9.0
Score

El guitarrista Joel Hoekstra nos presenta su segundo álbum en solitario bajo lo que denomina su proyecto 13, rodeado de consolidados músicos, que aportan un alto valor añadido a la ya excelente contribución del guitarrista americano.

Hablamos del trabajo en solitario de un guitarrista, pero está concebido como un disco de grupo, donde la guitarra es importante, pero el resto también, centrándose en hacer buenas canciones de hard melódico.

Toni Marchante

Joel es actualmente uno de los guitarristas de Whitesnake y Trans-Siberian Orchestra. Además ha participado junto a Night Ranger en el espectáculo de Broadway Rock of Ages. Tras haber cosechado tres álbumes en solitario de corte instrumental, inició su proyecto 13 con su álbum debut “Dying to Live” (2015) con el fin de mostrarse en su estilo más preciado, un hard rock americano de mucho brillo, que de forma clara se percibe en este “Running Games”; un álbum que ha tardado 6 años en llegar, dada la carga de trabajo en la agenda de Joel.

El nivel de los músicos de los que se ha rodeado es de alto nivel. Contando con Russell Allen (Symphony X, Adrenaline Mob) a la voz, Tony Franklin (Whitesnake, The Firm, Blue Murder) al bajo, Vinny Appice (Dio) a la batería y Derek Sherinian (Sons Of Apollo, ex-Dream Theater, Black Country Communion) a los teclados.

Por tanto con esa alineación, le podemos perfectamente atribuir la denominación de supergrupo. Además, han contado con colaboraciones como las de Jeff Scott Soto apoyando en las segundas voces y coros, Chloe Lowery (Trans-Siberian Orquestra) en los coros, Lenny Castro (Toto) en las percusiones, Dave Eggar (Evanescence) al violonchelo y Katie Kresek al violín.

Joel Hoekstra’s 13 – Finish Line

Hablamos de un disco de hard rock muy bien construido, de buenas melodías y donde se ha cuidado hasta el mínimo detalle. Esto en la mano de los músicos antes mencionados no tiene más remedio que concluir en un excelente trabajo.

El sonido ochentero se nota desde el primer momento con la apertura de “Finish Line”, las referencias en lo musical a los Ozzy o Dio de aquel tiempo se sienten presentes, la estructura es muy estándar pero de mucha pegada, la voz de Allen poderosa, los fondos aportados por Soto a la voz muy eficaces y el solo de guitarra maravilloso sin tener ambición de querer estirarlo, perfecto.

“I’m Gonna Lose It” tiene otros derroteros pero sigue los mismos patrones, recuerdos a MSG y a los grandes momentos de los 80, como “Hard to Say Goodbye” que nos huele inevitablemente a Whitesnake, al igual que “Heart Attack” con una faceta más hard blues, un gran tema donde la melodía destaca por encima de todo.

How Do You” resulta ser un corte semi acústico a medio tiempo, posiblemente con los pasajes más emotivos del disco. “Fantasy” pasa un poco desapercibida y “Lonely Days” suena musicalmente a la típica canción AOR ochentera festiva.

Joel Hoekstra’s 13 – How do you

“Reach the Sky” tiene muchas referencias de los 90, por la base rítmica, el tratamiento de las voces y el toque oscuro. La magnífica “Cried Enough for You” se sale de la línea general del disco en el sentido que nos ofrece una gran variedad de escenarios ensamblados por un potente estribillo.

En “Take What’s Mine” volvemos al sonido ochentero de Dio en los puentes y Rainbow en el estribillo, donde los arreglos y solos de teclado tienen más presencia. El disco concluye con una balada acústica “Running Games”, donde las voces son las protagonistas, con el atractivo de los arreglos de los instrumentos de cuerda.

El disco nos ofrece adicionalmente como bonus track la rockera “Lay Down Your Love” también en la línea Whitesnake.

Un trabajo que nos ofrece una variedad incontestable dentro del propio género de hard melódico, entre el AOR y el heavy metal, con una calidad manifiesta, elegancia en las composiciones, técnica milimetrada, arreglos, producción y un acabado perfecto.


Joel Hoekstra's 13: Running Games // Frontiers MusicJoel Hoekstra 2021

La aportación de los músicos es crucial, la variedad de matices aportada por Russell Allen a la voz da muestras de que lleva muchos años en la élite de las voces del rock, la base rítmica impecable, tanto bajo como batería estructuran a la perfección, los teclados de Sherinian complementan con mucha clase, con presencia pero de forma discreta, rellenando sin restarle ni un ápice de rock a las canciones y acompañando y rebatiendo en los solos y las guitarras de Joel.

El trabajo de Joel Hoekstra es definitivo, llegar a concebir este fantástico álbum, dejando a un lado avasallar con su protagonismo, dando prioridad a sus composiciones respecto a los alardes individuales, con aportes a la guitarra absolutamente certeros, que demuestran sin ningún tipo de egocentrismo lo magnífico guitarrista que es.

Toni Marchante
Temas:

01. Finish Line
02. I’m Gonna Lose It
03. Hard to Say Goodbye
04. How Do You
05. Heart Attack
06. Fantasy
07. Lonely Days
08. Reach the Sky
09. Cried Enough for You
10. Take What’s Mine
11. Running Games
12. Lay Down Your Love (bonus track)