Historock – 50 años de Rock Duro (XIV): Todo marcha bien

Hace ya unos meses que dedicamos un capítulo entero al rock nacional en aquel “HISTOROCK (X) – CON Ñ DE LEÑO”. En ese momento nos ocupamos de la primera mitad de la década de los ochenta así que ahora, que andamos ya a las puertas del cierre del repaso de esta, es de justicia dedicar un segundo capítulo única y exclusivamente a rememorar lo que se cocía en los fogones de nuestro país para rendir así un merecido homenaje a todas esas bandas que pusieron toda la carne en el asador para intentar impulsar eso que algunos llamaban “heavy rock”.

Antes de nada, quiero decir que, evidentemente no hemos podido dar cabida a todas las bandas que “empujaron” en los ochenta y seguro que, en caso de nombrarlas a todas, siempre habría alguien que, con razón, echaría de menos a alguna. Por eso, el criterio a la hora de hacer esta selección no ha sido otro que el de rescatar los viejos vinilos que acompañaron la adolescencia de quien escribe estas líneas así que, comparto con vosotros parte de mi colección.

1. ÁNGELES DEL INFIERNO. “Todo marcha bien” (666, 1989).

De siempre se ha dicho que el pódium del heavy rock nacional ha sido encabezado por BARÓN ROJO, OBÚS y ÁNGELES DEL INFIERNO (en ese orden) y lo cierto es que cada uno hizo sus propios y mejores méritos en la década de los ochenta.

En el caso de los guipuzcoanos ÁNGELES DEL INFIERNO su mérito es mayor porque llegaron a ser leyenda con solamente cuatro discos, a saber, “Pacto con el diablo” (1984), “Diabólica”(1985), “Joven para morir”(1986) y este “666”(1989) que, pese a no ser de mis discos favoritos, llegó a convertirse en su trabajo más exitoso y el que les abrió las puertas del mercado hispanoamericano llegando a ser disco de platino.

Ángeles del Infierno – 1989

 

Como digo, este “666”, bajo mi punto de vista, bajó algo el nivel de adrenalina de sus predecesores. Además, también supuso un cambio de estética en el sí de la banda, con un rollo más glam y con un Gallardo rapado, sin su gorra motera habitual y con un estilo un tanto extraño vestido de seda negra y cambiando la melena por una especie de trenza asiática y rímel de samurái. En cualquier caso, todo eso les sirvió para conquistar un mercado del que todavía hoy siguen viviendo gracias a giras multitudinarias siendo, por tanto, uno de los supervivientes de los ochenta que finalmente se ha convertido en leyenda. Dicho de otro modo, mientras OBUS y BARÓN ROJO iban viendo como sus respectivas carreras iban decayendo, ÁNGELES DEL INFIERNO fueron lo suficientemente hábiles como para conseguir su mayor éxito precisamente a punto de estrenar la nueva década.

De la formación original, a día de hoy, siguen manteniéndose los eternos Robert Álvarez y Juan Gallardo (64) y al parecer, tras aquel “A cara o cruz”(1993) y “Todos somos ángeles”(2003), la formación ha preferido obviar gastar tiempo y dinero en estudios de grabación e invertir todos sus esfuerzos en sus giras americanas, la cual cosa les sigue manteniendo en primera línea de audiencias tal y como podéis comprobar en este fragmento de uno de sus conciertos de gira en Medellin (Colombia) o Guadalajara (Méjico) del año 2018.

Recuperamos para la ocasión la presentación televisiva de aquella vacilona “Todo marcha bien”, con letra universal y que hoy en día, 33 años después, podría ser banda sonora de cualquier telediario. Nos joden y nos reímos, todo marcha bien, nos importa todo un pijo, todo marcha bien. Mañana un nuevo discurso, que nadie va a entender, prometo y luego no cumplo, volvemos a obedecer”.

