Con apenas cuatro años de vida, Amaranthe se han convertido ya en una de esas formaciones cuyos shows resultan imprescindibles. Así que no nos quisimos perder su cuarta visita a nuestro país y asistimos a su show en Barcelona, expectantes por ver cómo se desenvolvían los suecos presentando su último trabajo ‘Massive Addictive’.

Texto y fotos: Marta Coscujuela

La sala escogida fue Razzmatazz 2. Aunque en esta ocasión no se había recurrido a la posibilidad de habilitar sólo la mitad del espacio, el aforo rondaba media sala, de manera que a la altura de la mesa de sonido se podía estar holgado presenciando el show y disfrutando del buen sonido que Razzmatazz suele brindar. En esta ocasión venían acompañados de los hardrockeros Santa Cruz y los death metaleros melódicos Engel. A priori la selección de estos teloneros podría resultar sorprendente ya que, de entrada, poco tienen que ver con Amaranthe. Pero realmente pocas bandas en el panorama actual, o en la historia del metal para ser francos, se pueden equiparar con el sonido tan heterogéneo que propone la banda fundada por Jake E y Olof Mörk, por lo que probablemente cualquier elección nos sorprendería.

Lo que es seguro es que Santa Cruz, con los 30 minutos de los que disponían para desplegar su arsenal de hard-rock, levantaron al público y seguro que se llevaron más de un nuevo seguidor. Presentaban su último CD, Santa Cruz, lanzado este mismo año, aunque también cayeron un par de temas de su trabajo anterior Screaming For Adrenaline. Y adrenalina es lo que despertaban en el público con sus temas plagados de riffs, solos y estribillos coreables. Alta calidad técnica, compositiva y sobretodo una gran puesta en escena llena de la fuerza propia de su juventud. Lo cierto es que los tres miembros situados en la parte frontal del escenario, el bajista Mitja "Middy" Toivonen el guitarrista Joonas "Johnny" Parkkonen y el carismático cantante y guitarrista Arttu "Archie" Kuosmanen no paraban de moverse,cruzar el escenario (incluso bajar de éste) e interactuar con el público. La misma energía demostraba Tapani "Taz" Fagerström tras los timbales.

santacruz2santacruz4santacruz6

Tal vez sus temas pudieran recordar en ocasiones a los Bon Jovi de los finales de los ’80, sobretodo en cuanto a los coros y los estribillos hardrockeros, aunque en otras aceleraban el tempo y tiraban más de guitarras punteadas asimilarse a Guns n’ Roses,Skidrow o Mötley Crue, con puntuales influencias metaleras que acentuaban su calidad técnica como músicos.

We Are the Ones to Fall
Velvet Rope
My Remedy
Let Them Burn
Nothin Compares to you
Waster N´Wounded
Aiming High

Tras Santa Cruz llegó el turno de los suecos Engel, los más veteranos y oscuros del cartel. Con sus impresionantes tablas, adquiridas gracias a la experiencia de sus miembros tanto en estas bandas como en otras como In Flames en el caso de Niclas Engelin o The Crown en el de Markus Sunesson, nos presentaron su arsenal de temas catalogables como death metal industrial melódico.

emgel1emgel2engel3

Todo aderezado con el típico timbre industrial, su propuesta incluye ritmos contundentes que inevitablemente llaman al headbanging mezclados con punteos melódicos de guitarras, riffs metálicos y pasajes dónde prima la habilidad de su cantante. Aunque la banda ya ha visitado nuestro país en anteriores ocasiones, pudimos disfrutar por primera vez en nuestros escenarios del vocalista Mikael Sehlin con un gran dominio de diferentes estilos.

En definitiva, temas variados que en ningún caso caen en la monotonía, que hacen muy fácil para el aficionado al metal conectar y sacar su energía. En el tiempo que duró su espectáculo, no llegó a tres cuartos de hora, nos deleitaron con lo mejor de su discografía, tocando temas tanto de su último lanzamiento “Raven Kings” como de los anteriores “Blood of Saints” y “Threnody”.

engel4engel6engel5

El público reaccionó bien ante el espectáculo, si bien fue algo más moderado que con el grupo anterior. Aún así, toda la sala coreó un ‘happy birthday’ cuando se le pidió, ya que en ese día resultaba cumplir años Mikael.

