uzz13Después de 2 grandes discos, Uzzhuaïa vuelven a la palestra por la edición de su nuevo álbum “Santos y Diablos”, con un verkami de campeonato incluido.
David Aresté
Nota:8/10

 

Como decimos “Destino perdición” y “13 veces por minuto” supusieron un cambio y una consolidación del grupo en la escena, tratándose de dos lanzamientos de rock puro y potente para pasar ahora a un cambio y un registro más maduro del grupo.

Maduro porque existe un riesgo y una evolución en este nuevo compacto, lejos de los temas ya sabemos que saben hacer a la perfección, este “Santos y Diablos” se presenta como el disco más variado del grupo viendo temas que no pensábamos que el grupo llegase a componer, o una visión más visceral y cruda de las letras de las canciones, o algunos de los ritmos de algunas de sus canciones.

Dicha variación y dicha novedad compositiva, implica que se nos haga extraño escuchar el grupo en según que tesituras, por eso necesitamos varias escuchas del mismo. Adentrarnos una y otra vez en las canciones del disco nos ayudará ver lo que comentamos: el mensaje de las letras, los detalles de los riffs, la intensidad de la base rítmica…

Elementos y momentos cuidados hasta el mínimo detalle, desde su inicio hasta el final, como la campaña de verkami que se vio envuelto el lanzamiento y que luego consiguió doblar la cantidad final para asombro y alucine de propios y extraños.

Pasando ya a asuntos musicales, distinguimos todo lo que hemos ido argumentando en varias canciones mostrando unos Uzzhüaia más rockeros, o por el contrario otros más experminemtales y melódicos.

“Una historia que contar”, “Santos & Diablos”, “Latidos”, “El solitario”, “Directo al mar” estarían en la parte de los temas que siempre ha hecho Uzzhuaïa. Cada uno con su pequeña variación y/o “transmutación” como el regusto stoner y sabbathiano de “Directo al mar” pasando por la vacilona y bailable “El solitario” o el lado macarra y social de la propia “Santos y Diablos”.

El yang a todo eso son el resto de temas, “Fugitivos”, “Resplandor”, “Cicatriz”, “En ciernes”, “1975”…melódicos, cálidos, sentimentales , crudos… una cara y una visión que en definitiva no es habitual para Uzzhuaïa y que nos costará ver en un principio.

Pone la guinda a todo esto el gran trabajo de Manuel Tomás en la grabación y mezcla captando y sacando cualquier detalle que suene de la base rímitca… acabando con el sempiterno Jussila que acaba de poner todo en su sitio en la masterización.

En definitiva, un disco que quizá como dice el propio título dispone de una parta santa y otra de diabólica… un día nos gustará oir unos temas y otros días otros, pero si vamos con todo hacia adelante quizá si nos cueste asimilar todo de golpe, sino es dándole varias escuchas al disco. Lo único que nos queda es esperar que se comiencen a confirmar fechas en vivo de los valencianos, que ahí de buen seguro que nunca fallan.

David Aresté

Temas:

01. Una historia que contar
02. Fugitivos
03. Santos & Diablos
04. Directo al mar
05. Latidos
06. Resplandor
07. Bailarás en el infierno
08. El solitario
09. Cicatriz
10. A un millón de años luz
11. En ciernes
12. 1975