“Berlín” llego en los últimos días del pasado año y, pese al mínimo rodaje, entró en una buena cantidad de listas de los mejores discos del 2018. Y es que Hamlet lo han vuelto a hacer. Han vuelto a facturar un disco fresco, potente y cargado de detalles que hacen de este nuevo álbum uno de los mejores de su carrera. Y es que, sin cambios llamativos en exceso, Hamlet siempre van un paso más allá con cada nuevo lanzamiento, modificando y afinando su sonido según las composiciones lo requieren, pero sin perder ni un ápice de la personalidad que les ha llevado a ser lo que son: una de las mejores bandas de este país.

Alberto López

Antes de entrar en los temas en sí, cabe destacar el sonido apabullante que han conseguido, tirando una vez más de Carlos Santos y sus Sandman Studios para posteriormente masterizarlo con Will Putney, quien ha trabajado con bandas como Thy Art Is Murder, Body Count o The Amity Affliction. El resultado habla por sí solo.

“Persiste, Insiste, Repite” abre el disco de manera cruda y veloz. Ya desde los primeros segundos podemos apreciar una de las grandes novedades de este álbum, y es la colaboración de Pao Durán, quien se encarga de toda la electrónica que, en mayor o menor medida, está presente a lo largo de los 11 cortes que conforman “Berlín”. “Tu destino” es algo más melódica sin perder ni un ápice de rabia. Posee un interludio que aporta una gustosa calma antes de retomar la caña. “Eclipse” fue el primer adelanto que pudimos escuchar del álbum y nos dejó grandes sensaciones en su momento. Contundente, con partes limpias y melódicas formando grandes contrapuntos con la agresividad de las estrofas, nos puso los dientes bien largos, a sabiendas de que Hamlet siempre aporta más de lo que muestra en sus adelantos.

Con “El principio de un comienzo” nos llevan por momentos a los Hamlet del “Revolución 12.111” para inmediatamente devolvernos a la actualidad. Buenos cambios de ritmo y un gran trabajo de todos para redondear uno de los mejores cortes del álbum. “No sé decir adiós” fue el otro adelanto, video clip incluido, del que pudimos disfrutar. Una maravilla. Desde el comienzo, de esos melancólicos que tan bien se le dan a Molly, con unos juegos y arreglos de guitarras y electrónica sutiles que estallan en un estribillo de pura rabia, hasta el final por todo lo alto. Paco y Álvaro destacan en el comienzo de “Libertad”, que también destaca por esa rabiosa velocidad que nos recuerda a los primeros lanzamientos de la banda, pero que a la vez tiene esos elementos novedosos en ellos que la hacen sonar muy fresca.

“Cada día un día más” suena más moderna y rítmica, mientras que “Héroe” vuelve a terrenos más melódicos y serpenteante, con la novedad de la inclusión de una voz femenina por primera vez en su carrera. Es el caso de Laura Rubio, de los extintos Garage Jack. La recta final del álbum es un buen resumen de todo lo acaecido anteriormente, sin que esto signifique que pierda calidad, ni mucho menos. Los 2:03 de “Abandonáis” son pura adrenalina, y “Salvajes” y “Vulgar” aúnan muchas de las características de lo que fueron y lo que son Hamlet: unos grandes.

Definitivamente, estamos ante un disco que quizá no entre a la primera, pero que merece la pena apreciar en toda su magnitud ya que pasa por ser uno de los mejores de la carrera de Hamlet.

Alberto López

Temas:

1 – Persiste, insiste, repite
2 – Tu destino
3 – Eclipse
4 – El principio de un comienzo
5 – No sé decir adiós
6 – Libertad
7 – Cada día un día más
8 – Héroe
9 – Abandonáis
10 – Salvajes
11 – Vulgar


Comparte esto: