Fu Manchu + Gyoza – 7 De Octubre’16 / Sala Razzmatazz 2 (Barcelona)

Cuando los astros se alinean para que las cosas salgan bien, el señor Murphy se puede ir a tomar viento. Y es que la noche del 7 de Octubre de 2016 será recordada en Barcelona como la noche en que Fu Manchu reinaron por todo lo alto ante un público entregado, en una celebración del rock and roll y una persona muy querida en la escena de conciertos barcelonesa, Javi Ezquerro, quien lamentablemente nos dejó este verano demasiado temprano. Ezquerro y su promotora de conciertos, On The Road Music, eran uno de los referentes claros en la ciudad condal a la hora de apostar para que las bandas de rock tocaran en Barcelona. Cuando Javi nos dejó este verano, quedaba pendiente una serie de conciertos que se han estado llevando a cabo gracias a sus amigos y seres más allegados, quienes, como tributo a la figura de Javi, han cogido el toro por los cuernos para que todas las actuaciones anunciadas se celebren. De todas ellas, probablemente la de Fu Manchu era la que sobresalía más por nombre y popularidad de la banda en general. Y es que la banda de San Clemente llevaba más de siete años sin pisar nuestros escenarios, y desde entonces la escena stoner rock, de la cual Fu Manchu son exponentes de primerísima línea, no ha hecho más que crecer en nuestro país.

Texto y Fotos: Edko Fuzz

Abrió la velada la banda local Gyoza, de cuya actuación solo pude ver los últimos momentos, pero no hay duda de que su contundente sonido era un buen aperitivo para lo que estaba por llegar. De hecho, fue muy agradable comprobar cómo la sala Razzmatazz 2 se iba llenando poco a poco para dar la bienvenida a Fu Manchu. La primera alegría fue ver que los tristes telones de aforo reducido se habían quedado en el almacén, y a la hora señalada, la sala presentaba una entrada más que respetable con el ambientazo de las grandes ocasiones.

Y entonces sucedió. Los cuatro californianos y sus Vans tomaron las tablas bajo una tormenta de acoples que nos indicaba que la maquinaria no había hecho más que ponerse en marcha. Rápidamente Scott Hill empezó a pulsar las cuerdas de su Dan Armstrong de metacrilato con el riff inicial de "Hell On Wheels" y el caos empezó en las primeras filas mientras la banda se unía para poner primera en la apisonadora y empezar a arrasar todo lo que se le ponía por delante. No olvidemos que el leit-motiv de esta gira es recrear el disco "King of The Road" (2000) entero, así que esa fue la primera parte del concierto. En orden, y una tras otra, las canciones de uno de los discos más queridos por los fans de Fu Manchu iban cayendo: "Over The Edge", "Boogie Van" (fantástica), "King Of The Road" (toda la sala coreando, puño en alto, aquello de "King Of The Road says you move too slow!")…

cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0494cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0339cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0382cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0544

Tras unos titubeos iniciales con el sonido, al tercer tema la banda ya sonaba como un tiro, como era de esperar. No en vano, los cuatro miembros de Fu Manchu son músicos excepcionales, y además logran que el todo sea más que la suma de sus partes. Sin ir más lejos, ahí estaba Bob Balch en su esquina a la derecha del escenario, sacudiendo la cabeza sin tregua y descargando riffs sin piedad, contrastando con la imagen de Brad Davis, prácticamente fusionado con su bajo negro y con los pies casi atornillados al escenario mientras miraba al público fijamente a los ojos. Scott Reeder es una bestia tras los parches capaz de sacar adelante cualquier situación sin despeinarse mientas que la cabeza visible en escena es, por supuesto, Hill con su rubia melena que se agita al ritmo de espasmos provocados por la maquinaria de riffs del sur de California.

Digno de mención especial fue, por supuesto, el público de todas las edades que lo dio todo durante los 90 minutos de show. Fuera con "Blue Tile Fever", "Weird Beard" o "Drive" (sí, tocan el disco entero en versión americana) los pogos y el crowd surfing se iban alternando sin problemas en una escena que no es demasiado frecuente ya en los conciertos en Barcelona. Y es que como mencionaba antes, cuando todo encaja, las cosas salen a pedir de boca.

 cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0485 cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0440 cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0170

Después de interpretar la versión de Devo, "Freedom Of Choice", que cerraba el disco, Fu Manchu abandonaron el escenario, pero no tardaron en volver para empezar el encore, el momento del concierto que realmente permitía algo de sorpresa. Que una banda interprete un disco entero está muy bien, especialmente si es de tus favoritos, pero no neguemos que ello hace que el concierto esté un poco encorsetado al tener que obedecer a un repertorio establecido con un orden concreto. Es por eso que cuando la Dan Armstrong de Hill empezó a escupir el riff de "Godzilla" (el tema de Blue Öyster Cult), Razzmatazz 2 se vino abajo. Fue en este tema una de las pocas ocasiones en que la banda se regaló con unas pequeñas jams atmosféricas que aportaban el ingrediente que faltaba para la ocasión.

Tras acabar el tema, un Hill no demasiado comunicativo, todo hay que decirlo, se acercó al micrófono para dedicar los tres temas que faltaban a Javi Ezquerro, lo cual levantó una ovación general en un momento muy emotivo. La guinda del pastel vino acto seguido cuando Balch activó su wah-wah para atacar el riff de "Evil Eye" que hizo perder por completo los papeles al respetable. Estamos hablando del tema probablemente más esperado por todos, así que los golpes en el desenfrenado pogo iban cayendo al ritmo de la batería de Reeder, trasladando a este redactor a una lejana noche ya de 1999 cuando los Fu vistaron nuestra ciudad por primera vez. Maravilloso. Tras tamaña muestra de poderío, Hill aún tuvo la sangre fría de preguntar a la gente qué tema querían escuchar antes de acabar. Como era de esperar en una situación en que la banda hace siete años que no visitaba la ciudad, el aluvión de títulos fue totalmente ininteligible, así que Reeder empezó a hacer sonar su cowbell al compás de "Mongoose" provocando un rugido de aprobación del respetable que aún pone los pelos de punta.

 cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0054 cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0083 cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0198 cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0376

La fiesta llegaba a su fin con "Saturn III", otra concesión a "The Action Is Go" (1997) que resultó el broche de oro a una tremenda actuación que se convirtió en un "I Was There" como una catedral de inmediato. Por supuesto, al ser el setlist prácticamente secuestrado por "King Of The Road", se quedaron muchísimos temas favoritos de todos en el tintero esta vez. Simplemente esperemos que estos cuatro gigantes de San Clemente no se hagan de rogar tanto tiempo para volver a visitarnos en otra ocasión que, a buen seguro, será tan maravillosa y mágica como la que vivimos el 7 de Octubre de 2016 en Barcelona.

Gracias especiales y un sentido recuerdo a Javier Ezquerro y On The Road Music por tratar siempre tan bien a este redactor y a esta web. Se os echará mucho de menos. También gracias y un abrazo gigantoid a Antonio Celeiro por su ayuda desinteresada.

 cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0175 cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0080 cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0511

Texto y Fotos: Edko Fuzz

cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0045
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0054
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0080
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0083
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0102
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0119
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0122
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0131
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0144
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0154
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0157
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0168
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0170
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0175
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0198
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0217
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0271
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0310
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0322
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0339
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0376
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0382
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0421
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0440
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0457
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0485
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0494
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0497
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0500
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0503
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0511
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0516
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0523
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0544
cronica_fumanchu_barcelona_photocredit_edkofuzz_0562