Bajo el título “Against the Odds” se añade un pilar más al panteón del Thrash nacional por parte de uno de sus mayores arquitectos, Crisix, que presentan este nuevo trabajo después de dos años muy intensos desde el pasado “From Blue to Black”, que los llevó a girar por toda Europa.

Quim Torres

Así, este nuevo disco presenta un carácter más maduro y, quizás, más serio, como ya se venia mostrando en su anterior trabajo; aunque seguimos encontrando aquellos detalles que hacen de Crisix una banda tan original e inconfundible.

Este carácter serio contrasta con el tronchante videoclip que sacaron a la luz, del cual recomiendo firmemente su visionado, con la canción que abre este disco “Get out of my Head”. Ésta sigue la línea que hemos podido ver en composiciones anteriores, que mezclan el Thrash con algún toque de Core y otros estilos, que le da un aspecto muy personal y moderno -que seguro no contentará a algunos “thrashers” de la vieja escuela, pero no creo que eso les importe mucho-, en una estructura poco convencional.

Aunque si vas buscando caña de verdad, la encontrarás en las dos siguientes canciones. “Leech Breeder” es una demoledora composición que no te deja respiro y que recuerda un poco a la época moderna de Exodus, sin demasiadas florituras y a piñón. “Technofiliac”, por su parte, aunque conserva la potencia de la anterior, si que incluye esos riffs técnicos, cambios de ritmo y estructuras complejas que tanto caracterizan a esta banda.

Con una introducción de lo más épica que marcará el carácter de la canción, entramos en “Perseverance”, con más cambios de estilo que ninguna otra, una característica que quizás se hace en este tema un poco desconcertante y sobrecargada en algunos puntos.Las referencias al mundo de la ciencia ficción son un recurrente en la discografía de Crisix, con canciones que nos sacan alguna sonrisa y nos provocan algo de nostalgia. En este caso estos tributos van uno para Alien y otro para Dragon Ball y el mítico Vegeta. “Xenomorph Blood” es una tralla en toda regla; y “Prince of Saiyans” cuenta con un estribillo de esos que te ponen la piel de gallina.

“Leave your God behind” es otro de esos temas donde la combinación de estilos se hace presente, incluso nos deleita con uno de esos riffs a medio tiempo de influencia Bay Area que tanto nos gusta, los cuales no aparecen mucho en este álbum, en comparación con los anteriores. La dureza del Hardcore se introduce en uno de los temas más vacilones del disco, “Cut this Shit”, una canción que vuelve a los riffs directos y sencillos, rápida, pero con mucho Groove, y con una contundencia que manda callar a las personas arrogantes a las que va dirigida.

Por último, vuelve la épica y la pasión por la ciencia ficción con “North Remembers”, una canción dedicada a Game of Thrones, su fuerza y sentimiento la sitúa como una de las mejores del álbum y le da un final por todo lo alto. Además, como bonus track nos regalan una versión de lo más reciente de Metallica, haciendo que “Hardwired” tenga una batería que valga realmente la pena y dándole un carácter totalmente diferente. Aunque quizás hubiera más sido bonito que versionaran algún clásico es una gran versión.

Te pueden gustar más o menos, pero creo que no es arriesgado decir que, con este disco, Crisix se confirma como la mayor banda de Metal catalana de la historia o, al menos, la que ha cosechado más éxito fuera de estas fronteras.

Quim Torres

Temas:

  1. Get out of my Head
  2. Leech Breeder
  3. Technophiliac
  4. Perseverance
  5. Xenomorph Blood
  6. Prince of Saiyans
  7. Leave your God Behind
  8. Cut the Shit
  9. The North Remembers
  10. Hardwired (Metallica cover, Bonus Track)




ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B079FNPV37ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B01AHCZ2AIir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00FA2U3WSir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00CL4R2B8

Comparte esto: