intro Vita Imana cerraba la gira de presentación de su último disco “Uluh” en la Sala Cats de Madrid. Además este no iba a ser un concierto normal de ellos, sino que a modo de cierre decidieron tocar todo el disco “Uluh” y grabar el concierto para la posteridad.
Texto y Fotos: Alfonso Dávila

Cuando llegué a la sala, unos treinta minutos antes de la apertura de puertas, me encontré con una enorme cola que daba la vuelta a la calle y que hacía presagiar un concierto colosal. Nada más entrar a la sala te encontrabas con un photo call , con la portada de “Uluh” de fondo, en el que la gente se podía ir haciendo fotos para tenerlas de recuerdo de la noche. Además hay que mencionar que para el concierto rebajaron los precios del merchan del grupo, pasando a costar las camisetas 10€, lo que ocasionó una larga cola para poder hacerse con una de ellas.Con este concierto cerraban la gira de presentación de “Uluh” y el que ha sido el año más importante para el grupo, en que han tocado en los grandes festivales del país (Sonisphere, Granitorock, Costa de Fuego, Leyendas del Rock, Resurrection Fest, etc.) y que les ha llevado patearse los escenarios de casi todo el país.

DSC_1107DSC_0963DSC_0921

El concierto que nos ofrecieron en Madrid fue alucinante, cargado de enregía y en el que no defraudaron a nadie. Encabezados por el Javier Cardoso que estuvo genial tanto como en su labor a las voces como en su papel de frontman. Pero el grupo no es solamente Javier, sino que está compuesto por Daniel, un pedazo batería, Miriam a las percusiones y que le da el sonido que caracteriza al grupo, Pepe que no solo se limito a tocar el bajo, sino que también doblo voces, y los geniales Román y Puppy que desataron un infierno con sus guitarras.

A las 21:30 se producía el esperado apagón de luces con el que se inició la brutal descarga de Vita Imana. Mientras iba sonando la intro “11º19´N 142º15´E”, los miembros del grupo se iban posicionando en sus puestos, a punto de reventarnos a todos la cabeza con “Animal”, con la que convirtieron a toda la sala en un pogo (en unos segundos pase de estar en la primera fila a la quinta, y eso que soy un tipo grande, a si que imaginaos lo que fue eso). Siguieron en el mismo orden que en su disco “Uluh”, con “Crudo invierno” y “Corpus”, dejando claro que esa noche no iban a dejar títere con cabeza. Después de unas palabras por parte de Javier Cardoso, un verdadero animal de escenario que no paró de saltar, correr, animar, etc., durante todo el concierto, nos presentó “Nada por ti”, el primer tema de su anterior disco en sonar en el concierto.

DSC_1017DSC_1096

La locura continuó con la bestial canción “Oculto” y sobre todo con “Gondwana”, en la que la respuesta de la gente fue increíble. En “Cuando despierta” Javi no dudó en tirarse a cantar entre el público, y con “Taikos I” llegó al fin un momento de tranquilidad, que agradecimos especialmente los que intentábamos hacer fotos. El inicio de “Nunca” hizo pensar a más de uno que era otro tema tranquilito con las percusiones por parte de Miriam, pero estaban muy equivocados, porque es otro de los temas potentes del grupo. La potente “Sistema nervioso” junto con “Parásito” volvieron a convertir la sala en un infierno. Después de “El Edén” llegó el momento más bestia de todo el concierto, que es decir mucho, con “Paranoia”. Yo que ya les he visto unas cuantas veces, sabía la que se suele armar con este tema, pero lo que se vivió en la sala Cats fue insuperable, con la gente haciendo un “wall of death” y volviendo a convertir aquello en un pogo gigante.

Tras un pequeño descanso, que se lo tenía merecidísimo, con la intro que anticipaba “Romper con todo”, en la que se subieron a colaborar Molly y Luis Tárraga de Hamlet, como ya hiciera Javier Cardoso en la grabación de su dvd en la Joy Eslava. Llegó el momento de sacar las guitarras acústicas para interpretar “Origen” y una increíble “11032011 (Taikos II)”, que tocaban por primera vez en un concierto y que fue dedicada a las víctimas del tsunami de Japón. Después de este momento de calma, llegó de nuevo la brutalidad sónica con “Qizás no sea nadie” y “Cráneo”. El concierto ya estaba llegando a su fin, pero aún nos tenían preparados dos temas más, “Un nuevo Sol” y la larguísima “Uluh” con la que cerraron el enorme conciertazo que se marcaron.

DSC_0890DSC_1103DSC_1062

El concierto de Vita Imana que pudimos ver en la sala Cats fue sinceramente increíble, uno de los mejores del año sin ninguna duda, y que por fortuna grabaron para que lo vean aquellos que no pudieron ir y para los que queremos volver a rememorar tan gloriosa noche podamos hacerlo. Cada vez que les veo en directo siempre termino pensando lo mismo, que van a llegar muy lejos, no solo aquí, sino también en el extranjero, porque semejante grupazo no se puede quedar en una anécdota, sino que se tiene que convertir en una leyenda, y si siguen trabajando tan bien como lo están haciendo lo van a conseguir tarde o temprano.

Texto y Fotos: Alfonso Dávila

ENLACES RELACIONADOS:

Vita Imana: Uluh // Kaiowas Records