The Sick Boys – 20 de Mayo’18 – Sala El Intruso (Madrid)

Haciendo gala de su nombre, en el centro de Madrid se esconde el Intruso, una sala donde el pasado 20 de Mayo tocaron The Sick Boys presentando su último EP “Don’t stop the Rock’n’Roll”. Aprovechando su vuelta del festival "Rock’n’Blues" de Don Benito en Badajoz, los alevines del rock vintage presentaban en la capital su último lanzamiento producido por Dani Nel.lo, arrastrando las raíces clásicas, sección de vientos y mucho ritmo, swing y todo lo que sea para ponerse a bailar sin descanso.

sick_boys_madrid1 sick_boys_madrid3 sick_boys_madrid2

Quizá por estar en el centro urbano el concierto fue a las 17h de la tarde, o quizá porque era un Domingo… fuese el motivo que fuese había que ir a apoyar los pasos de esta gran y prometedora banda. Como decimos no sabíamos que ahí se daban conciertos y nos sorprendió tanto el acceso a ella como su interior, es inmensa y con un gran backstage para que los músicos dejen su equipo. Al ver el escenario tan pequeño, deducimos que allí se deben celebrar sesiones de dj o de baile, por eso la pista es tan enorme… si se plantearan “profesionalizar” lo de dar conciertos con mayor escenario y mejores luces seguro que más de un grupo acababa allí. Aunque por otro lado desconocemos como fue el tema de carga y descarga.

Centrándonos en lo musical, como no podía ser de otra forma la banda basó su repertorio en ese EP y en su primer disco “Swingin’ and Twistin’” mezclando sus temas como "El hombre del frac","Wild drug","Sick boy twist" o "Don’t stop the Rock’n’Roll", sumados al Just a Gigolo como versión del concierto, al no tener teloneros tocaron más tiempo con más temas de los que les vimos tocar en Tarragona. Sonaron muy bien y tuvieron unas luces más que decentes, por eso decíamos que si se mejorase toda la instalación seguro que ganaría muchos enteros la sala y los conciertos.

sick_boys_madrid7 sick_boys_madrid4 sick_boys_madrid5

Los chicos enfermos, que por ser tantos no se podían mover mucho, hicieron un gran concierto demostrando su valía con el repertorío que tienen más que sabido,Jordi a las voces mejora cada vez que lo vemos al igual que Roland a las guitarras o el siempre efectivo Andreu Ros al piano. La base rítmica supo hacer su papel secundario y la sección de vientos que no era la titular le dio la frescura de los temas del grupo.

Tienen mucho por delante, y muchas ganas… un placer ver como evolucionan y esperamos que pronto vengan más conciertos en mejores condiciones para demostrar lo que valen. Les seguiremos la pista.

Texto y fotos: David Aresté
ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07BBHW8QSir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B071CV5FPG