2. BARRICADA. “Rojo”. (Rojo, 1988)

Si en la segunda mitad de los ochenta muchas bandas vieron como su popularidad iba cayendo, lo cierto es que para los navarros BARRICADA el vuelo no había hecho más que empezar. Después del exitoso “No sé que hacer contigo”(1987), y visto en perspectiva, uno puede ahora afirmar que los BARRI, en 1988, cuando publicaron aquel “Rojo”, estaban a un paso de alcanzar sus mejores resultados, cosa que consiguieron con “Pasión por el ruido”(1989), su doble directo “Barricada”(1990) – que fue su primer disco de oro – los discos de platino “Por instinto”(1991) y “Balas Blancas”(1992) y el también disco de oro “La Araña”(1994).

Guardo especial cariño a este disco porque durante la gira de presentación de ese trabajo tuve ocasión de verlos en directo siendo aquel mi primer concierto de rock. Un concierto tan intenso como surrealista porque recuerdo que se llevó a cabo en una plaza de toros desmontable que erigieron para la ocasión en el barrio tarraconense de Bonavista. Un show en el que la banda ofrecía su repertorio más intenso correspondiente a sus primeros discos y donde los heavies y los punks se unieron en comunidad para laurear a unos cada vez más populares BARRICADA. Además, no dejó de ser paradójico que ese concierto se celebrara en una plaza de toros cuando, precisamente, su primer tema “Rojo” es claramente antitaurino y contra el maltrato animal, con aquella mítica letra “Rojo a muerte, corre por su casta, corta edad nunca da un paso atrás, señalado al rojo del acero, arranca arena sin ver entrando a matar”.

Barricada en la Heavy Rock – 1988

 

Este disco supuso el mayor éxito de BARRICADA hasta la fecha superando las 40.000 copias vendidas convirtiéndose ya en una banda de grandes aforos. Para más inri, cabe recordar que ese pegadizo “Rojo” fue interpretado por el bueno de Boni, que era el que siempre se encargó de cantar los temas más agresivos y a los que siempre le imprimía ese plus de rabia encima del escenario.

Por todo ello, no me queda por menos que rendir homenaje, no solo a BARRICADA, que finalmente se separaron en el año 2013, sino muy especialmente a Boni (Javier Hernández), a quien recientemente tuvimos ocasión de entrevistar y que tristemente nos dejó este pasado 8 de enero de 2021 a la edad de 58 años por culpa de un cáncer de laringe, poco después de habernos regalado su tercer disco en solitario titulado “Réquiem por el mundo”(2018).

3. CROM. “Morgana”. (Wasteland, 1987)

Fundados en Valladolid, en el año 1983 de la mano de los guitarras Denis Escuredo y Miguel A. Sotorrios, Gabriel Navarrete a la batería, se acabaron de configurar en 1984 con el bajista y vocalista Luis Gadea. Ese mismo año empezaron a tocar en su ciudad natal y a rodar por aquí y por allí hasta que, en el año 1987, consiguieron publicar su primer disco titulado “Steel for an age” con el que empezaron a girar a nivel nacional. Los problemas con su primer sello Sniff hicieron que cambiaran a Claxon y con éstos publicaron, en 1988, su reputado “Wasteland” con el que, literalmente, forraron todas las revistas del género. En esa época recuerdo perfectamente haber leído la crítica del disco en no sé cuantas revistas, así como haber visto fotos y entrevistas hasta aburrir. Era el momento del cuarteto mágico formado por MURO, FUCK OFF, LEGION y CROM, erigidos antes el respetable como el nuevo póker de ases del thrash metal español (aunque a decir verdad CROM no es que hicieran exactamente thrash).

Crom – foto promocional

 

A pesar del éxito, en el año 1990 la banda se disolvió, igual que le pasaría a FUCK OFF y poco después a LEGION. Es de suponer, y la historia así luego lo confirmó, que la década de los noventa fue la peor época para el heavy metal y más aún en España así que, lógicamente, las primeras bandas que fueron literalmente barridas de la escena fueran las que menos recorrido llevaban.

De todos ellos solamente Luís Gadea fundó una banda de Rock llamada CROSSBONES, con la que publicaría un par de maquetas y después decidió emigrar a Estados Unidos por motivos personales. Allí se embarcaría en un nuevo proyecto llamado HOLLOWSHELL, banda cuyo último trabajo conocido es “Imperfect Design”(2014), sucesor de aquel “Deadlights”(2008). Podéis leer una entrevista suya aquí.

4. FUCK OFF. “Another Sacrifice” (Another Sacrifice, 1988)

Esta banda barcelonesa fue una de las pioneras del thrash metal nacional atribuyéndoles así el mérito de ser la primera banda de thrash de España. FUCK OFF se formaron en 1987 de la mano de Joe (voz), Xevi (guitarra), Claudio Ringeling (guitarra), Jackson (bajo) y Mikki (batería). En 1988 Xevi abandonó la formación siendo substituido por Pep Casas y ese mismo año ficharon con la discográfica Claxon, igual que CROM, y lanzaron su debut titulado “Another Sacrifice” con un thrash claramente influenciado por la escuela SLAYER. Al grupo se le dio toda la promoción habida y por haber y todo con el fin de conseguir situar en la primera línea a bandas de thrash español (a pesar de que cantaban en inglés). No en vano, FUCK OFF recibieron el premio a la banda revelación de 1988 por la Heavy Rock Magazine.

Fuck Off – foto promocional

 

Su segundo disco, con cambios de formación incluidos (Joe abandonó su labor vocal y Pep Casas se ocupó entonces de cantar, tocar la guitarra y componer) tuvo mejor producción y una muy buena acogida. “Hell On Earth” (1990) seguía la estela de su predecesor y resultó ser un paso muy prometedor para la formación catalana. No obstante, y contra todo pronóstico, la banda acabó disolviéndose. Una vida muy corta, 4 años, para unos FUCK OFF que, pudiendo haber llegado lejos, decidieron bajarse del barco.

Con el paso de los años, el guitarrista Pep Casas (BARBARIAN) y el vocalista Joe reflotaron FUCK OFF en directo e incluso llegaron a publicar un nuevo disco titulado “Small As You Kill”(2013) en el que, por cierto, el vocalista Joe fue substituido por un nuevo cantante (Albert Gracia). A pesar del intento, digamos que su momento ya pasó y a pesar de la intentona, igual que vinieron, se fueron.

Rescatamos para la ocasión este auténtico archivo de arqueología audiovisual en la que se recoge un ensayo de la banda tocando el single que dio título a su primer disco.

Añadido a esto, y para que el lector pueda apreciar el potencial en estudio de esta banda, vamos a regalar este segundo corte extraído de su segundo trabajo “Hell on Earth” (1990) titulado “With (Hell Bellow The Belly)”

Y para que no se diga que no guardamos respeto a los pioneros, también recuperamos una de sus actuaciones más recientes del año 2014 en el Live EncounteReus Metal Fest.

5. LEGION – “Possessed” (Lethal Liberty, 1989)

Hace ya unos años colaboré para un artículo sobre la historia de LEGION, en el que yo mismo explicaba que “España era, en aquellos momentos, la primera mitad de los 80, el reino de BARON ROJO, OBÚS Y ÁNGELES DEL INFIERNO; pero a medida que nos acercábamos a los 90, todos estos grupos fueron perdiendo popularidad y fue entonces cuando intentaron tomar relevo bandas con mayor fiereza como FUCK OFF, LEGION, CROM o los míticos MURO (…) En aquella época todos íbamos, quien más quien menos, con esas cintas de 90 minutos en las que cabía un LP en cada cara, y recuerdo que algún amiguete me hizo llegar material de todas esas bandas.

