Sweden Rock Festival’18 – 8 de Junio’18 – Sölvesborg (Norje)

Encarábamos la tercera jornada del Sweden Rock 2018, con el paso de Ozzy Osbourne, el hiperactivo Corey Taylor y valores que cada vez pisan más fuerte como Baroness o vueltas como las de Vixen, que también hacían ronda de festivales de verano.

Texto y fotos: David Aresté

Las americanas saltaban muy pronto a la palestra del Rock Stage para ofrecernos su glam rock atemporal tras más de 10 años sin sacar un discos. Tras la malograda muerte de Jan Kuehnemund, Roxy Petrucci volvió con sus Madam X y también tras una intentona con JSR en el Firefest, Janet Gardner y las suyas reclutaron a Britt Lighting como guitarra solista para esta nueva aventura de Vixen.

43444334445_ec2c5296fc_c 44349901171_a5b4ba66e1_c 43444334695_d6d18cd65c_c

Como era de esperar tocaron los clásicos del grupo como "How much love","Cryin’","Love is a killer" bajo a un público entregado a las melodías y la potente voz de Janet Gardner. No llovió a gusto de todos ya que como todos los grupos del festival tocaron una hora, aunque sirvió para ver la fluidez que actualmente tiene la banda al menos para interpretar los clásicos de siempre. Acaban de editar el directo “Live Fire”, y como todo buen directo es más que probable que sea el anticipo de noticias en la banda, estaremos esperando.

Visita al 4Sound Stage para ver a Focus antes llamados Hocus Pocus. Otra de esas rarezas que tiene el Sweden y que cientos de curiosos se pasan a ver. La legendaria banda con casi 50 años en su haber vino a darnos una lección magistral de ese prog añejo con instrumentos de hace 20 años, que sacan ese sonido tan característico y peculiar.

43444334295_9d335acf2f_c 43444334045_d4fb863f3e_c 43444334185_f493f3c3ee_c

El gran lider Thijs Van leer que se escondió tras un robusto teclado comandó a sus compañeros a interpretar temas como "Hocus Pocus", "Focus" o "Eruption" con una gran destreza y elegancia. Aunque si es cierto que había momentos de cierta saturación o linealidad entre tanta lisergia y/o psicodelia. Concierto gourmet para paladares exigentes que siempre encuentran uno o dos en los conciertos del SRF.

Parón reconstituyente hasta ver a Stone Sour con Corey Taylor como gran reclamo para presentar su último "Hydrograd", y porque no tomárnoslo como consuelo por no ver a Corey repartiendo leña con sus colegas de Slipknot en el festival (cosa que no pasará nunca porque no tienen su nicho de fans en ese festival, pero……………………………………….. quien sabe).

43444333965_2b85a57d52_c 43444333835_08166357bb_c 44349899971_fa018be9f5_c

Con Jim Root fuera del grupo y con Christian Martucci supliendo con creces su papel sumado a la gran pegada del veterano Roy Mayorga son un combo que le va de lujo a Taylor para darle más cera a los temas alternativos de SS, como "Absolute Zero", "Made of scars" o "Get inside". Un concierto en que la gente se fijaba más en Taylor antes que los temas propios del grupo, estando así a medio gas de lo que verdaderamente podría haber sido. Sin duda los americanos iban a estar mejor en el Resurrection, donde parte de los asistentes sin comulgan con sus sonidos alternativos con algún que otro bramido de Taylor.

Caminata entre olores ahumados y dulces hacia el Sweden Stage ya que ahí nos esperaban otros de la lista de Live Nation al festival, los Baroness americanos haciendo un gran verano de festivales presentando su “Purple Album”. La personal apuesta de su lider John Baizley hace que disco a disco y concierto a concierto vaya calando hondo con sus sonidos crudos, técnicos e intensos y atrapen al público asistente.

44349899221_5319cbacfe_c 44349899361_444a99bcb3_c 44349899541_6be691fe70_c

Es lo que pasó esta vez, ya que lejos de seguir un mínimo hilo del concierto fue muy variable pero muy intenso, sobre todo las partes instrumentales entre John y Gina Gleason que demostraron su técnica y compenetración entre los dos siendo el foco principal del concierto. Sonaron temas como "March to the sea", "Eula", "Clorine & Wine" con John a las voces y Gina a las guitarras en algún que otro gutural. Nos acordamos del concierto de Clutch del año pasado recordando que pasó sin pena ni gloria, en cambio este sorprendió mucho más a los allí presentes por las partes sentidas y pseudo dramáticas de muchos de sus temas. Un gran concierto de los americanos que salieron a tope desde el primer minuto, con muchas ganas y que eso hizo que la gente se interesase por ellos.

El momento patriótico del festival quizá fue con los locales Heavy Load, que llevaban un montón de años sin tocar y volvieron este año en fecha única en el Sweden Rock, de hecho fueron los primeros que confirmaron la organización, creando más expectación aún si cabe. 43 años practicando heavy de toda la vida.La agrupación recuperaron temas de sus lanzamientos como "Heavy metal Heaven","Walhalla Warriors" o "Roar of the north" animando al personal con sus sonidos de siempre, con distorsión, simples y contundentes. Otro momento de los que solo se vive en el Sweden, y que muchos de los allí presentes se emocionaron por volver a ver a uno de los grupos míticos de la escena sueca.

44349899011_c7f94fcf73_c 44301601642_fc478b7a28_c 44349898871_a29090db79_c

Máxima expectación de camino al Festival Stage para ver al Príncipe de la oscuridad, Ozzy Osbourne, dentro de su hipotética última gira después de acabar la historia de Black Sabbath, a quien también le pusieron punto y final, o suspensivos… en estos temas nunca se sabe. Así que teníamos al inglés con su repertorio de clásicos girando por los festivales europeos , con Clufetos a la batería, Rob Nicholson al bajo y tito Zakk sustituyendo a Gus G. que acompañó a Ozzy en su última gira.

Como en el resto de gira europea Ozzy no dejó hacer fotos a la prensa, así que si no quiere salir en ningún sitio pues no seremos nosotros en contradecirle y no nos extenderemos mucho más. En cuatro pinceladas podemos decir que salvó el show, gracias al excelente trabajo de Zakk Wylde y Clufetos aporreando los tambores, un genial show de pantallas y luces hicieron vistoso el concierto con temas como "I don’t know","Suicide Solution", "Road to nowhere" y las esperadas "Fairies wear boots", "Snowblind" o "Paranoid".

Y mientras todo el mundo cantaba el Crazy Train, en la Rock Klassiker los locales Lugnet la llenaban hasta arriba para ofrecer un gran concierto gracias a su altísimo líder Johan Falbergs de Jaded Heart, que lo dio todo encima del escenario junto a sus compañeros. La banda emergente presentaban su último disco que como decimos, fascinaba al personal.Lejos de amedrentarse de estar tocando a la vez que Ozzy todos sacaron fuerzas extras y junto al apoyo y calor de su público, hicieron el concierto de la carpa que siempre tiene que ver uno cuando va al Sweden. Sin duda una gran sorpresa, y esperemos que se animen a salir por Europa y disfrutar de su talento que no es poco.

44349901381_a70a3e3bfd_c 44349901701_dc28ca71e7_c 44349901531_fc91753f76_c

Hasta aquí la tercera jornada en tierras suecas con unos barones en alza y un príncipe a la baja. Seguíamos viviendo ese verano sueco que se instaló en el festival y que nos acompañaría el último día de festival con Lacuna Coil, Circus Maximus, Tarja o Judas Priest. La ciudad del rock estaba apunto de desaparecer hasta el año que viene.

Texto y fotos: David Aresté