Taste: Taste // Germusica La historia de esta banda por ahora corta, dos prometedores hermanos que dominan varios instrumentos y se han inspirado en bandas melódicas de los 80´s, una sensación que queda sobradamente demostrada en la escucha de la Intro del disco. Aunque la pretensión de estos chicos fue la de un proyecto en 2009 debido a los otros grupos en los que tocan, finalmente deciden trabajar duro y fichar por el mejor sello de rock melódico del Mercado, AOR Heaven. Este disco lleva en la calle casi dos meses pero está obteniendo una acogida muy tibia, no entendemos porqué, ya que es un estreno aceptable, no magnífico pero sí válido.
Casto Mschenker
Nota:6/10  

Es un disco cargado de elementos nostálgicos ochenteros, cómo os decía, la Intro es años ochenta 100% con una entrada de teclados y guitarras que representan ese sonido futurista tan propio de aquella década. En la misma línea arranca "Our dreams", un corte con vitalidad, teclados muy acertados y unas voces que recuerdan compases de FM y Valentine. Debo reconocer que por mi adicción a los 80´s supone una traba a la hora de ser crítico con este trabajo, una actitud que siempre procuro mantener, para no perder la personalidad en las letras que nuestros lectores pueden leer. "Cry for Love", una balada con riffs marcando medios tiempos, que suena a previsibles pero de una factura aceptable.

Nos va a costar mucho encontrar algún hit a lo largo de la escucha, mientras que es muy loable el nivel que saben mantener en cada tema. "Don´t give up" tiene una esencia enérgica, no vamos a encontrar individualidades espectaculares pero el equilibrio de todos los temas y el álbum, insisto, es de 10. Lo mejor del álbum: los teclados. "Stay" nos regala otro dominio de estos hermanos a los teclados, junto a unos riffs más cañeros en esta ocasión, muy propio de bandas como Valentine o Treat, enhorabuena por este corte porque es muy fiel a aquellas bandas.

La segunda balada, "My Rose", si dominas las teclas y añades una voz dramática, tienes el 80% de cualquier balada asegurada. En cambio, "Danger games" es de esos temas que le cuesta explotar y cuando lo hace, llegado a los estribillos, consigue atrapar al oyente hard rockero ochentero, lo vamos a repetir muchas veces, las estructuras musicales de este disco son leales y regulares, no se desvian ni un solo centímetro, se nota que son Europeos del Norte.

"Doesn´t feel like love" procura ser una balada con buenas guitarras, con buenos coros de los Borg y buenos acompañamientos, sencilla y sentida. Y probablemente, el hit del álbum si tuvieramos que elegir uno que además represente bien todos los elementos del trabajo, sería "In my Arms (Tonight)", un temazo con los mejores teclados, riffs y voces de los dos protagonistas de esta aventura nostálgica ochentera. Otra balada, "The one", misma fórmula, y letras para un tema muy arquetípicas.

Terminamos con "Fallen Angel", uno de los tres mejores temas, con más fuerza en las guitarras, quizá el punto en el que debieron haber empleado más esfuerzos para no aborrecer ni saturar de baladas ni medios tiempos. Por mi parte, tienen la máxima enhorabuena por componer y grabar un disco nostálgico ochentero, atrayendo la atención de Germusica que, no es poco. Son dos músicos de una talla espléndida, si se dejasen acompañar por una banda, y fuesen más cañeros, podrían competir con las mejores bandas del género y ellos deben saber que la competencia en Hard rock y Aor ahora mismo está en su pico más alto después de muchos años. El disco siendo de un 6 global, podría haber sido de 8. Muy buen estreno, se les espera con más empaque.

Casto Mschenker

Componentes:

Christoffer Borg – Voces, guitarras, bajo y teclados
Felix Borg: Batería, bajo, percusión y teclados

Temas:

1. Back to the Future (Intro)
2. Our Dreams
3. Cry for Love
4. Don´t give up
5. Stay
6. My rose
7. Danger games
8. Doesn´t feel like love
9. In my arms (Tonight)
10. The one
11. Fallen Angel