Editor's Rating

8

En marzo de este año salió a la venta el nuevo trabajo del guitarrista Michael Schenker, un disco que ha levantado un gran interés y expectación, por lo ambicioso e interesante del lineup y de lo que podría llegar a salir de ahí.

El nuevo trabajo de Michael Schenker continúa con la tendencia de ponerle adjetivos al nombre del guitarrista como fue el caso de Temple of Rock, haciendo que sea realmente complicado entender la discografía de este hombre. En este caso, encontramos una banda que recoge a varios de los mejores vocalistas que ha tenido el hacha a lo largo de su carrera. Comenzó como una reunión enfocada al directo allá por 2016, pero, gracias a su notorio éxito, cosa, por otro lado, bastante esperable, se han animado a crear un trabajo en estudio bajo nombre de Michael Schenker Fest. Como vocalistas contamos con gente de la talla de Robin McAuley (que muchos recordarán de los discos que salieron bajo el nombre de McAuley Schenker, de lo mejorcito de sus carreras), así como Doggie White, Graham Bonnet y Gary Barden. Junto a ellos, en la base rítmica también encontramos viejos conocidos del guitarrista alemán como son Chris Glen al bajo, Ted McKenna a la batería y Steve Mann como segundo guitarra y teclista.

Ya solo ver el nombre de los vocalistas genera ilusión como para escuchar este trabajo con ganas y las expectativas se puede decir que más o menos se cumplen. Estamos ante un buen trabajo, que no llega a cotas excesivamente elevadas, pero que cumple bastante bien, siendo disfrutable, con unos cuantos temas realmente buenos y huyendo de discos más mediocres que nos hemos encontrado en su discografía.

Bien es cierto que venga Graham Bonnet a poner voz a tus temas es un plus importante, pero hay que reconocer que ha conseguido crear temas con gancho, con buen gusto, y, lo que es muy importante y difícil, haciendo que los vocalistas puedan llegar a brillar y destacar.

Quizás lo peor nos lo den al inicio. Heart And Soul abre el trabajo y la primera vez que lo escuchas puede llegar a darte un cierto amargor y pesimismo de lo que nos vamos a encontrar. Un corte sin gancho, con estructuras y clichés altamente usados, que no motivan ni llaman la atención para nada. Destacar la colaboración de Kirk Hammet, aunque si no lo lees, tampoco es que se note su mano en exceso. No obstante, cuando pasamos a Warrior, la cosa cambia radicalmente. Warrior comienza con una línea acústica con Barden cantando realmente bien para dar paso a un corte de hard rock que linda por momentos con el heavy metal de ritmo pesado pero contundente que deriva en un estribillo perfecto para gritarlo a pleno pulmón en sus directos. Pero seguimos mejorando. Tras una introducción con órgano eclesial que poco o nada tiene que ver musicalmente, aunque sí en la letra, entramos en un corte galopante con uno de los mejores estribillos de este Resurrection.

Night Moods nos traslada a los setenta, a un hard rock más cercano a Deep Purple, aunque con un regustillo a los 80’s en ciertos momentos y que se sustenta en una labor realmente interesante de Bonnet en las voces.

Continuamos con otro de los estribillos más divertidos del trabajo, The Girl With The Stars In Her Eyes demostrando Doogie White que sigue siendo un vocalista top, y que precede a otro de los grandes temas del trabajo, otra vez con Bonnet a las voces y en el que se compuso para que tuviera ciertos aire Rainbow que tanto favorecen a la voz del cantante de origen inglés.

Messing Around cambia el rumbo y a más de uno le recodará a Van Halen, tanto en las guitarras como en ese ritmo tan característico. Otra de las canciones recomendables y que merecen sobrevivir tras varias escuchas.

Con el siguiente corte, Time Knows When It’s Time, me cuesta ser objetivo. Bien es cierto que no es el mejor tema, ya que salvo un riff, las estructuras y melodías no inventan nada, pero con la inestimable ayuda de Robin McAuley, han conseguido crear un tema 100% MSG que a los amantes de su discografía, especialmente con Robin a la voz, nos ha sacado una gran sonrisa. Anchors Away sorprende por lo oscura que comienza, descolocando para llegar a un estribillo casi épico, bastante heavy pero coreable.

Finalizando el trabajo no podía faltar el momento en el que el guitarrista da rienda suelta a su calidad con Salvation. Para finalizar nos deja el más que interesante medio tiempo llamado Living A Life Worth Living con Barden como comandante para cerrar después con The Last Supper en el que vuelven a cantar todos los vocalistas como pasaría también en el tema que abre el trabajo como broche final y perfecto cierre a un realmente buen disco.

La pega que le podría sacar a este Resurrection es que la variedad de cantantes y de estilos ya que adapta sus composiciones al vocalista en cuestión hace que puedas pensar que estás ante bandas distintas. No obstante, eso no quita para que tenga calidad a raudales y una frescura que realmente se agradece. El señor Schenker está apostando fuerte por este proyecto y por ahora el tiempo le está dando la razón. Veremos en qué deriva todo, pero el proyecto tiene muy buena pinta. Por ahora este Resurrection tiene mucho de lo que hizo grande a MSG con lo que merecen realmente una oportunidad.

Belch

Temas:

1- Heart And Soul 4:20
2- Warrior 5:21
3- Take Me To The Church 4:46
4- Night Moods 4:29
5- The Girl With The Stars In Her Eyes 3:48
6- Everest 3:42
7- Messing Around 4:34
8- Time Knows When It’s Time 4:23
9- Anchors Away 4:26
10- Salvation 3:38
11- Living A Life Worth Living 3:51
12- The Last Supper 4:52