H.e.a.t + One Desire + Shiraz Lane – 8 de Diciembre’18 – Sala Mon Live (Madrid)

El pasado mes de Diciembre tuvimos una de las grandes giras de 2018 en España, la de presentación del nuevo disco de H.E.A.T “Into The Great Unknown” junto a One Desire y Shiraz Lane.

Texto: David Aresté
Fotos: Susana Manzanares

La verdad es que tenían una bomba que les podía explotar en las manos como era el puente de la constitución que caía en medio de la gira, pero no nada más lejos de la realidad ya que cuando entramos en la Sala Mon de Madrid aquello estaba hasta la bandera, preparados para una noche de rock escandinavo propiciada (creemos) principalmente por ver a Erik y sus H.E.A.T presentar sus temas nuevos. Tampoco hay que quitar mérito a los otros dos grupos, One Desire y Shiraz Lane que casaban a la perfección con el grupo principal y formaban un cartel muy apetecible y homogéneo, cosa que pocas veces sucede y traer a tres puntales del estilo se notó desde el primer momento como decíamos.

Los primeros en salir a la palestra fueron los “jóvenes” Shiraz Lane, que presentaban su tercer disco “Carnival Days” editado por Frontiers Records. Entrecomillamos eso de jóvenes ya que aún bucean en eso del underground, se han hecho sus kilómetros por centenares de salas en todo este tiempo acompañando a muchos grupos e incluso haciendo su gira principal por España hace unos años.

L4e59Ae L9aIsGX SYeDBl5 2AjV1oS

Como era de esperar, sufrieron el mal de los primeros teloneros… poca/mala luz, mal sonido, poco tiempo para tocar y el innecesario humo que se está poniendo cada vez más de moda. Como decimos no tuvieron casi tiempo y solo pudieron tocar 7 temas, casi todos de ese nuevo disco… destacando “Carnival Days”, “People like us” o “Tidal Wave”. Todo eso coronado por una enérgica banda que ofrecieron un concierto muy intenso, sobretodo sus guitarras Jani y Miki acompañando a Hannes a las voces que por momentos se dejaba llevar por ese ímpetu y parecía que no controlase su torrente de voz.

Si tuvieron las mismas condiciones, acabaron igual que todos… sin que les luciese, sin buen sonido y esperando un poco más para ver como se hubieran defendido. Esperaremos encontrarnos en otro entorno y ver como acaban un concierto en una situación favorable.

De algo tan confuso como lo que fue Shiraz Lane, pasamos a la melodía de One Desire que venían a presentar su debut con el mismo nombre y también editado por Frontiers Records en 2017. Un año más “jóvenes” que los anteriores, pero quizá su estilo más “meanstream” les ha hecho tener más repercusión y estar por encima en el cartel de actuación. La banda también de Finlandia la tuvimos de una forma fugaz en el pasado DD2 Festival y ya por aquel entonces nos quedamos con ganas de ver un show más largo para disfrutar más de sus canciones.

DMe1YJU AloptwI U1iEIXG

Con algo más de aire para tocar, los fineses tocaron casi todo ese disco menos dos temas destacando así “Hurt”, “Love Injection”, “Apologize” o “Falling Apart” llegando a un tema más que sus paisanos. El humo seguía apareciendo pero tuvieron algo de mejor sonido y se salvó la voz de André de “niño bueno” aunque su pose fuera realmente metalera con su Jackson blanca.

La banda tiene más aprendido su nivel de fuerza en el escenario y si que es verdad que a nivel visual no parece que toquen ese estilo, pero son más comedidos y si son capaces de controlarse para cantar sus hits dinámicos y de amoríos varios con grandes dosis de melodía y elegancia. Ya hay ganas de su nuevo material para que dejen de lado las bases del estilo y nos ofrezcan algo más personal.

Mejor escenario y más humo en el escenario para recibir a H.E.A.T y su “Into The Great Unknown”, aunque en definitiva fue de lo que menos tocaron. Poco más de un año tardaron en venir de nuevo tras su visita con Black Diamond y Degreed, para seguir presentando uno de los discos más polémicos hasta la fecha, por su alto grado de accesibilidad ante temas rockeros o si más no melódicos como hacía el grupo en sus inicios.

dA1qnIw ZC5nASR JR0srq0 KeoH1V2

Nos ofrecieron casi una veintena de temas repasando toda la trayectoria del grupo, recuperando “There For You” el único tema de su primer lanzamiento. El resto fueron cañonazos para mantener siempre la gente arriba y que Erik desplegase su torrente de vitalidad durante toda la noche, siendo el foco principal del grupo suponemos que por varias razones. Como decimos sonaron temas desde los últimos “Bastard of Society”, “Shit City” hasta “Beg, beg, beg” o “Danger Road” de sus inicios o las aclamadas “Mannequin Show” o “Point of no return” para acabar con “A shot of Redemption” con todo el público más que entregado.

Como decimos, Erik siguió descargando adrenalina durante toda la noche haciendo crowdsurfing para llegar hasta la barra del bar, marcándose una versión con la acústica de “La bamba” o hacer un recorrido por toda la sala además de meter como quien no quiere la cosa trozos del Whole Lotta Rosie de AC/DC y Piece Of My Heart de Janis Joplin, sumados a su headbanging ya característico y extremo marca de la casa. Dave Dalone y Jimmy Jay le seguían de cerca acompañando con las cuerdas y la base de Crash y Jona Tee a la batería y a los teclados les complementaban dentro lo que daba de si la sala aunque a este último no se le oyó mucho.

aqE6itI ob5vrff yo9ECxo

Al salir oímos a varias personas que a H.E.A.T no se le puede ver en una sala pequeña porque es un verdadero agobio, pero es lo que hay… o lo que no hay, porque no acaban de encontrar la sala de su medida en Madrid, esperaremos que sigan en aumento sus seguidores y a ver que pasa en la siguiente gira.

Texto: David Aresté
Fotos: Susana Manzanares

Comparte esto: