intro Desde tierras suecas llegaron a Madrid el pasado 6 de febrero las Crucified Barbara para iniciar su minigira española de presentación de su último disco, "The Midnight Chase". Para su cita en la madrileña sala El Sol estuvieron acompañadas por los prometedores Warrior Poet.
Texto y Fotos: Alfonso Dávila

 

Un miércoles no es ni mucho menos el mejor día para hacer un concierto, pero pese a ello, al rededor de unas ciento veinte personas nos reunimos en la céntrica sala El Sol, en la que es bastante raro que se celebren concierto de heavy/rock, para poder ver la energía y la entrega de estas chicas sobre las tablas. Venían presentando nuevo disco, "The Midnight Chase", con el que van haciéndose poco a poco más conocidas. Pero no tocaban solamente ellas, sino que también estaban los madrileños Warrior Poet, que muchos desconocían su presencia en el concierto, y que también venían presentando nuevo disco "R-Evolution".

_DSC2315

Abrian la noche los madrileños Warrior Poet, un grupo al que no conocía pero del que tenía buenas referencias y la verdad es que me gustaron bastante. Para todos aquellos que no les conozcais, son un grupo de rock alternativo de corte americano, con dos discos ya en su trayectoria, el último de ellos "R-Evolution". El cuarteto comenzó su concierto con "Sorry" con la que intentaron romper el hielo con un público que no estuvo muy recptivo con ellos.

Continuaron con "Fight" y "Town of golden throns", en donde hay que destacar la buena voz que tiene Carlos y la extraordinaria maestría de Dani con la guitarra que no paró de moverse en el reducido espacio que tenía en el escenario. No estaban tocando en las mejores condiciones posibles, con unas luces muy malas y delante de un público que no era el suyo, pese a eso, los chicos de Warrior Poet no se amilanaron y demostraron ser un gruo como la copa de un pino.

_DSC2294_DSC2310_DSC2384

Siguieron con "Bright Lights" de su primer disco y "Escape", un tema con buenos coros y con el que se fueron ganando nuevos seguidores. Pisaron el acelerador en "The Promise", un tema más potente que los anteriores y en donde se vió a la banda muy cómoda sobre las tablas. Solamente tenían tiempo para una canción más, aunque después les permitieron tocar una más. Para cerrar el concierto interpretaron "Goind Down", una balada en la que pidieron ver mecheros en alto; y "I´m not gone", del que hace unos días estrenaron un videoclip. Buen concierto el que hicieron Warrior Poet que supieron callar a más de un bocazas del público con su música.

A eso de las 23:30, y con una intro de serie de televisión, salían Crucified Barbara dispuestas a dejarse la piel sobre el minúsculo e incómodo escenario madrileño. Comenzaron con la rabiosa "The Crucifier", corte extraído de su último plástico y con la que empezaron a caldear el ambiente, aunque el sonido no estuvo muy bien ajustado durante las primeras canciones.

_DSC2561_DSC2540

Siguieron con "Play me hard", que enlazaron con la macarruza "Rock me like the devil", en la que la vocalista Mia Coldheart aprovechó para presentar al grupo entre aplausos de todos sus seguidores, entre los que había muchísimas chicas, cosa que por desgracia no suele ser habitual en los conciertos. La descarga continuó con "Pain and Pleasure" y "Shut your mouth", con la que no levantaron gran interés entre el público debido seguramente a que su útimo disco ha pasado desapercibido por aquí.

Hicieron un pequeño parón para ajustar todo lo que no estaba sonando como debía sonar, aunque Mia siguió teniendo problemas con su guitarra durante el resto del concierto. Volvieron al ataque con "Into the fire" mientras Klara Fore no paraba de agitar su melena. Había que relajar un poco el ambiente, y para ello tocaron el medio tiempo "Jennyfer", pero la tranquilidad no duró mucho, porque a continuación arremetieron con "Rock ´n´ Roll Bachelor". "Losing the Game", uno de sus hits, no sonó muy potente, aunque la siguiente, "In distorion we trust", si que sonó con toda la potencia que le faltó a su predecesora.

_DSC2518_DSC2464_DSC2458

La gran pega que se le puede poner al concierto de Crucified Barbara en Madrid, es que fue extremadamente corto, no llevábamos ni una hora y ya estaban por los bises, y es que una banda con tres discos ya editados, digo yo que tendrán repertorio de sobra para poder alargar sus conciertos, ¿no?

Como ya he dicho, solamente quedaban los bises, dos canciones exactamente. La primera de ellas fue "Everything we need", con las chicas muy etregadas y con Mia demostrano ser una buena frontwoman. El tema con el que cerraron fue el popular "Sex action" cantada por el entregadísimo público que las estuvo apollando desde el principio.

_DSC2563_DSC2471

Y hasta aquí lo que fue el miniconcierto de Crucified Barbara en Madrdid. Sesenta y cinco minutos de rock ´n´roll que se quedaron extremadamente cortos, y es que si con su años no son capaces de tocar más de una hora, mal van. Es verdad que no toda la culpa de su corto set list recae sobre el grupo, sino también sobre el que decidió hacer un concierto ese día y con ese horario, y es que no se puede hacer un concierto un miércoles y que el grupo principal salga a tocar a las 23:30. Y es que hay algunos promotores que tienen que pensar mejor la cosas y acordarse de la gente que va a sus espectáculos, que es de lo que comen.

Texto y Fotos: Alfonso Dávila