Nuevo trabajo de una de las grandes voces del rock y heavy de nuestro país. Leo publica este Mesías, como más que evidente continuación, ligeramente mejorada de su anterior trabajo “La Factoría del Contraste, que llama la atención de la abundancia de colaboraciones que presenta de músicos no habituales en la escena pero de gran nivel especialmente de la escena más extrema de nuestro país.

Belch

Tengo la sensación cuando escucho sus últimas publicaciones que, el hecho de intentar ser más extremo, intentar acercarse a esa música que siempre ha amado Leo, ha provocado que pierda ciertos aspectos que sí tenía en discos precedentes. Entiendo y supongo que la forma de encarar las melodías más en modo “Saratoga”, que tenían sus primeros trabajos en solitario, ya fuera como 037 o como Leo, le ha cansado y mucho, pero ha pasado al punto opuesto, haciendo en muchos momentos canciones arduas y difíciles de escuchar. Y no por volverse más agresivo y cañero, que esa parte la clavan, pero las melodías no tienen ese gancho, ese algo que te hace querer poner el disco una y otra vez. Y es una pena, porque no consigue destacar y resaltar su voz, la que para mí sea la mejor de este país (y que lleva mucho tiempo apurándola al máximo contra su salud).

Algo que con el paso de tiempo me ha ido gustando mucho de su trayectoria como Leo son las letras, tratando temas duros de forma magistral. Altamente recomendable leerlas todas porque permiten y animan incluso a reflexionar sobre ciertos temas.

Abren con uno de los grandes temas de este trabajo, compartiendo voz con Diva Satánica de Bloodhunter. Es el corte que sirvió para presentar el trabajo y llama la atención por cómo casan de bien las dos voces cantando a la voz. Sorprende escuchar al Leo con los guturales más brutos, así como luego utilizar toques suaves y delicados casi en exceso. Por lo dejarlo para más adelante, aunque no sea noticia, el trabajo de Carlos Expósito a la batería es tremendo y nunca está de más resaltar a este crack. Cuántas veces es otra de las que me han llamado la atención, ya que mezcla, de forma más que correcta, diferentes sonidos. Tiene tintes a Stravaganzza en las melodías, pero luego tiene partes electrónicas, con voces guturales de fondo, aderezado con un riff matador. Como digo una mezcla, tónica constante en todo este Mesías, pero en este caso bastante bien hilada.

Pero la joya de la corona de este Mesías sería Quererme Así, canción que la letra pone la piel de gallina hablando de la violencia de género, pero con el punto de vista de la mujer que consigue salir adelante, quererse y ver la luz al final del túnel. En cuanto al tema, el haber mezclado guitarras eléctricas y acústicas a la vez da una sonoridad apenas escuchada, al menos de la forma que la propone Leo. De este corte hay luego una versión cantada por Gema Hernández a modo de bonus track. Una voz, que lamentablemente desconocía pero que haberla escuchado en este Mesías me ha hecho descubrirla. Las otras dos versiones serían Aún sigo aquí (Still Alive) de Noctural Rites y Con los ojos bien abiertos (With Eyes Wide Open) de In Flames. Esta última no me ha parecido en absoluto acertada, suena muy extraña, salvándose un poco más el Cover de Noctural Rites. Además escuchar temas compuestos en inglés cantados en castellano, suele sonar raro, como ha sido este caso. Estos cortes se incluyen en la versión Digital como Bonus track, no en el disco como tal.

Volviendo a los cortes propios, más allá de los tres que lo abren, el resto bajan un escalón de calidad. De estos, destacaría La Ira, un homenaje a Metallica, que aunque tiene un aire, tampoco es que suene en exceso a la norteamericana. Juega con sonidos más modernos, aunque la esencia del corte sea thrash, especialmente gracias al sonido que consigue sacar Expósito a su batería. Es de los cortes con más gancho que podemos encontrarnos quizás junto a Piensa en Ti, canción que salió en el disco debut de Sacramento y que Leo rinde tributo. Gran balada, como fue la original. También habría que pararse un segundo en el corte que da nombre al trabajo. Mesías, con la colaboración de Mr. Korpa. Una locura de tema que intenta acercarse al metal más extremo, con tintes incluso black que sorprenden.

En definitiva, en general no es mal disco, mejor que el predecesor pero que deja la sensación de que podría ser aún mejor, por corto y porque hay canciones que no enganchan. No obstante, calidad tiene, porque tiene una gran banda y porque este hombre tiene registros vocales para defender lo que se le ponga por delante.

Belch

Temas:

Ballena negra – con Diva Satánica
Cuántas veces
Quererme así
Un mundo loco
La era de la individualidad
La ira
Piensa en ti
Mesías – con Mr. Korpa
Dos tazas
Quererme así – con Gema Hernández
Aún sigo aquí
Con los ojos bien abiertos

Videos:




ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07P496VKSir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B01CDMH5EGir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00W5KNDI4ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00B2M7DZA