Salvation
Your Shadow Haunts Me
Question Your Place
Fading Light
Six Feet Deep
When The Earth Burns
Burn
Casket Closing
Sense The Fire
Until Eternity Ends

Finalizado el tiempo de Engel, el público esperaba expectante Amaranthe. La banda se ha ganado la admiración a pulso. En una época en la que la innovación está a la orden del día y es muy difícil destacar por original, los suecos han encontrado una fórmula tan personal como efectiva. Se mueven en un terreno muy heterogéneo y a la vez coherente que va desde el pop más pegadizo al death más potente, ritmos complejos y cambios de tiempo, pasajes melódicos, juegos vocales, etc pasando de una faceta a otra en cuestión de instantes, o más bien solapándolas, todo ello sin marear al oyente. Esto lo pueden conseguir por una parte gracias a la extrema calidad de sus tres músicos Olof Mörck a la guitarra, Johan Andreassen al bajo y Morten Løwe Sørensen a la bateria, así como a sus tres vocalistas y sus diferentes capacidades: Elize Ryd a las voces limpias femeninas, en una vertiente pop o pop-rock, Jake E que hace las funciones más rockeras o powermetaleras y Henrik Englund que se encarga de los guturales. El hecho de que la banda cuente con el mismo número de cantantes que de músicos ya indica la poca predisposición del conjunto a seguir las tendencias establecidas, y lo cierto es que les funciona a la perfección.

amaranthe1amaranthe4amaranthe5

Otro elemento, esta vez extramusical, que contribuye a su éxito es el gran carisma de todos sus miembros si excepción, pero en particular de sus vocalistas y sobretodo de Elize que conoce bien sus virtudes y les saca partido. Prueba de ello es cuanto gusta de demostrar sus capacidades de baile y de posar y gesticular añadiendo expresividad a su actuación. De igual modo tanto ella como el resto de miembros siempre andan muy sueltos en el escenario interactuando entre ellos y con el público.

El directo se abrió como era de esperar con una intro que, mientras sonaba, iba acogiendo uno a uno a los miembros de la banda según salían el escenario recibiendo su merecida ovación. A continuación, con algunos problemas de sonido que pronto fueron solventándose, sonó Digital World, tema que sintetiza perfectamente todos los elementos de los que Amaranthe hace gala, que no son pocos, poniendo de manifiesto el enfoque futurista de la banda. Como comentábamos, pasajes muy poperos que se funden con una base rítmica contundente, voces y timbres electrónicos, puentes death metaleros, estribillos pegadizos… Esta es la dinámica de toda la discografía de la banda pero especialmente de este último trabajo que nos venían a presentar, Massive Addictive, más enfocado a los directos si cabe, con temas más cortos (ninguno llega a los cuatro minutos), groovies y compactos.

amaranthe10amaranthe14amaranthe20

Sin embargo también hubo tiempo para escuchar temas de sus dos redondos anteriores, The Nexus y su homónimo Amaranthe. De este lanzamiento debut procedía el siguiente tema, Hunger, el que fue su primer sencillo en 2011 y en el que ya podemos apreciar sin lugar a dudas cual seria la dirección de la banda, si bien por esta época apostaban más por la complejidad rítmica que en los últimos trabajos.

Tercer tema y tercer disco que visitar. El siguiente corte del CD fue Invincible, toda una explosión de contundencia, pese a lo pegadizo de su estribillo. Sin abandonar The Nexus, a continuación nos ofrecían uno de los temas más pegadizos del disco, “Razorblade”, que llamaba al público (aún con energías, puesto que el show acababa de empezar) a saltar y a hacer headbanging. Más relajados llegamos a Burn With Me, tema bastante más melódico y en mi opinión uno de los mejores y más sentidos de este segundo lanzamiento, en el que sobretodo Jake E nos muestra una faceta más expresiva y cercana.

amaranthe21amaranthe30amaranthe16

Pese a que como decíamos existe una gran complicidad entre la banda y el público (Elize, por ejemplo, respondía los “I love you” del público o hacia la forma de un corazón con las manos cuando veía ese mismo gesto en el publico), lo cierto es que no suelen interrumpir su setlist en demasiadas ocasiones, generando así grandes descargas de energía enlazando temas. De este modo, todos los temas anteriores cayeron seguidos lo que supuso un inicio brutal de la noche.

