John Garcia & The Band of Gold + Dead Quiet – 26 de Enero’19 – Razzmatazz 2 (Barcelona)

En medio de la vorágine de conciertos en la que nos encontramos desde mediados de enero, no podíamos no guardarnos un hueco para una de las personas más importantes en la historia del Stoner Rock, pues el que fuera cantante de Kyuss, John Garcia, pasaba por nuestro país con su banda de oro, y acompañados de los canadienses Dead Quiet, congregaron una buena cantidad de gente en la Razzmatazz 2.

Texto y fotos: Quim Torres

Con la sala llena, aunque dividida por la mitad con la clásica cortina, empezaron los potentes Dead Quiet, un joven quinteto que mezcla una gran cantidad de influencias, pero con mucha personalidad, yendo desde el Rock sureño y setentero, hasta el Sludge, pasando, obviamente, por el Stoner, todo ello interpretado con una energía sorprendente y una incansable actitud sobre el escenario. Aunque el concierto se hizo un poco largo hacia al final, pues estuvieron unos 40 minutos, fueron muy aplaudidos por el público.

PPxriZX gGj6272 1SC9dub

Con gran expectación, subían al escenario el trío de músicos que completan la Band of Gold que acompaña a García y arrancaron con el tema instrumental que abre su último disco y que es, por cierto, uno de los mejores temas de éste, alargándolo con improvisaciones y trayéndonos así el aire del desierto. Con esto salió al escenario el hombre al que veníamos a ver, con un atuendo que no nos esperamos si recordamos al John Garcia de los noventa: bien peinado y con camisa, reloj y botas camperas. Empezaron por dos temas de su reciente trabajo, “Jim’s Whiskers” y “Kentucky II”, con los que pudimos flipar con el perfecto estado de sus cuerdas vocales y pensar algo tan redundante como emocionante como “wow, es la voz de John Garcia”.

Pronto salió a la luz lo que todos esperábamos: Kyuss. Primero suave con “Conan Troutman”, luego con uno de mis temas preferidos de esta banda y del Stoner en general, “Gardenia” y, cuando pensábamos que iban a volver ya a sus canciones, nos sorprendieron con “One Inch Man”. La verdad es que fue una delicia oir a John Garcia cantar estos temas, aunque el sonido de la banda estuviera bastante lejos del de los míticos Kyuss y les faltara el auténtico Groove de estos, pues el sonido de John Garcia & the Band of Gold es mucho más Hard Rockero y limpio, y tampoco se les puede pedir que salgan de su terreno, porque entonces estaríamos viendo una banda tributo a Kyuss.

UQ2FFYj gNIyPSW idMxS0c

Volviendo a lo suyo, siguieron con dos de sus singles, que fueron cantados con ganas por parte del público: “Chicken Delight” y “My Everything”, la primera, aunque es un poco aburrida, es donde Garcia más demuestra su dominio vocal, y la segunda nos acercó algo más a ese groove que le falta al resto de las canciones. Pero la verdad es que no daba tiempo a aburrirse, porque rápido tiraban otro temazo de Kyuss, en este caso “Thumb”, del Blues for the Red Sun, con el que el público se vino arriba (literalmente, ya se veían los primeros crowdsurfings) y John Garcia empezaba a deshacerse poco a poco de su timidez.

Volvimos con otro tema del álbum que venían a presentar, “Don’t Even think About It”, que también fue el último que tocaron de éste, pues a partir de entonces vino una gran selección de Kyuss. Las primeras notas de “Rodeo” empezaron a sonar y el público a corearlas, y cuando empezaron los versos también pudimos escuchar la voz que había escondido el bajista hasta entonces. Entonces Garcia aprovechó para presentar a su banda, y estos continuaron con la instrumental y contundente “Molten Universe”, en la que disfrutamos sacudiendo la cabeza con el riff más Doom del concierto.

uXqMN7y RDrLBTB 3aLIywi

La puesta en escena de Garcia mejoraba a cada canción y, en “Hurricane” y “Gloria Lewis”, al menos, se desabrochó la camisa. Llegó entonces uno de los puntos álgidos del concierto, con el escenario cubierto por luces verdes empezó el inconfundible y pesado riff de “Green Machine”. Las voces que cantaban casi tapaban al propio Garcia, y cada vez se veía más gente ir por el aire. Con el público enloquecido aprovecharon para hacer un parón y volver con otro temazo como “Supa Scoopa and Mighty Scoop”, que el público empezó a cantar sólo con oír el riff inicial. Tras esta, John Garcia aprovechó para dar unas palabras de agradecimiento y mostrar su agrado por venir a nuestro país e incluso hubo un emotivo momento en que nos presentó a su hijo, que salió a saludar con mucha timidez.

Se acercaba el final, y arrancaron con la larga y psicodélica “Whitewater” y, por último, volvimos a una de las mejores canciones de la carrera en solitario de Garcia, “Kylie”, de su disco en acústico And the Coyote who Spoke in Tongues, pero tocada con la distorsión y la garra de la Band of Gold, con lo cual bordaron un final muy especial.

yTMlSXU f6PawOa fEbxp3Y

Creo que supieron contentar a la gente eligiendo lo que querían, que era Kyuss. Las canciones de su último trabajo están bien, pero no sobresalen tanto como para llenar media Razzmatazz, así que creo que todo el mundo salió contento recibiendo incluso más de lo que nos esperábamos, pues fue mucho más de la mitad del concierto dedicado a los padres del Stoner Rock.

Texto y fotos: Quim Torres