Winger:Better Days Comin // Frontiers Records El caso de Winger es uno de tantos en la escena del hard rock americano de finales de los ochenta. Jóvenes, con ganas de comerse el mundo, con el sonido adecuado y añadiéndole una pizca de progresivo como toque personal, la banda movió bastantes copias de sus dos primeros discos, especialmente del debut, y parecían tenerlo todo para seguir con una buena trayectoria. Giras teloneando a bandas grandes les hicieron ganar aún más fans pero, ay, vino la revolución grunge y todo se vino abajo casi de un día para otro. A Winger tampoco les ayudó que en la exitosa serie de MTV "Beavis and Butt-Head" se les ridiculizara constantemente, con lo cual la banda no tardó en disolverse, tras publicar su tercer disco "Pull", en 1994.
Edko Fuzz
Nota:8,5/10  

Kip Winger, cantante y alma de la banda, empezó a labrar su carrera en solitario mientras que el talentoso guitarrista Reb Beach se alistó en varias bandas como Dokken o Alice Cooper antes de convertirse en miembro fijo de Whitesnake. En 2002, tras la publicación de un grandes éxitos la banda se reunió, y desde entonces han mantenido un estatus de semi-actividad en la que los miembros compaginan sus trabajos principales con escapadas al estudio y a la carretera como Winger de vez en cuando. Y en 2014, nos llega el resultado de una de esas escapaditas, un flamante nuevo album que lleva por título "Better Days Comin’" y que además, va a venir acompañado de una gira por América.

¿Y qué nos encontramos en este nuevo trabajo? Pues me atrevería a decir que una banda en plena madurez, escribiendo el tipo de canciones que le apetece sin presiones de ningún tipo. La inicial "Midnight Driver of a Love Machine" es un buen starter: vacilón, incluso con un toque macarrilla que ya muestra que la banda va a por un sonido clásico, sin florituras ni moderneces excesivas. Un buen y contundente riff de guitarra lleva el peso del tema, pero esto es Winger amigos. Cambios de tempo, de registro, interludios… Las señas de identidad siguen ahí. Sigue el segundo tema "Queen Babylon", un medio tiempo atmosférico clásico de las primeras épocas de la banda donde Kip demuestra seguir a un muy buen nivel vocal, especialmente en el estribillo del tema. Las revoluciones se vuelven a disparar con "Rat Race", un tema divertido aunque quizá sea el más plano del disco.

El tema que titula el trabajo, un canto al optimismo, es uno de los que más descolocan a la primera escucha y que, una vez asimilado, de los que más enganchan. Un perfecto ejemplo de orfebrería musical donde el tema evoluciona compás a compás hasta llegar a un estribillo que, lejos de explotar, suena a cualquier cosa menos a hard rock. ¡Qué grande es esta banda! "Tin Soldier", uno de los temas estrella del album, cierra la primera mitad del disco con pasajes de teclados, fraseos de guitarra puramente progresivos cortesía de Mr. Beach y Kip de nuevo forzando la máquina vocal pero con su elegancia característica. Una muestra casi inmejorable de Winger funcionando a tope, tanto en el plano compositivo como en la ejecución de los temas. Pura clase progresiva… en menos de cuatro minutos.

"Ever Wonder" es un baladón Winger por excelencia, que podría encajar perfectamente en "Corrupción en Miami", ya me entendéis. Mucha base de teclado, detalles de guitarra limpia y Kip Winger con otra ejecución vocal perfecta y en su sitio. Con "So Long China", Kip no se luce mucho con una lletra brillante, pero es, seguramente, el tema que más engancha a la primera. Puro hard rock melódico donde todo encaja, nada de estructuras complicadas pero sí detalles marca de la casa. Lo que en mi época se conocía como un "perfecto hit single". Temazo. "Storm in Me" es otro medio tiempo tirando a oscuro, con pinceladas Zeppelineanas. "Be Who you Are Now" vuelve a los terrenos más etéreos donde una banda como Winger se mueve con tanta comodidad mientras que "Out of This World" se encarga de cerrar el disco con unas gotas de épica melódica. Un tema que, de nuevo, crece y crece en el tipo de estructura que es tan del gusto de Winger. También hay espacio para los interludios con solos de Reb Beach que bien podrían encajar en algún que otro tema de Whitesnake. Un fantástico cierre a un disco que, con diez temas, no necesita nada más. Aquí ni falta ni sobra nada.

"Better Days Comin’" sea, probablemente, de lo mejor que han sacado Winger en su carrera. Un disco sólido, con personalidad muy marcada y con, me atrevo a decir, pasión. Se nota que la banda hace lo que le gusta, que se sabe mover por distintos terrenos y que le gusta explorarlos todos. Aquí no hay los hits que tenían los primeros discos, pero no hace falta. Editando un pedazo de disco como este en 2014, Winger se pueden sentir muy orgullosos de seguir siendo una banda que escribe grandes canciones y las ejecuta aún mejor si cabe. Sin duda, esto se catapulta a las primeras posiciones de la lista, si es que existe, de "Discos grabados por bandas hard de los ochenta después de 1998". Así de claro.

Edko Fuzz

Temas:

01 – Midnight Driver of a Love Machine
02 – Queen Babylon
03 – Rat Race
04 – Better Days Comin’
05 – Tin Soldier
06 – Ever Wonder
07 – So Long China
08 – Storm in Me
09 – Be Who You Are, Now
10 – Another Beautiful Day (Bonus Track)
11 – Out of This World

https://www.wingertheband.com/