Volviendo a su primer trabajo pudimos disfrutar de 1.000.000 Lightyears Away y Serendipity, otros dos de los temas que hicieron que el álbum debut de la banda fuese un gran éxito. A continuación y seguidos pudimos ya por fin escuchar por primera vez en directo cuatro temas de su último CD. El primero fue True, un medio tiempo del estilo de Burn With Me con dosis de dramatismo y sin voces guturales. Después, escuchamos Trinity, en el que volvió Henrik al escenario haciendo un papel muy destacable. Cabe comentar que este es el primer lanzamiento de Henrik en la banda, desde que sustituyese a Andreas Solveström en 2013, aunque ya había girado con Amaranthe antes y lo habíamos podido ver en nuestro país. El siguiente tema fue el que da nombre a su último trabajo, “Massive Addictive”, corte muy groovy y que funciona muy bien en directo. La ronda la cerraba Over And Done, el tema lento del álbum, en el que destacan el sonido del piano y los pasajes melódicos a cargo de Elize y Jake E.

amaranthe17amaranthe32amaranthe36

Pero para que no olvidásemos el frenetismo del que son capaces, enseguida nos engancharon con la velocidad de Afterlife. A esta siguió tal vez el tema más popero de la banda: Electroheart. Durante varios tours este tema no había sido incluido en el setlist, pero finalmente parece que la presión de los fans ha podido con la negativa de algunos miembros que preferían evitarla, y finalmente cayó.

Llegaba el turno del solo de batería, indicado en el setlist como “Morten goes apeshit” (una manera muy coloquial de decir que se vuelve loco como un mono). Y es que si ya podemos ver sus grandes habilidades tras los timbales durante cualquier canción, Morten lleva al límite su potencial cuando dispone de libertad total. Tras un solo de locura y bastante largo, quizás demasiado, regresamos al que fue el álbum debut de la banda con Leave Everything Behind, que volvió a despertar a la parte de público que pudiese haber perdido la atención. Acercándonos al momento de los encore tocó escuchar Amaranthine, tema melódico y consagrado como clásico de la banda, uno de los preferidos del público que acompañó a Elize durante toda su parte. El último tema antes de bajar del escenario fue un enérgico Call Out My Name, también del primer CD, tema que ejemplifica muy bien un concierto de Amaranthe en el que no sabes si bailar o hacer headbanging.

amaranthe26amaranthe3amaranthe15

Segun íbamos avanzando en el show veíamos como la banda se iba sintiendo más y más cómoda con este público. Ejemplo de ello son las bromas que compartían con nosotros, como Jake E dirigiéndose a un chico del público diciéndole que era el perfecto ejemplo de chico bello español, o Olof tocando con su guitarra el clásico grito de “oé, oeoeoé” que pese a proceder de los campos de futbol ya nos hemos acostumbrado a escuchar en salas de conciertos para pedir más temas. Muy cómodo vimos también a Johan Andreassen, bajista, cuando antes del encore subió a las tablas, agarró el micro y comenzó a soltar un discurso en muchos momentos incomprensible, a veces diciendo cuanto nos quería y otras picando al público. Discurso que tal vez duró algo más de lo esperable, lo que nos hace suponer que quizás hubiese algún imprevisto tras el backstage.

El discurso duró hasta que el resto de miembros del grupo, con nuevo vestuario por parte de Elize, salieron al escenario y comenzaron a tocar Automatic, levantando otra vez la sala que no quería que el show acabase. Afortunadamente nos traían nada menos que cuatro temas para después del descanso, siendo el siguiente el potente Dynamite, que incitó a toda la sala al headbanging. A este le siguió Drop Dead Cynical, single de este último lanzamiento, de nuevo un tema muy groovy en el que destaca su ritmo sincopado. El concierto finalizó con otro de los grandes temas de la banda y que también dispone de videoclip: The Nexus.

amaranthe8amaranthe28amaranthe24

En total unos 90 minutos de derroche de energía y buenas vibraciones. Esperamos que la banda no baje el ritmo en cuanto a lanzamientos y tours y los tengamos de nuevo en nuestras tierras para levantarnos el ánimo una vez más.

Texto y fotos: Marta Coscujuela

Intro/Digital World
Hunger
Invincible
Razorblade
Burn With Me
1.000.000 Lightyears Away
Serendipity
True
Trinity
Massive Addictive
Over And Done
Afterlife
Electroheart
Solo de bateria (Mortem Goes Apeshit)
Leave Everything Behind
Amaranthine
Call Out My Name

Automatic
Dynamite
Drop Dead Cynical
The Nexus

santacruz6
santacruz4
santacruz2
engel6
engel5
engel4
engel3
emgel2
emgel1
amaranthe9
amaranthe8
amaranthe5
amaranthe4
amaranthe36
amaranthe32
amaranthe30
amaranthe3
amaranthe28
amaranthe26
amaranthe24
amaranthe21
amaranthe20
amaranthe17
amaranthe16
amaranthe15
amaranthe14
amaranthe10
amaranthe1