El pasado cuatro de febrero de dos mil diecisiete, se celebró uno de los acontecimientos musicales más memorables del año dentro del rock patrio; se cerró el círculo y se completó de manera sobresaliente una de las mejores etapas de una de las más longevas, y mejores, bandas de rock progresivo de nuestro país. El maestro Julio Castejón y sus maravillosos Asfalto decidieron completar su excelente “Crónica de un tiempo raro” con la grabación de un DVD en directo de más de dos horas de duración en el que se tocaron, amén de temas de este último disco, grandes éxitos y todo ello aderezado con una serie de colaboraciones de muchos quilates. 45 años de pura elegancia plasmados en un directo brutal.

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

Con una sala Riviera a reventar, de ahí ese sold out por título, con un excelente juego de luces y una pantalla gigante en el que se mostraban imágenes de la banda a lo largo de todos los años arrancaba lo que sería una noche mágica. La bonita intro “Crónica de una obertura” servía para presentar la banda al respetable y dar paso a una de las mejores canciones del último trabajo de Asfalto “Déjalo así”; momento en el que hacía entrada en el escenario el maestro de ceremonias, Julio Castejón, visiblemente emocionado.

Con una puesta en escena de auténtico lujo, con un sonido claro y con la banda perfectamente conjuntada, tras unas breves palabras de don Julio, arranca el mortal riff de “Crónica de un tiempo raro”, el mejor exponente de su última etapa. El regreso al pasado se inicia con “Más que una intención”, ¡cómo canta la gente y cómo se les oye, sí señor! Un acierto, el público es parte importante de estos documentos. En mi opinión, las canciones están bien elegidas, cuarenta y cinco años dan para mucho, faltan…, evidentemente, pero no hay duda de que se ha querido pasar por todas las épocas.

Con la banda disfrutando al máximo y con un público entregado arranca, de manera contundente, “Lluvia de abril”. “No es solo amor” y, la bella, “Prisionera enmarcada” sirven para presentar a la primera, y emotiva, colaboración del DVD, el antiguo cantante de la banda Ritchie Benítez. Una pena que no se haya podido disfrutar de todos los miembros de la banda a lo largo de los años, pero eso es otra historia.Tras este feliz reencuentro “No estás solo” y “Molinos de viento” vuelven a hacer las delicias del respetable con ese sonido sinfónico y disfrutón que tantas alegrías nos ha dado a lo largo de los años. La banda sigue contenta, no se les borra la sonrisa de la cara.

El creador de la obra “Razones”, Mario del Olmo, miembro de la banda tickets que más tarde se convertiría en Asfalto, hace entrada en escena para interpretar esa canción creada tiempo ha. Otro gran momento se produjo al llamar a careo a Juan Robles Cánovas, Adolfo Rodríguez y José María Guzmán (tres cuartas partes de CRAG) para acompañar a la banda con su tema “Señora azul” y “No se puede volar”.

La banda se queda sola en el tema “Miedo”. Las canciones van cayendo, los momentos mágicos se acumulan y las ilustres colaboraciones se agolpan. Uno de los mejores momentos del concierto fue sin duda el momento en el que se interpretó la preciosa canción “Mélani” con la participación del fantástico cantante Ángel Belinchón (DryRiver) y de John Helliwell (Supertramp) al saxo. Ya que estaban por allí se marcaron una colaboración en el magnífico tema “School”, una versión de la canción de sus compañeros de fatigas Rodger Hodgson y Rick Davis de Supertramp.

La banda se vuelve que quedar brevemente sola para interpretar la intimista “La batalla” antes de dar paso a otras dos colaboraciones de mucho prestigio como son las de Manolo García, conocido seguidor de Asfalto y de Aurora Beltrán que están sembrados en los temas “Todos los días”, la bestial “Días de escuela” y “La danza de los sin techo”. Un lujazo y un gustazo, la verdad

Los éxitos se van agolpando y, por desgracia, el fin se acerca, no sin un imperial “Rocinante” acompañados por otro contentísimo Enrique Villareal “El Drogas”, quien da paso a otro ilustre, José Carlos Molina para interpretar, cómo no, “Capitán Trueno”; vaya gozada, menuda exhibición que pegan.

Un último momento intimista de la banda con su público se produce con “Es nuestro momento”, evidentemente; la banda termina feliz, brutal. Para el final se queda una bestial “Ser urbano” con todos los invitados sobre el escenario, más la adicción de otro ilustre Asfalto como Enrique Castejón, montando un pollo importante y poniendo punto y final a una velada memorable.

Cuarenta y cinco años de excelente música compactados en un documento video gráfico imperdible y, posiblemente, irrepetible. Una autentica gozada aquella noche y un placer este DVD grabado con todo el cariño, el amor y la sinceridad de alguien que canta con el alma. Asfalto son historia viva de nuestro rock y Julio Castejón una especia de musa de perenne creatividad que se retroalimenta constantemente. Una auténtica delicia este excelente trabajo. Gracias por seguir en el camino, te acompañamos y nos sentimos bienhallados.

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

TEMAS:

Crónica de una Obertura
Déjalo así
Crónica de un tiempo raro
Más que una intención
Lluvia de abril
No es solo amor
Prisionera enmarcada
No estás solo
Molinos de viento
Razones
Señora azul
No se puede volar
Miedo
Melani
School
La batalla
Todos los días
Días de escuela
La danza de los sin techo
Rocinante
Capitán trueno
Es nuestro momento
Ser urbano

http://www.grupoasfalto.com/



ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B010C5CL9Kir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B06WLLR3XMir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B018AUCM5Cir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B000Q7ZGAGir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B005HYZWTS