intro El pasado viernes nos visitó el virtuoso guitarrista americano Paul Gilbert en la sala Cats, aunque en un principio estaba programado en la recién cerrada Caracol. Abriendo teníamos la versión acústica de Güru, que están a punto de presentar nuevo disco. Gran cartel el que nos esperaba y que no defraudó a nadie.
Texto y Fotos: Alfonso Dávila

 

La noche del viernes era una de esas noches en donde parece que se han puesto todos de acuerdo para tocar, ya que además del concierto de Paul Gilbert en la Cats, no muy lejos de allí descargaban Ill Niño y en la zona centro estaban los piratas de Alestorm, pero yo me decanté por uno de esos músicos a los que al menos hay que ver una vez en la vida para poder apreciar lo que es un virtuoso. Abriendo la noche teníamos a Güru, pero en versión acústica con David Palau a la guitarra y Dagarod a la voz.

_DSC4777_DSC4857_DSC4863

Abriendo estaban David Palau y Dagarod, que acompañaban a Gilbert en algunas fechas de su gira española para presentar en formato acústico el que será su próximo disco. No disponían de mucho tiempo, pero en los 20 minutos que nos ofrecieron nos dejaron a todas con muchísimas ganas de escuchar sus nuevos temas y de poder verles en eléctrico, para lo que tendremos que esperar debido al cierre de tantas salas en las últimas semanas, lo que está complicando la labor a muchos grupos para poder encontrar una fecha para poder tocar en Madrid. Comenzó David Palau con un tema instrumental solamente con su guitarra, y para el siguiente ya teníamos al dúo completo sobre el escenario. La primera canción que interpretaron juntos fue “White”, que además le da nombre al nuevo álbum, y lo primero que sorprendió gratamente fue la potente voz de Dagarod, uno de los grandes cantantes que tenemos en nuestro rock y que tampoco sabemos apreciar. Continuaron con la balada “If you go” y “Sometimes” de su primer disco. Las nuevas canciones suenan muy bien, con un aire hardroquero que engancha a la primera escucha, pero para poder apreciarlas mejor tendremos que esperar a la salida del disco.

A las 21:05 y con un ligero adelanto respecto al horario (en Madrid eso es bastante raro) salía el larguilucho guitarrista acompañado de su banda. Si Paul Gilbert es un grandísimo músico, sus músicos tampoco son precisamente mancos. A la batería está Jeff Bowders, que nos dejó a todos boquiabiertos, porque le daba lo mismo tocar jazz que atronar a todos con el doble bombo, el hombre lo clavaba todo; al bajo le acompaña Mike Szuter, el cual parecía que no estaba muy agusto con su sonido y estuvo ajustando todo para que sonase como él quería, aunque la verdad es que el sonido que disfrutamos fue perfecto; Emi Gilbert, la mujer de Paul, hace años que le acompaña con los teclados y a los coros, lo hizo bien pero hubo momentos en los que se perdía un poco. Grandes músicos que acompañan al guitarrista de Mr. Big, quien venía presentando su nuevo disco en solitario “Vibrato”.

_DSC5068_DSC5342_DSC4935

Tengo que reconocer que no soy precisamente fan de los conciertos de grupos de guitarristas, como Steve Vai por ejemplo, pero el concierto que ofreció en Madrid Gilbert me gustó bastante, aunque hubo algunos pasajes en los que se derivaba más hacia en jazz o en los que alargaba los temas innecesariamente en los que me aburrí. Vale que toca muy bien y todo lo que queráis, pero si en una versión de AC/DC de repente te la derivaba al blues, te descuadra el tema y te deja una sensación un poco agridulce.

Comenzaron con “Enemies (In the Jail)”, una canción intensa, que sirvió para mostrar como iba a ser gran parte del concierto. Después de darnos la bienvenida, siguieron con “Rain, Thunder ´n´ Light” y “Vibrato”, una mezcla entre rock, soul y jazz que encandilaba al variopinto público que se reunió en la Cats, en donde había desde rockeros con chupas de cuero y melena, hasta “gafapastas”. Para la parte del público rockera, el inicio estaba siendo bastante espeso y falta de algún que otro guitarrazo, para lo que no tuvimos que esperar mucho, ya que lo siguiente en sonar fue “Scarified” de su etapa en Racer X, interpretada de forma veloz y en donde nos ofreció un recital de tappings a dos manos increíble. La priemra versión de la noche, no fueron pocas precisamente, llegó con “Go All Night” de Pat Travers, en donde me gustó el tono que sacó Gilbert a su voz.

_DSC5025_DSC5060

Volvieron al último disco del guitarrista con “Bivalve Blues”, una canción de casi ocho minutos, pero que no se hizo larga y en donde se lució Emi con el sonido Hammond que sacó a su teclado. Otra canción nueva, “Put I ton the Char”, dio paso a otra versión, en este caso de “Blue Rondo a la Turk” de Dave Brubeck”, de la que hizo una brillante interpretación. En “Atmosphere on the Moon” llegó uno de los momentos más tranquilos del concierto, debido a que es un tema muy melódico y accesible. Si el anterior tema nos dejó bastante parados, el solo de batería que se pegó Jeff Bowders nos puso a todos de nuevo las pilas. No es habitual que a un solo de batería la gente le preste mucha atención, pero el que se marcó el señor Bowders no tuvo desperdicio y nos dejó a todos con la boca abierta.

Estábamos llegando ya a los últimos temas antes de los bises, pero lo que nos tenía aún preparado Paul Gilbert fue de infarto. Primero volvió a recordar su etapa en Racer X con “Technical Difficulties”, un tema masturbamástiles donde los haya, pero que la parte melenuda del público supo disfrutar. Cambio de guitarra y en solitario interpretó Gilbert un suculento medley que comenzó con “Be with You” de Mr. Big, y en el que hizo un recorrido por alguna de sus composiciones, como “Superheroes” o “Green-Tined Sixties Mind”, para terminar de nuevo con el tema de Mr. Big. De nuevo con toda la banda sobre el escenario se despiden con “Down to Mexico”, el último de los temas propios que harían.

_DSC5124_DSC5214_DSC5541

Solamente quedaba tiempo para los bises, que fueron una gran variedad de versiones, unas más acertadas que otras en su ejecución. La primera en sonar fue “Man of the Silver Mountain”, clasicazo de Rainbow, que aunque musicalmente lo hicieron bien, la parte vocal no estuvo a la altura, y es que emular a Dio con una voz tan justita como la de Gilbert, pues es misión imposible. Continuaron con “Stay with Me” de Faces y “Still got the Blues” del guitarrista irlandés Gary Moore, la cual sonó bastante bien, pero a la que le falta un poco más de sentimiento a la hora de interpretarla. Tras la versión del tema de Police “Synchronicity I”, llegó el que fue sin lugar a dudas la peor canción de la noche, “Sin City” de AC/DC, en la que se intercambiaron los instrumentos, tocándola la parte vocal a Emi, a la que la faltaba bastante desparpajo y soltura y que se pasó más de la mitad de la canción dando la espalda al público. Terminaron con “Beating Around the Bush”, también de los australianos, en la que metieron un solo que no venía a cuento.Muy buen concierto de casi dos horas, en las que Paul Gilbert derrochó maestría sobre el mástil, y en la que además pudimos catar un poco de lo que será el próximo disco de Güru.

Texto y Fotos: Alfonso Dávila

ENLACES RELACIONADOS:

Paul Gilbert: Vibrato // Mascot Records