Legion – foto promocional

 

LEGION me llamó especialmente la atención por su rudeza y por lo bruto del álbum de debut (…) Tal vez sea esta una opinión muy personal pero creo que LEGION, FUCK OFF, CROM Y MURO podrán presumir siempre de ser el estandarte del thrash español… pero ese estandarte no fue comprendido por las discográficas, que no hicieron otra cosa que arruinar lo que en otro territorio hubiera supuesto un ascenso al estrellado, sin ninguna duda (…) Estas bandas marcaron un antes y un después en la historia del Heavy Metal nacional pero es posible, y tal vez sea una opinión muy personal, que el fracaso de sendas propuestas haya hecho que en España nunca se haya podido consolidar una auténtica banda de Thrash Metal. Si nos paramos a pensar, pocas son las bandas extremas que realmente han sido grandes en este país como lo fueron LEGION O FUCK OFF.”(Metal4all.net, 2006)

Quince años después mi opinión no ha cambiado así que no creo que sea necesario añadir nada más a excepción de que, tal vez, ANGELUS APATRIDA merezca ese merecido puesto de sucesor del género.

Para la ocasión, recuperamos una actuación de LEGION en TVE, concretamente en aquel programa llamado PLASTIC en el que, por increíble que parezca hoy en día, se procuraba fomentar la cultura musical y en rock en especial. “Possessed” es un tema que apareció en su primer larga duración “Lethal Lyberty”(1989). A ese disco le seguirían “Mind Training” (1990) y “Labyrinth of Problems” (1992) cuyo profético título marcó el final de la banda. De todos ellos, Quimi Montañés (guitarra fundador) sigue en activo con su banda DELDRAC con quien ya ha publicado dos discos, a saber, “One Day More, One Day Less”(2016) y “Against Tyranny”(2019).

6. LEIZE – “Muros” (Devorando las calles, 1988)

LEIZE son una de esas bandas que a un servidor le entraron en vena directamente por culpa de aquel grandioso “Devorando las calles”(1988) que escuché una y otra vez hasta conseguir rallar el vinilo. Por eso quiero rendir homenaje a una de las bandas que, estos si que si, han sido capaces de resistir al paso del tiempo.

La banda es originaria de Zestoa (Guipúzcoa) y allá por 1982 decidieron meterse en esto del rock duro creando un sonido muy característico y a la vez de difícil definición ya que para unos era rock urbano, para otros heavy metal y para otros casi thrash si solamente escuchaba “Muros” que, precisamente, es la que vamos a recuperar en este capítulo.

Otro punto que jugaba a su favor eran las historias que contaban sus canciones, letras muy de barrio y con las que uno se identificaba rápidamente. Digamos que LEIZE cubrieron el eslabón perdido entre el rock urbano de BARRICADA y el heavy metal más tradicional, haciendo una mezcla, como digo, muy personal.

Publicaron cinco discos en estudio: «Devorando las calles» (1988), «Buscando… mirando» (1989), «Acosándome» (1991), «Loca pasión» (1993), «Todo por el suelo» (1995) y, como despedida, su doble CD en directo «Esto es lo que hay» (1996). Podríamos decir, por tanto, que LEIZE fue otra de las víctimas de la letal década de los noventa.

Por suerte, pasado el bache, LEIZE volvió a la carga con “Solo para ti”(2008), “Lo que faltaba”(2011), el directo “XXX”(2013), “Cuando te muerden”(2015) – con cuya gira llegaron de nuevo a actuar en festivales – y su reciente “Deriva”(2019) en el que tuvimos ocasión de entrevistarles y disfrutarles en directo ese mismo año.

Por el momento, los actuales LEIZE formados por los dos miembros originales Felix Lasa y Toño Rodríguez acompañados del batería Ibi Sagarna (ex BARRICADA) y el guitarrista Mikel Lazkano, acaban de publicar un nuevo tema titulado “No podrán” y esperemos que en breve reanuden su actividad en directo ya que, tal y como se puede ver en este otro directo del mes de enero de 2020, siguen estando en plena forma.

