Han pasado 20 años desde la publicación de este octavo trabajo de Stratovarius. Un trabajo que vendría a ser en muchos aspectos la culminación de más de una década de esfuerzo, sangre, sudor y lucha para la banda. Con la maquinaria totalmente aceitada y a full, al iniciar este milenio la banda nos sorprende con este trabajo.

Francisco Gatica

Lejos quedaron los días de formación de la banda (1984) que por cierto comenzó con el nombre de “Black Water” y para 1985 cambia a Stratovarius.Comenzando como trío se integra Timo Tolkki en guitarra y voz y al poco tiempo Antti Ikonen en el teclado. Con esta alineación consiguen un contrato de grabación con CBS Finland. Para 1988 lanzan sus primeros 2 sencillos y en 1989 aparece su primer LP “Fright Night”. En 1991 lanzan “Stratovarius II” ya con Noise Records y es en esta discográfica donde la reputación de la banda va creciendo a lo largo de la década. Este segundo álbum fue regrabado y lanzado con el nombre de “Twilight Time”. Sorprendentemente el álbum obtiene un éxito inusitado en Japón, lo cual los lleva a realizar su primera gira internacional por Europa y Asia. En 1994 aparece “Dreamspace” que cuenta ya con los servicios de Jari Kainulainen en el bajo. Este trabajo supera en ventas ampliamente a sus predecesores y les lanza nuevamente de gira. En este lapso Timo saca a la venta un LP en solitario “Classical variations and themes”, todo marchaba de maravilla.

49938432841_f3c1e7810c_o49938736007_d832fe4b78_o49937919058_6679829546_o

Al término de esta gira Timo decide dejar las vocales y se realizan audiciones para decidir quien ocupará dicho puesto. Sorprendiendo por su alto registro vocal Timo Kotipelto se queda con el puesto. La banda se pone a trabajar en su siguiente trabajo: “Fourth Dimension” lanzado en 1995. Y es este álbum el que en mucho, define el sonido de la banda y el de una gran cantidad de bandas de la época. La combinación del Speed metal con la música clásica, Stratovarius consolida en un solo disco las intentonas que ellos mismos y otras bandas andaban explorando. El power metal tenía ya un líder indiscutible. De nueva cuenta “Fourth Dimension” sobre paso las ventas de los discos anteriores. Un par de discos en vivo y un DVD , ponen fin a esta etapa de la banda . Timo decide buscar nuevo tecladista y baterista con la idea de expandir el sonido. Los reclutados se encuentran fuera de Finlandia. Jorg Michael (batería, ex Rage) y Jens Johansson (teclados, ex Malsteem, Dio, etc.) son los encargados de tomar los puestos vacíos. Se conforma así la alineación clásica de Stratovarius.

El quinto álbum de estudio “Episode” lanzado en 1996 viene a consolidar la propuesta musical de “Fourth Dimension”. Apoyados por una orquesta y una mayor conjunción tanto creativa como interpretativa la banda sigue haciendo crecer su legión de fans. “Father time” es un claro ejemplo de la enorme velocidad que ganó la banda. Eso aunado a la gran cantidad de coros épicos que se incluyen en su sonido, consolidan la marca de casa. 1997 trae consigo al álbum “Visions”, sexto de su carrera y que contiene grandes clásicos de la banda como “The Kiss of Judas” y “Black Diamond” que a la fecha son de los temas infaltables en sus directos. Temas largos como “Visions” permiten poder deleitarnos con el enorme potencial musical de la banda. Giras por Europa , Japón y Sudamérica , así como, la edición de un compilado y un DVD en directo completan el trabajo de este año. Para Octubre de 1988 lanzan “Destiny” y logran llegar al número 1 en las listas Finlandesas. Los premios comienzan a llegar desde varios ángulos y de nueva cuenta incluyen un tema largo, precisamente “Destiny”. El tema “S.O.S” llega al número 2 de sencillos en Finlandia. El sonido es cada vez más sinfónico y épico en una obvia progresión del sonido del grupo. El uso de un coro vino a dar otra marca al sello Stratovarius. Con estos antecedentes llegamos a “Infinite” lanzado a la venta el 28 de Febrero del 2000. En el inter la banda continuó con giras y ediciones de discos compilatorios asi como en directo.

49938736087_ec1247799b_o49938736017_e43ab65f2c_o49938735992_bb70039044_o

La expectativa por la salida de este disco era mucha. Con una portada realizada por Derek Riggs (Iron Maiden) y el cambio de disquera (Nuclear Blast) los comentarios no se hicieron esperar y mientras algunos quedaron decepcionados ( por la portada y calificado por otros como un grupo de autotributo) la opinión en general y la prensa especializada se volcaron en buenas notas sobre el trabajo. En cuanto a números se refiere obtuvo el disco de Oro en Finlandia y llegó al número 1. Por supuesto nada mal para la banda. La gira de este disco les llevó a más latitudes del planeta México, Centroamérica, Colombia y Hong Kong. Musicalmente Temas como “Hunting high and Low” y “A million light years away” les consolidaron de nuevo en las listas. Pero el sabor power Speed lo podemos escuchar en “Millennium”, “Phoenix”, “Glory of the World” y “Freedom”. Por el lado de las baladas tenemos a “Mother Gaia” que termina en un plan muy progresivo. “A million light years away” tiene un sonido muy americano pero sigue conservando la marca de casa. Pero la gran estrella es sin duda “Infinity” una pieza de 9:22 que contiene todos los ingredientes de Stratovarius : Agresividad, velocidad, líneas melódicas muy interesantes, contundencia en la base rítmica de bajo y batería, soberbias ejecuciones de guitarra y voz, además de la finura , velocidad y creatividad de los teclados. Dando como resultado una obra totalmente redonda, completa, sólida. Estamos hablando de un álbum creado hace 20 años pero que sigue sonando tan fresco y contundente como en aquel entonces, no puedo menos que decir que el crecimiento de la banda es más que manifiesto en esta obra. Feliz 20 aniversario!!!

Francisco Gatica