Editor's Rating

8

Ya tenemos entre manos el nuevo trabajo de los alemanes Primal Fear, publicado el 10 de agosto de la mano de Frontiers.

Belch

Tras esta recargada y épica portada, encontramos un buen disco, y para una banda de casi 20 años y que publican sin fallo cada dos años, es una gran noticia. La banda mantiene un nivel alto generalmente sin grandes fiascos ni decepciones, pero este Apocalypse se puede erigir como uno de los mejores, no sé si de su carrera, pero seguro que de los últimos años sin lugar a dudas. Sorprende mucho que sigan en ese 2º o 3º escalón en cuanto a seguimiento y repercusión cuando ya tienen una trayectoria más que contrastada, y discos como este avalan que merezcan un mayor apoyo.

A este Apocalypse volverán a defenderlo en España por el mes de octubre. En concreto días 5, 6 y 7 de octubre en Salamandra 1 (Barcelona), sala Mon (Madrid) y Santana 27 (Bilbao) respectivamente con Riot V como banda invitada. Sorprende que esté tan cerca esta visita por Madrid de la anterior que tuvieron en el Granito del pasado mes de junio, pero, siempre se agradece verles en nuestro país.

Pero centrándonos en el trabajo, hay que decir que no hay fisuras, no hay bajones de nivel y que controlan muy bien el tempo del disco, entremezclando de forma inteligente canciones más intensas y heavys con cortes algo más melódicos.

Tras una intro instrumental y orquestal bastante prescindible abren realmente el trabajo con New Rise, con un riff clásico del power metal como toda la canción en sí que sirve perfectamente como calentamiento del oyente. Destacar el solo de guitarra tan épico y técnico que nos regalan. Gran inicio que no se viene abajo con el siguiente tema, en absoluto. Y es que The Ritual, tema del que han grabado video, es otro de los grandes aciertos de este Apocalypse. No obstante, puede que a más de un seguidor de la banda le choque el viraje a sonidos algo más oscuros y con sonidos industriales. No obstante, son prácticamente matices, no salimos de una canción heavy. De hecho, el estribillo es extremadamente heavy, con Ralf Scheepers en modo animal. King Of Madness por su parte es una canción más melódica, con un estribillo realmente interesante y adictivo. Un corte que, a priori, no esperarías en Primal Fear, pero que les queda como un guante, siendo otra de mis favoritas. Destacar otra vez a la voz de Ralf, llenando de matices y enriqueciendo enormemente la canción.

Ya en Blood, Sweat, & Fear sí nos encontramos con una canción 100% Primal Fear, con la consiguiente influencia de Judas Priest, especialmente en la voz. Y tras este chute de adrenalina, nos vuelven a relajar con otro medio tiempo, que puede ser considerado como la balada del disco. Comienza en acústico pero no deja de ser un señuelo para dar paso a la banda con sus distorsiones y un medio tiempo que va cogiendo intensidad progresivamente. Encontramos otro de los grandes estribillos de este CD.

El disco continúa a un gran nivel, a excepción quizás de Hail To The Fear, un corte menos inspirado que los demás. Le falta algo, no sé si un estribillo con más gancho o un solo que levante a un pabellón pero queda a medio gas. No obstante, esto es un mal espejismo porque vuelven a remontar el nivel y no se bajan de él hasta el final. Hounds Of Justice es un tema que te engaña, ya que comienza como un corte que comienza con un riff que se mantiene en la línea final entre el heavy y el metal más extremo para dar paso a otra cosa, con sonidos y armonías más modernas. Que nadie se asuste porque, aunque la primera escucha no parezca Primal Fear, si le das oportunidad estamos ante algo diferente pero divertido que merece la pena que sea escuchado.

Acaban con tres cortes como son The Beast, épico y power con mucho gancho, Eye Of The Storm que, si el anterior tiene tintes épicos, este lo lleva al siguiente nivel ya que es corte machacón, que le cuesta arrancar pero en el que toda la banda funciona como un motor perfectamente engrasado dando hasta pinceladas sinfónicas o Cannonball, un buen cierre de trabajo marca de la casa de Primal Fear.

Poco más se puede decir, salvo que merece mucho la pena escucharlo, ya que no deja de ser Primal Fear, aunque pequeños detalles que les sacan de la repetitividad. Un disco fresco, inspirado y con una banda en plenitud musical. Los amantes de los alemanes seguro que lo van a disfrutar bastante.

Belch

Temas:

01. Apocalypse 
02. New Rise 
03. The Ritual 
04. King Of Madness 
05. Blood, Sweat, & Fear 
06. Supernova 
07. Hail To The Fear 
08. Hounds Of Justice 
09. The Beast 
10. Eye Of The Storm 
11. Cannonball 

http://www.primalfear.de