7. MURO – “La maldición de Kcor” (Telón de acero, 1988)

Si Cataluña tenia a FUCK OFF y LEGION, la capital del Reino no podía quedarse rezagada en cuanto a thrash metal se refiere. Evidentemente alguna buena banda tenía que salir de Madrid y así fue como en 1984, en Vallecas, se empezó a gestar MURO hasta que, un año más tarde, con la entrada del carismático “Sílver” (Silverio Solórzano), se configuraría la formación clásica de la banda junto al guitarrista “Largo”, el bajista “Julito” y el batería “Lapi”.

Fueron tan chulos estos madrileños que debutaron en 1987 con un disco en directo. Lo titularon “Acero y Sangre” y seguían la estela de aquello que se hizo llamar speed metal y que, personalmente, me recordaba bastante a lo que hacían los rusos KRUIZ, a saber, uno de los estandartes del speed metal soviético en los ochenta. De hecho, haciendo un pequeño paréntesis, hay que recordar que los rusos KRUIZ llegaron a actuar en el programa A TOPE de TVE en 1988.

Muro – foto promocional

 

Volviendo al debut de MURO, éste fue apadrinado por el batería y el bajista de OBÚS y grabado en directo en la sala Barrabás de Vicálvaro. Con esa mítica intro “Speed metal a tope, la banda más dura, el grupo más duro, se llama Muro”, se autodenominaron los precursores del speed metal nacional (en esa época el speed era considerado como un heavy metal tocado a toda pastilla y rozando el thrash metal). Ese primer disco ya contenía temas que se convertirían en clásicos de la formación como “Mata”, “Mirada asesina” y la versión del histórico tema de ACCEPT “Fast as a shark”.

MURO pisaba fuerte y pronto publicarían su segundo lanzamiento (el primero en estudio), titulado “Telón de acero”(1988), con el que llegarían a la televisión pública (si si, en los ochenta las bandas de metal salían en la tele).

Al año siguiente, con aquel afán de traspasar fronteras, intentaron conquistar “el espacio exterior” con “Mutant Hunter”(1989), un disco que contenía canciones de sus dos primeros trabajos cantados en inglés y que tuvo el mismo efecto que escuchar a los De Castro cantar aquello de “my heart is full of rock” en su versión sajona del “Volumen Brutal”. Total, que como solía pasar en la época, eso de cantar en inglés no acabo convenciendo ni a los de aquí ni a los de allá así que en 1992 volvieron al idioma nacional con “Pacto de Sangre”(1992) y después llegó el primer parón.

En 1998 Silver, Julito y Lapi retomaron la carrera publicando “Peligro Inminente”(1999) con aquel “España va bien, vamos apañaos (….) para el exterior solo somos paletos de boina y bastón” seguido de aquel “Corazón de metal”(2001), ya sin Lapi y un par de directos, a saber, “Este Muro no se Cae (2003)” y “Enterrados en Vivo 1987-2003 (2004)”. La banda vuelve entonces a separarse hasta que en el año 2009 los cuatro miembros originales insisten en arrancar de nuevo llegando a publicar “El Cuarto Jinete”(2013). No obstante, y a pesar del intento, Silver acabó por abandonar definitivamente la banda por motivos personales (una mezcla de su reciente paternidad y el hartazgo de mendigar en este pobre mundo del rock). El resto optó por cubrir su vacante con la hasta entonces encargada del merchandising de la banda, Rosa Pérez, con una estética y una forma de cantar que a más de uno le recordará a Azucena (SANTA).

Muro con Rosa Pérez

 

Actualmente, MURO sigue su actividad en directo tal y como podéis comprobar en esta actuación de 2018 en el ALMAZAROCK FEST de Murcia y, en consecuencia, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que de esa especie de “big four” españoles que fueron CROM, FUCK OFF, LEGION y MURO, solamente estos últimos han sido capaces de sobrevivir.

8. OBUS – “Me persigues” (En directo, 21-2-1987)

Este fue el primer disco en directo de la historia de OBUS. Los madrileños, tratando de emular a BARÓN ROJO, que recordemos hizo lo propio con aquel “Barón al Rojo Vivo”(1984), llevaron cabo la grabación de este directo en el Pabellón de Deportes del Real Madrid ante 10.000 personas. En este directo se incluyeron dos temas inéditos, a saber, “Suena que atruena” y este “Me persigues”, que sería publicado como single de este directo y que, bajo mi punto de vista, supuso una intentona por intentar ampliar su sonido hacia el famoso sonido comercial americano que tan de moda estaba en esos momentos.

Obús – foto promocional

 

Un intento que, a pesar de que aún contaba con el beneplácito de las televisiones y radios, no llevó nada bueno a la banda. Prueba de ello es que ya no volvió a haber ningún disco de OBUS hasta 1990, fecha en el que publicaron el fallido “Otra Vez en la Ruta” tras el cual se separaron hasta su nueva reunión un década más tarde, momento en el que retomaron su carrera con el exitoso “Desde el fondo del abismo”(2000) al que le siguieron “Segundos Fuera”(2003) y “Cállate”(2010). Aunque tardarían casi otra década en publicar nuevo disco de estudio, lo cierto es que en el período entre 2010 – 2019 la banda nunca ha dejado su actividad en directo llevando a cabo exitosas giras y volviendo a recuperar sus descargas en grandes festivales.

Su último trabajo de estudio se titula “Con un par”(2019), se ha considerado como uno de los mejores de su carrera y actualmente es una de las pocas bandas de rock duro que sigue defendiendo su actividad en directo a pesar de los obstáculos de la pandemia.

9. PEDRO BOTERO – “Desertor” (Pedro Botero, 1987).

La andadura de los zaragozanos PEDRO BOTERO está fechada en 1973 y vino de la mano de Abel Bartolomé (guitarra), Antonio Aguín (bajo) y Dámaso Casans a la batería. De hecho, en ese primer momento se llamaban PEDRO BOTERO Y LAS INFAMIAS DEL PECADO. Cuatro años más tarde la formación fue remodelada de manera que en 1977 el trío quedó configurado por los tres hermanos Abel (guitarra), Rubén (guitarra y voz) y Chirri (batería). A pesar del esfuerzo la banda no acababa de salir adelante y fue así como Abel acabó desistiendo, dejando a PEDRO BOTERO en manos de sus hermanos. Varios cambios de formación después llegamos a mediados de los ochenta con una banda compuesta por los hermanos Rubén Bartolomé (Guitarra y voz) y Chirri Bartolomé (Batería), acompañados de Charlie Colás (Guitarra) y Nano Pérez (Bajo y voz). Por fin, consiguen ser fichados por una discográfica (SNIF) y en 1987 debutan con su primer LP titulado “PEDRO BOTERO” en el que mezclaban el heavy y el rock y en el que destacaron temas como “Desertor”, “Sangre”, “Soledad” o este “Viejas campanas” emitido en televisión en 1985…”¡…y yo con mis 20 duros a jugar un futbolín!”

Su siguiente paso fue aquel “Guerrero”(1988), muy bien recibido por la crítica, muy promocionado y con temas tan potentes como el que da título al disco, “Guerrero”, “Ser Paranoico” o “El Sueño”. El tercer disco de estudio fue “La llave del alba”(1991) supuso un cambio de timón en su sonido orientándose hacia una faceta más melódica y orientada hacia el AOR. Destacan, eso sí, un buen par de cañonazos como son “Provocación” y “Donde quieras”. Por último, llegó “Oro y Cenizas”(1994), alejado por completo de su sonido original y en el que llama la atención la versión cantada en inglés de “Have You Ever Seen the Rain” de Rod Stewart.

Pedro Botero en 1987

 

Algunos años de actividad en directo después, concretamente en 1997, PEDRO BOTERO se tomó un largo descanso hasta que en 2007 decidieron reunirse para actuar en el LEYENDAS DEL ROCK. A partir de ahí fueron algunas sus apariciones esporádicas hasta que en 2015 publican “Volverás a escuchar su llamada”, un recopilatorio de la banda de la que se venden 1000 copias durante el primer mes de su lanzamiento, hecho que les pone de nuevo en marcha.

Hoy en día PEDRO BOTERO está formado por los clásicos Rubén (guitarra y voz) y Nano (bajo) acompañados del guitarrista Cesarito Royo (IRON MAÑOS) y el joven batería Alejandro Duarte (NAPALM STORM). Se dice de ellos que son la banda de heavy en activo más antigua de España y son considerados uno de los tres grandes de Aragón junto a HÉROES DEL SILENCIO y TAKO. Su último disco de estudio (sin contar el reciente recopilatorio “Volverás a escuchar su llamada. Vol.2”(2020) se titula “17/50”(2016) con videoclip incluido grabado durante la presentación del referido lanzamiento en el Oasis Club Teatro de Zaragoza. Uno de sus sencillos se tituló “Todo me da lo mismo” y llegó a ser presentado en la televisión aragonesa, mostrando así el respeto cosechado entre sus paisanos. (Aquí tenéis también la versión confinamiento de “Todo me da lo mismo”)

Va para el recuerdo este video en directo del tema con el que un servidor conoció a PEDRO BOTERO, extraído de su concierto en el Pabellón Municipal de Deportes de Zaragoza en 1989.

También podéis disfrutar de una de sus actuaciones más recientes en el POZAL ROCK 2019 en el siguiente vídeo.

10. SUBTERRANEO – “Miserere” (Toledo, 1987)

Uno de los vinilos que conservo con más cariño es el de esta joven banda llamada SUBTERRÁNEO y que en el año 1987 debutaban con este disco titulado “Toledo” y al que, en la época, se le dio bastante cancha en los medios especializados. Por aquel entonces la banda formada por César Gutiérrez, Antonio Quintana, Raúl Martín y Fernando Martín, obviamente de Toledo, practicaban un heavy metal que se catalogó como semi-speed metal y, como digo, la reseña del mismo fue publicada, entre otros medios, por la METAL HAMMER, en la que se hacían eco de la ilusión de la banda y de lo prometedora que parecía a pesar de la poca efectividad técnica del grupo. En cualquier caso, por aquel entonces SUBTERRANEO tuvieron la valentía de autoproducirse este primer disco el cual fue grabado en Barcelona en los Aprilia Sonido y distribuido por una desconocida discográfica llamada DIVUCSA-TRANVÍA.

Tal y como explica el propio Raúl Martin (bajista), con el paso de los años le parece imposible que llegaran a irse a Barcelona a grabar y autoproducirse los temas siendo menores de edad, “especialmente porque aquel primer trabajo discográfico llegó a ser “el disco más cotizado del rock español en aquellos años, cuyo precio en subastas ronda entre los 600 y los 800 euros””, asegura Martín (podéis escuchar aquí una reciente entrevista). Por lo visto, debo tener un tesoro en mi colección ya que tuve ocasión de hacerme con un ejemplar de este trabajo por 995 pesetas de la época.

Subterráneo en el recopilatorio de la Emisión Pirata

Aupados por, entre otros, el mítico programa Emisión Pirata, esta emisora publicaría aquel “Emisión Pirata – Vol.1(1991) en el que se incluiría el tema “Cientos de kilómetros”. De hecho, estaba prevista la publicación del segundo álbum con la compañía Madrid Récords de, El Pirata, pero al final esa discográfica nunca llegó a constituirse y finalmente, coincidiendo con una época en la que España dejó de promover aquella cosa llamada “Rock Duro”, la banda decidió disolverse.

