Your Grace + Udol – 25/10/2018 – Razzmatazz 3, Barcelona

El pasado jueves 25 de octubre pudimos disfrutar de un buen doblete en la Razzmatazz 3, con dos bandas sobresalientes del underground barcelonés; presentando su primer LP, Your Grace encabezaban un cartel completado por el dúo de Doom y Sludge Udol.

Texto y fotos: Quim Torres

Era una noche concurrida, pues en un radio de 50 metros encontrábamos dos buenos conciertos más, Hypnos y Lizzies en la Rocksound y cuatro buenos grupos de Brutal Death Metal en el Ceferino; aun así, fuimos bastantes los que elegimos ir a Razzmatazz, pues hacia la mitad del concierto de Udol, la sala estaba cerca de estar completamente llena.El dúo de Caldes de Montbuí es una de las bandas que más he visto en el último año, y no me canso de hacerlo, su Doom es hipnótico, te atrapa y te deja con ganas de más. Empezaron con una canción bien cañera de su primer EP, “Origen”, la guitarra de Roque sonaba como si fueran diez, pero fue decepcionante que en este tema no se escuchara a penas la voz de Adri.

Udol_Bcn-06411 Udol_Bcn-06465 Udol_Bcn-06474

Tras los 9 minutos que dura “Origen”, Roque se cambiaba de guitarra para darle caña a los temas de su último trabajo, en el que ya pudimos escuchar un poco mejor a Adri, que nos contaba las historias de las brujas de Caldes. Sonaron “Judici” y la sludgera “Execució” que hizo mover aun más al público con su ritmo más acelerado, para acabar con la magnífica “Invocació”.

De todas las veces que los he visto, seguramente esta no fue la mejor, por algunos problemas de sonido principalmente, pero, aun así, fue, como siempre, espectacular, y convencieron totalmente al público con sus 40 minutos de directo.

Era la hora de los anfitriones Your Grace, que, al contrario que Udol, no los había visto nunca, y despertaban una gran expectación en mí, pues ya me encantó su EP debut, y con la salida, hace escasos meses, de su primer LP me acabaron de enamorar. Ahora cabría ver si, finalmente, me acabaría casando con ellos.Empezaron creando una atmósfera muy especial que iba a mantenerse en casi todo el concierto, con una lenta introducción y el inicio de una canción de su primer trabajo, “Solitude”, con la que comenzamos el viaje astral hacia las montañas y más allá de ellas, en lo que estaba dispuesto como un ritual. Así pues, pasamos a “Holy Mountain”, el tema que cierra su primer EP y abre su nuevo álbum, y que enlaza con la siguiente canción “Hills Over Mountains”.

YourGrace_Bcn-06545 YourGrace_Bcn-06590 YourGrace_Bcn-06719

Con estos tres temas, consiguieron que parte del público entrase en la mística aurea que desprendían, aunque, como suele ser preocupantemente habitual en los conciertos de este tipo, siempre hay algunos que no saben callar en los momentos más suaves y ambientales, rompiendo un poco el efecto, pero Your Grace volvía a enmudecer esas voces con el potentísimo y contrastado riff que contiene “Hills Over Mountains”.Precisamente, “Voices”, era el título de su siguiente canción, pero estas si que deseaba oírlas, así que después de unas palabras de agradecimiento por parte de la cantante y bajista, Marta, empezaron con esta canción un poco más cañera, que animó fuertemente al público.

El sonido fue bastante bueno, las partes potentes sonaban con más fuerza que en el disco y los pasajes suaves te dejaban embobado con su magia, salvo por algún que otro acople. Pudimos disfrutar aun más del sonido en “Bag them and Drop them into the Woods”, que incorpora varios instrumentos poco convencionales, como el banjo a las manos del guitarrista Eugeni, y una especie de flauta travesera, uno de los diferentes instrumentos con los que nos sorprendió Marta a lo largo del concierto, además de las harmonías que consiguen las voces juntas de los dos componentes.

YourGrace_Bcn-06660 YourGrace_Bcn-06687 YourGrace_Bcn-06606

Nos acercábamos al final del concierto con “About a Place to All those Old Gods” y el mantra de “Om Namah Shivaya”, una canción bien cañera para acabar el concierto y dejarnos con ganas de más, haciendo que pidiéramos, cómo no, el bis de rigor, el tema que faltaba para completar su álbum, “The Fire”, con el que cerraron por todo lo alto casi una hora y cuarto de actuación.

Así acabamos una gran noche donde se juntaron dos grupos bastante diferentes, pero que comparten algunos elementos que los hacen tan especiales, como los riffs repetitivos y la idea de mantra, los pasajes atmosféricos y la fuerza espiritual de la música en general.

Texto y fotos: Quim Torres