Medina Azahara + Eternal Psycho – Teatro Egaleo, Leganés, 29-Agosto-2020

Odio esto que llaman “nueva normalidad”, ya está, dicho, así luego puedo seguir con tranquilidad la crónica de, por fin, una noche de música en directo. Y es que todo son problemas, ambientes fríos, publico contenido, miedo y sensación de “no normalidad” que hace que no disfrutes como debes del espectáculo CULTURAL. Pero, por el momento es lo que nos toca vivir por lo que trataremos de seguir sintiéndonos vivos.

50289397246_46eb04a999_o50289397256_8184cc25d4_o50289397286_ddd09a6ae3_o

Los madrileños Eternal Psycho pisaban el escenario a las 21:00 horas con una gran imagen encabezada por la llamativa Beka. La propuesta musical de la banda jugó en su contra en esta ocasión y es que, su hard rock “sampleado” con la mezcla de voces entre Beka y Lucky no consiguió enganchar a un público nostálgico como el de Medina Azahara. En los cerca de cuarenta minutos de descarga los madrileños descargaron los temas de su álbum “Your Demons Are Real” de una forma muy fiel al sonido de estudio. Sinceramente, con la imagen de la banda esperaba un show algo más “impresionante”, a parte de una pareja de bailarines el concierto fue previsible e incluso algo monótono, algo chocante ya que Eternal Pshycho deberían explotar más en directo su estética. Puede que no fuera el mejor momento ni el lugar para disfrutar de ellos en directo por lo que esperaré a verlos en otra ocasión y con su propio show para poder tener una opinión más firme sobre ellos.

Treinta años nada y nada menos has pasado desde que Medina Azahara saltara al escenario del Teatro Egaleo de Leganés para grabar su disco “En Directo” y, música aparte, la dichosa frase “cualquier tiempo pasado fue mejor” encaja perfectamente. Los cordobeses decidieron hacer un homenaje a ese 30 de Junio rescatando temas de su repertorio de aquella época, para comenzar, el inicio del show fue el mismo, esa mítica introducción que dio paso al corte “Al-Hakim, Otro Lugar” con algún problema en el micro de Manuel Martínez. Alguno de los asistentes parecía rejuvenecer de repente, quizás también por el sorprendente frio que nos pilló por sorpresa. Los problemas de sonido parecía que no tenían una fácil solución ya que Manuel Ibáñez no hacia más que salir y entrar al escenario quizás en busca de “su normalidad”. A pesar de la distancia el público no tardó en entrar en calor sorprendiendo incluso al grupo que tuvo que alargar un poco “Tierra de la Libertad” cuando la audiencia decidió cantar a pleno pulmón el estribrillo una vez finalizado el tema.

50289579327_a3e3d3895f_o50289579277_a502ae7db5_o50289579297_008be7f604_o

“OUA La Tierra Perdida” fue el corte solicitado por Manuel Martínez para olvidar la situación “vamos a hacer como hacíamos antes, las chicas saben su parte y la de los chicos también” así dieron comienzo al tema que apareció en aquel “Dónde Está La Luz” publicado en 1993. Uno de los momentos más aplaudidos de la noche llegó con la presentación de uno de sus temas más recientes, “Trece Rosas”, que confirmaba el gran estado vocal en el que se encuentra Manuel, un auténtico profesional que sin duda ha sabido cuidarse perfectamente sus cuerdas vocales. El Egaleo no estaba lleno pero presentaba una buena entrada, el miedo es libre, y los que estaban allí eran esos seguidores de Medina Azahara de siempre, la melancólica y emotiva “Córdoba” dio buen fe de ello, después de que la inactividad le jugara una mala pasada al bueno de Manuel Ibáñez que entro tarde con su teclado lo que provocó la carcajada de Manuel Martínez y el resto de la banda que se lo tomaron con humor, cosas que dan la experiencia sobre un escenario. A pesar del desliz y del confinamiento la banda sonaba muy compacta, Manuel Ibáñez ha cogido mucho protagonismo en el sonido de la banda y también a nivel escénico, la frescura y la animación la pone sin duda Juanjo al bajo pero aunque no vaya a descubriros nada nuevo, lo de Paco Ventura es soberbio, que tremendo MÚSICO, así, con mayúsculas.

La parte más “flamenquita” del concierto, como la definió Manuel Martínez, dio comienzo con “Al Padre santo de Roma” que sirvió de anticipo al, como no podía ser de otra manera, “acto de presencia” de Triana con los clásicos “El Lago” y “Abre la Puerta Niña”. Medina Azahara necesitaba un receso y el público “Necesito Respirar”, por el tema y por el agonio de las mascarillas, se juntaron ambas combinaciones y tras sonar la canción más reconocida del grupo abandonaron momentáneamente el escenario. La vuelta fue para interpretar su nuevo tema por primera vez en directo, “A Metro y Medio De Ti” que sonó enormemente emocional. Casi dos horas de concierto que nos llevamos de regalo para sacarnos un poco del tedio e irnos a casa con un deseo para todos, “Ser Felices”.

50289579382_fbd23aabe0_o50289428821_8ee4b45781_o50289579342_d5cbceefee_o

Texto y fotos: Raúl Blanco

Set List Medina Azahara:

-Intro
-Al-Hakim, Otro Lugar
-Paseando por la Mezquita
-Palabras de Libertad
-Por un poco de amor
-Velocidad
-Qué difícil es soñar
-Navajas de cartón
-Tierra de libertad
-OUA La tierra perdida
-Trece Rosas
-Córdoba
-Otoño
-No quiero pensar en ese amor
-El pozo de mi ser
-Solo un camino
-Al padre santo de Roma
-El lago (Triana)
-Abre la puerta niña (Triana)
-Necesito respirar
-A metro y medio de ti
-Todo tiene su fin
-Ser felices