus anteriores con algún invitado que ya había anunciado por redes sociales días antes. De esa Soda Stereo pasaron a la primera versión de la noche, la curiosa Malagueña Salerosa (que también han versionado Avenged Sevenfold) y que sirvió para comprobar que todo estuviera bien, como la voz de Chuse que no se oía del todo bien.

“Sound of silence” y “Dust in the wind” dieron paso a “Bring me to my life” de Evanescence donde salió a cantar la soprano brasileña Angelica de la Riva para marcar más la melancolía de la canción. Seguían las versiones pasando por “Raggle Taggle Gypsy” popular irlandesa, en la que salió José Carlos Molina para acompañar a Judith a la flauta, bailes de todo el mundo con Chuse a las voces. Momentos celtas con “The irish washerwoman” y Fernando Ponce de León para seguir con las melodías y los bailes populares, momento de respiro entre tanto tema tan intenso.

46758045564_9858a72edb_z 46758045424_f2eb01e731_z 40515359593_b292893ed1_z 33604785618_1f2c79b660_z

Con “Trouble with a capital T” llegábamos a la mitad para dar paso a “Negro Corazón” o “X-sto” como temas propios y que salió Molina de nuevo en este último. Juankar y Jano de Boikot fueron los próximos en salir para poner la sala patas arriba con “El grito en el cielo” y que mantuvieron con “Highway to hell” y Fernando Ponce de León como su segunda colaboración. Angelica y Chuse se cantaron el The Trooper de Iron Maiden, dejando bien claro que Angelica no se sabía la letra, porque la ayuda la llevaba a flor de piel. Los bises fueron dos temazos más como “Smoke on the water” y “Sweet child o’mine”, que se encargaron de dejar la noche en alto, con intensidad y con toda la banda dando el máximo de si para completar una fantástica actuación.

Un concierto de Judith Mateo siempre vas a pasartelo bien, y si además es con estos temas pues más aún, y si lo remata una banda como la que trajo ya no se puede pedir más. Ya está haciendo más fechas por España así que os recomendamos que si queréis pasar un buen rato no os lo perdáis.

40515359613_b009e0004b_z 33604785518_84187ea45c_z 46758045284_c5222a42f3_z

Texto: David Aresté
Fotos: Susana Manzanares