Crim, el grupo catalán que más lo está petando actualmente en el mundillo de los sonidos distorsionados, ha sacado su tercer LP, Pare Nostre que Esteu a l’Infern, un disco que consolida el carácter que ha forjado esta banda a lo largo de los años. Si con su anterior trabajo lograron llegar a una gran cantidad de público, tanto a nivel nacional como internacional, ahora toca acabar de enganchar a esos oyentes con un disco que sigue la estela de Blau Sang, Vermell Cel, pero en el que también podremos encontrar algunos matices nuevos.

Quim Torres

Tras el impresionante artwork que se ha marcado Guillem H. Pongiluppi (del que, si sois fans de Star Wars, Alien o Warcraft, os recomiendo mucho hechar un vistazo a su trabajo), se abre el disco con “Potser no hi ha Final”, un tema muy directo y con un estribillo de esos que se te quedan en la cabeza. La canción se hace realmente corta, y casi no te da tiempo a asimilar el solo de Quim antes de que empiece el punteo un tanto Heavy del siguiente tema, “Hivern Etern”, quizás una de mis canciones preferidas del disco, por los detalles de la guitarra solista y por la letra mordaz, que critica las leyes sobre la vivienda y la política de desalojos que estamos sufriendo día a día.

Una letra más optimista, pero igual de socialmente crítica entre líneas, nos encontramos en “Caiguda Lliure”, interesante por sus contrastes entre dinámicas y por ser algo más suave, si la comparamos con las anteriores o la siguiente: “La puta copa del rei”, una canción llena de rabia, con una temática que va más allá del fútbol, a pesar de lo que pueda parecer por su título. Las letras de Adri son, como siempre, un gran punto a destacar de Crim, con sus metáforas, paralelismos y originales formas de atacar aquello que critica, un ejercicio al que vale la pena prestarle atención.

Llegamos a la canción que da título al disco, otra en la que más se reconoce la fórmula Crim, con sus estribillos potentes y punteos característicos, aunque aquí, en la parte final, se destaca el carácter oscuro que la guitarra solista añade a la pieza, con una melodía que hace de esta una canción diferente.

Acabamos la primera parte del disco con “Ullals de Llet”, un corte algo más Punk-rocker, con uno de los mejores solos del disco, y empezamos la cara B con otro gran tema como “Quan tornin les Sirenes”. Pero las dos mejores canciones de esta cara llegan con “Viure o existir” y “Debó”, que destacan entre las otras por tener algunos matices que las distinguen, con estructuras menos típicas, partes diferenciadas y versos potentes.

Si una cosa les pasaba a sus anteriores trabajos, era que algunas canciones se parecían entre ellas y aquí no he tenido para nada esa sensación, quizás los otros discos eran más directos, pero ahora han ido un paso más allá siendo un poco más originales, y la canción que mejor ejemplifica esto es “Himnes contra el Temps”. El disco se cierra con “L’instint dels animals” y “Quan tot sigui fosc”, que guarda un final por todo lo alto en su coda.

Si se compara con su anterior trabajo, al principio puede parecer que éste sea algo flojo, y es que Blau Sang, Vermell Cel es un discazo muy difícil de superar, pero Pare Nostre mejora con cada escucha y, en realidad, prácticamente llega al mismo nivel, además estoy seguro que en directo funcionará aún mejor, por la fuerza que tienen todos los estribillos y la variedad estilística que encontramos en estas canciones.

Quim Torres

Temas:

1. Potser No Hi Ha Final
2. Hivern Etern
3. Caiguda Lliure
4. La Puta Copa Del Rei
5. Pare Nostre Que Esteu A L’Infern
6. Ullals De Llet
7. Quan Tornin Les Sirenes
8. Viure O Existir
9. De Debò
10. Himnes Contra El Temps
11. L’Instint Dels Animals
12. Quan Tot Sigui Fosc



ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07K4YL542ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B01IUOG8XAir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07K4ZYJRJ