7.0
Score

Tercera entrega de larga duración de versiones del guitarrista americano afincado en Japón, siguiendo los parámetros utilizados en sus discos anteriores, es decir, álbum de rock instrumental donde la guitarra es la protagonista y donde la melodía ocupa un lugar privilegiado.

Toni Marchante

Marty Friedman no necesita ningún tipo de presentaciones, irrumpiendo en los ochenta en aquella ola de virtuosos guitarristas, que acapararon la escena, comenzó con la banda Hawaii y fundo junto al entrañable Jason Becker el dúo Cacophony. La oferta de unirse a Megadeth para su gran “Rust in peace” resultó ser algo irrechazable, uniéndose al grupo de David Mustaine y participando en los inigualables “Countdown to extinction” y “Youthanasia” además de un par de discos más, siendo parte integrante de los americanos en su época más gloriosa.

Friedman abandona Megadeth en busca de nuevas experiencias musicales y acaba asentándose en Japón donde reside en la actualidad y parece haberse integrado perfectamente desde hace unos años, no hay nada más que ver su foto en la portada vestido de Geisha. Este tercer disco de la serie de covers Tokyo Jukebox, es el décimo cuarto de sus lanzamientos en solario. Como los anteriores (“Tokyo Jukebox» y «Tokyo Jukebox 2» editados en 2009 y 2011 respectivamente), esta tercera entrega nos rae versiones instrumentales de temas populares de la cultura moderna nipona.

Marty Friedman – Makenaide

Aunque hay matices distintos, este nuevo disco sigue la entela de sus anteriores, versiones de canciones melódicas, con mucho brillo y de estética muy agradable; algo común en las canciones de animé o J-Rock nipón, pero evidentemente endurecidas por los riffs de fondo y adornadas por las dobles guitarras y los virtuosismos. Marty hizo una selección de inicial de 20 versiones que adaptó y de ahí escogió la docena que se incluyen en este disco.

A partir de ahí, la mayoría de las canciones las podemos meter en el mismo saco, desde el principio con “Makenaide” de comienzo triunfal, las canciones se van sucediendo con sus melodías típicas de sintonías de series japonesas en versión rock instrumental, pero con algunas sorpresas marca de la casa que las hacen más diferenciales y atractivas, aunque muchas de ellas como la fantástica “Kaze Ga Fuiteiru” es demasiado evidente en cuanto a la filosofía musical de un disco muy lineal, donde quizás solo está cercano a la balada “Sazanka”.

Marty Friedman – Senbonzakurae

El disco contiene dos temas propios a modo de autoversiones y que son los que claramente se salen del guión establecido. Estas son “The Perfect World”, la cual escribió, grabó y lanzó en 2018 y que se usó para la serie de Netflix “The Beginning”, con un cierto éxito en Japón y que ha vuelto a regrabar con Alfakyun (cantante de J-Pop de Japón) a la voz, en el único tema cantado y “Japan Heritage” con el que cierra el disco, una canción en la que trabajó con la Orquesta Filarmónica de Tokio en base a un encargo del gobierno japonés, en una experiencia más que ha facilitado una manera elegante de cerrar este lanzamiento.

La conclusión, es que tenemos un álbum que no nos aporta mucho más de lo que nos aportaron sus anteriores. Marty Fiedman, como es habitual, se lo guisa y se lo come, aunque para este trabajo ha contado con la ayuda del bajista japonés Kiyoshi, bien integrado en el trabajo. Un álbum sin vestigios de los sonidos Megadeth (lógicamente, pues ese sonido es monopolio del señor Mustaine), pero donde encontraréis una colección de canciones agradables de escuchar, llenas de energía y positivismo.

Toni Marchante
Temas:

01. Makenaide (Zard cover)
02. Senbonzakura (WhiteFlame cover)
03. Gurenhua (Lisa cover)
04. Wind Blowing (Ikimonogakari cover)
05. Echo (Little Glee Monster cover)
06. The Perfect World
07. USA (Da Pump cover)
08. Fate (Beard Man Dism cover)
09. Go! Kaito Shoujo (Momoiro Clover cover)
10. Sasanka (Sekai No Owari cover
11. Time Goes By (Every Little Thing cover
12. Japan Heritage