Editor's Rating

6

En el año 2011, es decir, un año después del triste fallecimiento de Ronnie James Dio, varios miembros de la formación de DIO de los discos “Holy Diver”, “Last In Line” y “Sacred Heart” se reunieron de forma informal para tocar. Así Vivian Campbell (guitarra), Vinny Appice (batería), Jimmy Bain (bajo) empezaron a engrasar la maquinaria y con el fichaje del vocalista Andrew Freeman empezaron a dar varios shows hasta que les llegó la oferta de Frontiers para que grabaran un disco con temas originales llegando, finalmente, a la publicación de aquel debut titulado “Heavy Crown”(2016), producido por el también EX-DIO Jeff Pilson (recordemos que fue bajista en los discos “Angry Machines”, “Strange Highways” y “Master of the Moon”) y con el que consiguieron un notable éxito con temas como “Devil in me” y “Starmaker”. Ahora, tres años más tarde, la banda vuelve con este “II” que marca la continuidad de este proyecto pese al fallecimiento del histórico bajista Jimmy Bain el pasado 23 de enero de 2016 a la edad de 68 años.

Habiendo substituido a Bain por el bajista Phil Soussan (EX OZZY OSBOURNE), y contando nuevamente con la producción de Jeff Pilson, LAST IN LINE lanzan su segundo trabajo y con él se da continuidad al espíritu que nos presentaron en su debut. Tal vez, eso sí, valdría la pena remarcar que este segundo trabajo se aleja cada vez más de la esencia DIO, adquiriendo así personalidad propia. Por tanto, a diferencia de la otra banda ex DIO llamada DIO DISCIPLES, fundada también en el año 2011 y formada por otros ex miembros de la banda como son Craig Goldy, Scott Warren y Simon Wright y cuya misión es rendir tributo a los temas de Ronnie de su época con BLACK SABBATH, RAINBOW y DIO, los LAST IN LINE se erigen como una banda propia, con temas propios y con estilo propio.


Evidentemente, el sabor del viejo duende sigue ahí – no en vano, Appice y Campbell fueron compositores en los referidos discos de DIO – pero la voz de Freeman y ese gusto por incorporar unas líneas compositivas muy ancladas en el rock más añejo de los setenta, hace que, como digo, LAST IN LINE ofrezca un sonido propio.

El disco arranca con una intro, algo muy de la época, para dar paso a la densa “Blackout The Sun”, con reminiscencias LED ZEPPELIN que, ciertamente, no merece el primer puesto en la distribución del disco. “Landslide” ya engancha más tratándose de un medio tiempo muy melódico y fácil de escuchar. Prueba de ello es que fue el primer video clip de presentación de este nuevo trabajo. “Gods And Tyrants” vuelve a la esencia ZEPPELIN, un tema que podríamos enmarcar en lo que se suele denominar sonido stoner y que mejora a partir del minuto tres que es cuando se acelera y nos deja disfrutar de uno de esos rápidos solos de Cambpell.
Seguimos desgrandando el disco. El quinto tema se titula “Year Of The Gun” y aquí, por fin, podemos disfrutar de la velocidad que puede ofrecer LAST IN LINE. El tema no pasará a la historia como mejor tema de nada pero, al menos, le da un poco de ritmo a un disco que, en líneas generales, es más bien tranquilo y propio de la edad de sus integrantes (a excepción de Freeman, el resto son o casi son sexagenarios). Como muestra de tranquilidad tenemos a la prescindible “Give Up The Ghost”, la predecible balada “The Unknown” o el pesado medio tiempo machacón “Sword From The Stone” del que lo único que destacaría es el solo de Campbell, esta vez sí, recordando esos grandes ejercicios de escalas que hacía en su época DIO.

Dicho esto poca cosa más nos queda por añadir. “Love And War” vuelve al recurso del medio tiempo tirando a aburrido, cosa que se repite con “The Light”. Salvamos, eso sí, tema “The Flag” porque en él encontramos a un Freeman algo más agresivo y crudo que ayuda a rememorar a nuestro siempre querido Ronnie.


Resumiendo, si bien es cierto que LAST IN LINE puede presumir de tener un sonido propio con toques DIO, no menos cierto es que paulatinamente se alejan de éste y presentan un disco de rock sin más que, evidentemente, no pasará a los anales de la historia del género pero, al menos, como apuntaba anteriormente, no se limitan al fácil recurso de recorrer el planeta con hologramas sino que demuestran la ilusión de unos músicos que siguen ilusionados por componer nueva música y eso hace que este “II” sea un ejercicio de honestidad.

Marcel.lí Dreamevil

Temas: 1. Intro, 2. Blackout The Sun, 3. Landslide, 4. Gods And Tyrants, 5. Year Of The Gun, 6. Give Up The Ghost, 7. The Unknown, 8. Sword From The Stone, 9. Electrified, 10. Love And War, 11. False Flag, 12. The Light

https://www.lastinlineofficial.com/


Comparte esto: