vh12 "Vuelve el hijo prodigo de América sin chillar mucho la verdad. Las expectativas estaban muy arriba con este nuevo trabajo de quizás la banda mas emblemática de los Estados Unidos de América. En el momento de mayor esplendor de la banda, raros eran los espacios de difusión que no hacían mención al orgullo de estos. Y es que Van Halen ha sido una de esas bandas estandartes del Hard Rock durante mucho tiempo…
"
Sixx
Nota:9/10  

Vuelve el hijo prodigo de América sin chillar mucho la verdad. Las expectativas estaban muy arriba con este nuevo trabajo de quizás la banda mas emblemática de los Estados Unidos de América. En el momento de mayor esplendor de la banda, raros eran los espacios de difusión que no hacían mención al orgullo de estos. Y es que Van Halen ha sido una de esas bandas estandartes del Hard Rock durante mucho tiempo.

Desde su fundación haya por 1978, los hermanos Van Halen en comanda con Michael Anthony y un excéntrico cantante que se hacía llamar David Lee Roth, jugaron con el éxito tanto en el publico del Rock como en otras vertientes. No es un secreto la calidad de estos como instrumentistas y sobretodo como referentes en sus instrumentos. Eddie Van Halen, creador de su sonido tan personal e incluso el mencionado referente de muchos grandes guitarristas de hoy en día siempre acompañado de su Kramer Frankenstein. Alex Van Halen, su hermano de fechorías simple y contundente a la vez, estrafalario también en sus kits personalizados y creando unos breaks de autentico lujo. Michael Anthony un bajista resolutivo y con mucho peso y por supuesto la estrella que brilla con luz propia, David Lee Roth.

Qué decir de David Lee Roth, aparte de su meteórica carrera en solitario siempre rodeado de los más grandes, ha conseguido otro hueco importante dentro del Rock. Como decíamos antes, excéntrico, chalado pero también resolutivo y con un gran potencial. Rara era la fiesta en la que David Lee Roth no estaba en aquellos años locos de Los Angeles, y siempre el alma de las mismas.

Van Halen fue un fenómeno de masas en aquella gloriosa época, eso es indudable pero ellos mismos se comieron a sí mismos. Todo lo tiraron por la borda con sus escarceos con el alcohol y otras sustancias, gente tan peculiar como Gene Simmons se interesó por ellos, pero su actitud ante el negocio de la música era otra, actitud que les paso factura y que han estado pagando hasta hace poco tiempo. David Lee Roth aparcaba la formación de los hermanos e iniciaba su carrera personal haya por el año 1985 y es cuando entra en acción la era Hagar y no la menos importante.

Por estadísticas Van Halen se facturo más números 1 en la época Hagar que en la época Roth, pero el de Monterey venia como secundon y no desprendía el mismo halo de superestrella que Roth. En la época Hagar, como decíamos antes duro hasta el 96, y creo álbumes de una categoría espectacular. Sammy Hagar recuerda en sus memorias como fue el primer encuentro con el virtuoso de los Halen, recordaba entrar en una casa semiruinosa, con guitarras tiradas literalmente por el suelo y restos de lo que podían haber sido la madre de todas las fiestas, el problema es que para Eddie Van Halen su vida personal era una fiesta aunque no lo estuviera y eso pesa mucho en el cuerpo humano.

Una vez que Hagar abandona la formación por no habituarse al ritmo de la banda y quizás ya cansado de tanta tontería y amenaza de la vuelta de Roth, Van Halen empieza un vertiginoso descenso y en picado en lo que a su carrera se refiere. Un pobre Gary Cherone también con una calidad exquisita paso sin pena ni gloria por la formación, formación que ya daba sus últimos coletazos hasta que en el 99 la banda desparece de la faz de la tierra.

Desde entonces ha habido continuos rumores y alusiones a una reunión, fenómeno tan de moda en este segundo milenio, pero todo eran habladurías, rumores y especulaciones sobre la formación. Michael Anthony declino en continuas ocasiones esta reunión, el estaba centrado a tiempo completo con sus negocios, y las chaladuras de Lee Roth costaban algún cero más en los talones que se ofrecía por esta reunión.

En el 2006 y ya con Anthony descartado, el clan familiar acerca posiciones con el otro frente abierto, David Lee Roth. Y es cuando explota la noticia, David Lee Roth une de nuevo sus fuerzas a los hermanísimos entre caras sonrientes, abrazos y buen rollo. Pero nos faltan las cuatro cuerdas y alguien que pueda suplir la contundencia de Michael Anthony, y es cuando Eddie como alma Mater anuncia la inclusión en la banda de su primogénito Wolfgang Van Halen.

Todavía recuerdo las primeras imágenes de esta nueva formación y si algo era emocionante era ver como se le caía la baba al padre viendo a su hijo ocupar el hueco de una de las bandas más grandes de Rock mundial. A Wolfgang le queda mucho camino por recorrer, necesita todavía “pelarse el culo” en la carretera pero sin duda alguna tiene los mejores mentores que se podía tener.

Estamos en la actualidad, estamos en el 2012 de la era moderna y Van Halen amenaza con nuevo álbum, la expectación es máxima puesto que es casi la formación original y quizás ya cansados de reuniones sin sal alguna, refritos de bandas que no ofrecen nada, ni material nuevo ni nada parecido, solo pasear sus cuerpos por los escenarios para al final pasar por caja, Van Halen se desbancan con este “A different kind of truth” intentando arrollar con esa locomotora que aparece en su cover art. Ahora nos toca desglosar si el pulgar viene hacia arriba o hacia abajo.

“Tattoo” abre el disco y nos deja un muy buen sabor de boca, quizás porque como se viene repitiendo desde hace ya algún tiempo, es el tema anzuelo de la banda. Tema que han colgado como aperitivo en la red y que a ellos les servirá para dictaminar si han hecho un buen trabajo. Las críticas a este respecto han sido repartidas, gente que dice que no está a la altura y gente que les recuerda a la época en el que el reinado Van Halen estaba presente. Personalmente no esperaba un “Jump” pero si esta a la altura de una vuelta de la banda. Tema con estribillo repetitivo, con una contundencia aplastante y sobretodo que se te queda en la cabeza, un buen single de adelanto con la marca Halen incrustada.

“She’s a woman” es la sopresa del disco ya que es un tema repescado de su primera época. Cuando Van Halen contacto con Gene Simmons (Kiss) para que les ayudara de alguna forma, estos grabaron unas demos que están pagadas a precio de oro, en esta demo estaba incluido este tema clásico de la banda que incluso lo han llegado a tocar en directo en sus principios.

“You and your blues” arranca con unos riffs cortantes como cuchillos desplegando la pura esencia de Van Halen con buenos estribillos y unos coros perfectamente encajados con segundas y terceras voces, se nota que han hecho los deberes tanto la banda como la producción. Producción sin pero alguno y la más puro estilo de la banda. A medio camino del tema, Eddie ya empieza a destapar el frasco de las esencias, ya está calentito vaya y empieza un punteo de esos marca de la casa.

“China town” es quizás uno de los temas más heavy del álbum, cual locomotora, la de la misma portada podría ser, el tema arrolla sin piedad con una intro de Eddie ofreciendo ese algo que le hizo famoso. Después de un ejercicio de tapping sublime, la banda al completo con un Alex Van Halen pletórico, machaca su doble bombo una y otra vez mientras que Wolfgang dobla a su padre con su instrumento.

“Blood and fire” nos ofrece una entrada acústica para seguir con un tema de esos que se denominan “chicle”. Más sonido clásico de la banda en un tema muy bailongo y perfectamente válido para una radio fórmula. Lo que sí es cierto es que siendo el primer álbum de la banda en unos 14 años, parece que no ha pasado el tiempo, ojalá la banda siga por estos derroteros y esos días de vicio, locura y desenfreno los puedan llevar con algo más de cordura y no acabe esta locomotora estampada contra un muro de hormigón. “Bullethead” tira otra vez por un registro mas metalero donde lo mas reseñable es la buena química entre padre e hijo, perfectamente ensamblados y apreciando los dibujos que hacen sendos a la perfección. Es fácil separar el sonido de uno y otro apreciando las burradas que hacen, por supuesto que esto aparte de los músicos es una grandísima labor de producción.

“As is” le da la batuta a Alex para hacer de las suyas. Con una percusión pasada de rever le da el testigo otro ritmo clásico de los Californianos. Mas doble bombo entremezclándose con boogie crean una atmósfera perfecta para otro gran tema del disco. David Lee Roth hasta también en muy buen estado vocal. “Honeybabysweetdoll” suena mucho más actual con una melodía mas “nu metalera” solo rota en los estribillos con unos acordes árabes y con un David Lee Roth casi narrando una historia en vez de jugar con las melodías, aquí el peso de Wolfgang y Alex es importante y prácticamente son ellos dos los que llevan la canción por su terreno.

“The trouble with never” aporta una vez el clásico sonido de Van Halen, la banda tiene su sonido particular, su forma de hacer las cosas haciendo diabluras entre pasaje y pasaje, Eddie Van Halen es como si fuese por su camino pero por supuesto atinando en todo lo que hace. Sin duda su versatilidad a la hora de trabajar sus guitarras en los temas es lo que le hace grande, amén de su categoría musical por supuesto.

“Outta space” ofrece un arranque directo con un riff también escrito en el manual de la banda. David Lee Roth nos ofrece unos registros altísimos con su voz en las estrofas que tocan la calma en los estribillos marcando una buena melodía. “Stay frosty” suena con puro sabor americano, guitarra acústica y narración por parte de David Lee Roth en tono casi humorístico, simplemente escuchándolo se nota la vena de frontman de David. Después de esta intro acústica, la banda al completo arranca en clave de Rock and roll puro donde se siguen intuyendo por debajo las acústicas. Llegamos casi al final con “Big river” y una pequeña intro clásica de Eddie da paso al protagonismo una vez mas de la sección rítmica donde Wolfgang marca con precisión cada golpe de bombo y caja de su tío.

Y tocamos el final de este regreso de la banda, y que quizás para muchos no está a la altura de lo esperado ya que esperaban algo distinto, pero lo que no cabe ninguna duda es que Van Halen regresa con fuerza y con un sonido clásico como seña de identidad de la banda. No estamos ante un sonido de la era Hagar lleno de sintetizadores, estamos ante el resurgir del hijo perdido de América con permiso de Tom Petty. Solo esperamos que su Tour caiga por tierras españolas para ver a estos titanes batirse en duelo sobre el escenario.

Sixx

Temas:

1. Tattoo 04:44

2. She’s The Woman 02:57

3. You and Your Blues 03:43

4. China Town 03:15

5. Blood and Fire 04:26

6. Bullethead 02:31

7. As Is 04:47

8. Honeybabysweetiedoll 03:47

9. The Trouble With Never 03:59

10. Outta Space 02:54

11. Stay Frosty 04:08

12. Big River 03:51

13. Beats Workin’

Web: http://www.van-halen.com/

[youtube]http://youtu.be/3WfQ-hV3WtA[/youtube]