Ese segundo disco titulado “Siempre solo”, grabado en 1992 y que se quedó en el cajón, albergaba una producción mucho mejor tal y como podemos apreciar en algunos cortes como son “La lámpara”, “Soñaré”, “Te buscaré”, “No dudes”, “Tragando polvo”, “Siempre solo”, “Sin ti” o “Chico lo siento”, tema este último que llegaron a presentar en TVE.

Finalmente, 25 años más tarde, SUBTERRANEO consiguió publicar ese segundo trabajo y presentarlo un 2 de diciembre de 2017 en Toledo, su ciudad natal, cerrando así finalmente ese capítulo de la historia.

Porque se lo merecen, ahí recupero uno de los temas que dieron a conocer a la banda.

Y para los que os hayáis quedado con las ganas de verlos en directo, a continuación, rescatamos un vídeo de su concierto en la Sala Canciller de Madrid del año 1991 en el que interpretan “Guerrero de la vida”, también incluido en aquel debut.

BONUS TRACK.

11. BARON ROJO. “Travesía urbana” (No va más, 1988)

Cerrando la década de los ochenta soy consciente que muchos de vosotros no me perdonaríais que olvidara mencionar qué fue de la carrera de BARON ROJO en esta segunda mitad de la década. Bien, pues lo cierto es que esta segunda mitad marcó el declive de la formación con la publicación de una serie de discos que no hicieron otra cosa que demostrar que la creatividad y la cohesión de la banda se iba extinguiendo.

Así, en 1987 lanzaron aquel “Tierra de nadie” que ya despuntaba con temas algo poperos y bastante alejados de los buenos tiempos de la banda. Claro ejemplo de ello fueron los singles “Pico de oro” o “Señor inspector”. Se salvó, eso sí, la gran balada “Tierra de nadie” y la furiosa “Sombras en la noche” en la que Carlos de Castro todavía era capaz de lucirse con su aguda voz.

A continuación, le siguió “No va más”(1988), que como su propio nombre indica, fue un nuevo intento por exprimir un limón que ya casi no daba más de si. Se perdía ya casi toda la esencia de BARON y apostaban por una línea compositiva que pretendía ser comercial. Su single de presentación fue “Travesía urbana” y, junto a la balada “Mil años luz”, es de lo poco que se salvaba de ese disco.

Barón Rojo – No va más

 

Por último, llegó “Obstinato”(1989), que diría yo que fue poco más que anecdótico y que marcó el punto final de la mágica formación compuesta por Sherpa, Hermes y los hermanos De Castro. Eso si, haciendo honor a la verdad, debo decir que hay un par de temas a los que guardo especial afecto y sé que alguien que probablemente lea esto lo sabrá apreciar porque son dos temas que hemos festejado mucho y siempre nos traen buenos recuerdos. Estoy hablando de los vacilones temas “Tren fantasma” y “Paraíso terrenal”, tema este último que ya fue grabado en una versión algo más descafeinada (si cabe) y que apareció en el disco “Con cierto secreto” publicado por la academia Rock-Servatorio (podéis escuchar esa curiosa versión aquí).

En adelante, y hasta la fecha, serían los hermanos quien mantendrían a flote BARÓN ROJO, publicando discos regularmente desde 1992 con “Desafío” hasta 2012 con “Tommy Baron” y manteniendo de forma ininterrumpida su actividad en directo hasta la actualidad. Hoy día, BARÓN ROJO son los mismos hermanos De Castro acompañados del batería Rafael Díaz y el bajista José Luís Morán, quien ya formó parte es su tiempo de la banda madrileña ESFINGE.

Este 2021 BARÓN ROJO tiene pensado dar por cerrada la historia de la banda completando su gira de despedida “El último vuelo” que se supone que culmina el próximo 28 de diciembre de 2021 en Madrid. Digo “se supone” porque en la misma web oficial del grupo ya está anunciada gira por Latinoamérica para noviembre de 2022 así que, bueno, ya veremos en qué queda esta supuesta despedida.

Marcel·lí Dreamevil.